Medios de comunicación

Los medios de comunicación, por su capacidad de difusión, son un actor fundamental en el cambio hacia la sostenibilidad. Desde los medios se puede informar y sensibilizar sobre la necesidad de actitudes más respetuosas con el medio ambiente. 

Desde Ecología y Desarrollo queremos que esa labor os resulte más sencilla y os ofrecemos consejos para que los difundáis.

Consejos de ahorro de agua para radios:

  • ¿Qué haces cuando quieres ahorrar en tu consumo de alimentos o productos de limpieza? Vas al super, miras los precios, vigilas si suben o bajan y buscas alternativas. El ahorro de agua parte del mismo y básico paso: conocer nuestro consumo, compararlo con la media por habitante y día y vigilar su evolución. En España la estimación del consumo diario doméstico por habitante es de 149 litros (INE Último dato publicado, 27 junio 2011: Consumos Año 2009), mientras que el consumo eficiente se sitúa en unos 100 litros. La comunidad que se sitúa a la cola es Cantabria con 180 litros por habitante y día. A la cabeza de ahorro tenemos a los hogares de País Vasco y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla (126 litros por habitante y día) y en Illes Balears (127). Para asumir tu compromiso con el agua, empieza por el principio: descubre tu consumo y compáralo con la estimación considerada como eficiente. 
  • El ahorro de agua se basa en una sabia combinación de cambio de hábitos y uso de tecnologías. Tan importante es que cierres el grifo mientras te cepillas los dientes o te enjabonas las manos, como instalar dispositivos ahorradores en tus grifos y sanitarios. Son baratos, fáciles de instalar y consiguen un importante ahorro de agua. Un aireador o perlizador, por ejemplo, incorporando aire al chorro de agua, reduce el consumo hasta en un 50% sin ningún perjuicio para el usuario.
  • El 65% del uso de agua dentro de la casa tiene lugar en el baño. Prepararnos para ahorrar en esta parte del hogar requiere seguir tres pasos básicos: reparar las fugas, cambiar de hábitos e introducir cambios tecnológicos. Un inodoro con una fuga, por ejemplo, puede gastar 200.000 litros al año. Utilizarlo como papelera supone un gasto inútil de entre 9 y 10 litros. Bañarse en lugar de ducharse incrementa el gasto en un 150% incluso más. Si ya has cambiado tus hábitos, ve más allá. Instala dispositivos ahorradores en ducha, grifos e inodoro. ¿Sabías que la incorporación de un reductor de caudal en las tuberías de la ducha reduce a la mitad tu consumo? Infórmate. Un pequeño gesto, supone un gran ahorro.
  • El 10 % del consumo de agua en el hogar tiene lugar en la cocina. Aunque parezca mentira, cocinar o fregar los platos puede suponer un derroche importante de agua. Si lo hacemos con un poco de cabeza podemos convertirlo en elemento clave de ahorro.
    En nuestra cocina aguarda un montón de vasos y platos sucios. Si tenemos lavavajillas, debemos llenarlo por completo antes de usarlo y emplear la tecla de media carga solamente cuando tengamos mucha prisa. Si todavía fregamos los platos a mano, es fundamental no hacerlo con el grifo abierto y, a ser posible, utilizando una pila para enjabonar y otra para aclarar. Gestos tan sencillos como éstos pueden reportarnos un importante ahorro.
  • Para la mayoría, de nosotros la lavadora es un electrodoméstico de uso cotidiano. Lo que quizá todos no sepáis es que un acto tan habitual como hacer la colada, supone un 20% del consumo de agua doméstico.
    En el ABC del ahorro de agua, encontramos algunas pistas que pueden sernos muy útiles a la hora de hacer la colada:
    Para empezar, utilizaremos la lavadora cuando esté llena y emplearemos la tecla de media carga sólo cuando tengamos mucha prisa. El programa de media carga permite ahorrar agua y energía pero el consumo aumenta en un 30% frente al de una lavadora llena.
    Ajustaremos la dosis de detergente según la dureza del agua. La dosis recomendada suele estar incluida en los envases de los detergentes. Si no es así, consulte en la empresa municipal de agua y actúe en consecuencia. El número de contacto de la empresa debería estar incluido en su factura.
  • Si vas a estrenar o renovar electrodomésticos, elije aquéllos certificados como eficientes. Según la etiqueta ecológica europea por la que se establecen y certifican los criterios ecológicos de estos aparatos (consumo de agua, eficiencia energética, prevención de un consumo excesivo de detergente, reciclado, emisiones sonoras, eficacias del lavado y del secado), un lavavajillas eficiente de 10 cubiertos no debería consumir más de 15.5 litros de agua por ciclo.
    Una lavadora eficiente, por ejemplo, no debería consumir más de 12 litros de agua por kilogramo de ropa en el ciclo normal de algodón a 60ºC, es decir, 60 litros por ciclo para una lavadora de 4 kg de capacidad.
  • ¿Tienes coche? La solución más eficiente para su limpieza es acudir a una estación de lavado. El consumo: 35 litros frente a los 500 gastados con una limpieza manual con manguera sin corte automático. Además, en buena parte de los autolavados se han instalado sistemas que permiten reciclar el agua. En caso de que no pueda recurrir a un lavacoches, el uso de un cubo y una esponja también permite ahorrar agua. Gastaremos unos 50 litros por limpieza. En cualquier caso, limpiar el coche una vez al mes es más que suficiente.  
  • ¿Tienes jardín? La selección de las especies que formarán parte de él y la elección del sistema de riego de las mismas será fundamental para no derrochar agua.
    En primer lugar, toma en consideración a las plantas autóctonas. Resisten muy bien a la sequía y no necesitan tanta agua.
    Reduce las zonas de césped. Éste es el gran consumidor de agua en los jardines modernos: del orden de 6 litros por metro cuadrado y día durante los meses de verano en las zonas interiores de España. Puedes sustituirlo por plantas tapizantes, árboles o arbustos, cuyas exigencias de riego son mucho menores.
    También puedes recubrir superficies del jardín con materiales como piedras, gravas o cortezas de árbol. Es una de las técnicas más eficaces para reducir pérdidas de agua por evaporación, al tiempo que se logra un agradable efecto estético.
    La agrupación de plantas según sus necesidades de agua permite regarlas con más eficiencia. Si las que necesitan más agua están juntas, no deberás regar tanto las otras zonas.
  • La llegada del calor desata el uso de aparatos de aire acondicionado. El número de hogares con este tipo de sistemas se ha incrementado más del 50% en los últimos 10 años.
    Teniendo en cuenta que el enfriamiento se realiza utilizando agua o aire para condensar, del uso que le demos también dependerá nuestro ahorro de agua.
    Ahí van unos consejos para mejorar la eficiencia de su sistema de aire acondicionado:
    -Use, en la medida de lo posible, doble vidrio o vidrios especiales para lograr un buen aislamiento
    -No mantenga una diferencia de temperatura superior a los 10 ó 12 grados entre la temperatura exterior y la que se produce en el interior con aire acondicionado.
    -Limpie o reemplace los filtros periódicamente y ocúpese regularmente de la limpieza de la bandeja de drenaje.
  • Los buenos hábitos y el uso de tecnologías son fundamentales para que el agua no se escape por nuestro inodoro.
    En primer lugar, averigua si tiene alguna fuga. Un inodoro con una fuga puede gastar 200.000 litros al año.
    Recuerda, además, que el inodoro no es una papelera. No viertas por el desagüe grasas, plásticos, colillas de cigarro, toallitas desmaquillantes o bastoncillos para las orejas. Al hacerlo, incrementas el coste y calidad del proceso de depuración y pones en peligro la salud de las tuberías.
    La tecnología pone también a nuestra disposición interesantes dispositivos de ahorro. El uso cisternas de doble descarga o la incorporación de mecanismos de interrupción de la descarga, nos permitirán ahorrar casi un 50 % del agua que se va por el inodoro.
  • Ahorrar agua es un poco más fácil si damos el paso de introducir en nuestros baños y cocinas cambios tecnológicos.
    Aireadores, reductores de caudal o grifos eficientes, nos permiten ahorrar gran cantidad de agua a través de un pequeño gesto.
    Podemos comprarlos en cualquier ferretería, son fáciles de instalar, son baratos y resultan de lo más eficiente.
    Por ejemplo, un reductor de caudal instalado en la entrada de los cabezales de la ducha, permite reducir el consumo inicial de 20 litros por minuto a 10 litros por minuto. O lo que es lo mismo, reduce el consumo de una ducha de 5 minutos de 100 a 50 litros.
    Si vas a cambiar la grifería de tu casa, infórmate. Apuesta por dispositivos ahorradores.

Consejos de ahorro de agua para prensa:

  • Controla el consumo a través de la factura. Es el 1er. paso para ahorrar agua. 110 litros por persona y día se considera adecuado.
  • Ahorra agua modificando tus hábitos de consumo e incorporando tecnologías ahorradoras.
  • Cambia tus hábitos de consumo, cerrando el grifo mientras te enjabonas, te afeitas, te duchas o te cepillas los dientes. Si te bañas en lugar de ducharte incrementas el gasto de agua en un 150 %.
  • Instala dispositivos ahorradores en ducha, grifos e inodoro. Porque el 65 % del uso de agua dentro del hogar tiene lugar en el baño y si incorporas un reductor de caudal en la ducha disminuirás a la mitad su consumo.
  • Instala perlizadores en los grifos y reducirás su consumo hasta en un 50 %. Estos dispositivos mezclan aire con el agua, incluso cuando hay baja presión, sin peder calidad de uso.
  • Repara las fugas de agua. Por ejemplo, un inodoro con una fuga puede desperdiciar 200.000 litros al año. Una gota por segundo son más de 10.000 litros al año.
  • No emplees el inodoro como una papelera. Su mala utilización supone, cada vez, un gasto inútil de entre 9 y 10 litros de agua.
  • Si friegas los platos a mano, es fundamental que no dejes el grifo abierto al enjabonarlos y, a ser posible, utiliza una pila para enjabonar y otra para aclarar.
  • Utiliza la lavadora sólo cuando esté llena, escogiendo los ciclos más cortos. Un acto tan habitual como hacer la colada, supone un 20 % del consumo de agua doméstico.
  • Sustituye el sistema de descarga del inodoro por uno de doble descarga, o por otro de pulsador con interrupción voluntaria de descarga. Este acto puede traducirse en un ahorro de 40.000 litros al año.
  • Elige electrodomésticos eficientes. La etiqueta ecológica europea por la que se certifican los criterios ecológicos de estos aparatos establece que un lavavajillas eficiente de 10 cubiertos no debería consumir más de 15.5 litros de agua por ciclo.
  • Elige electrodomésticos eficientes. Una lavadora eficiente no debería consumir más de 12 litros de agua por kg. de ropa en el ciclo normal de algodón a 60ºC; es decir, 60 litros por ciclo para una lavadora de 4 kg de capacidad.
  • Limpia tu coche en una estación de lavado. Gastarás 35 litros frente a los 500 utilizados en una limpieza manual con manguera sin corte automático. Además, en buena parte de los autolavados se han instalado sistemas que permiten reciclar el agua.

Consejos de ahorro de agua en oficinas:  

Además de la gran capacidad de movilización que tienen los medios de comunicación también deben ser ejemplo en su gestión ambiental, por eso os mostramos algunos consejos para conseguir que vuestra oficina sea más eficiente.

Consejos de ahorro en las oficinas

Pincha sobre la imagen para ver los consejos.
[VER]

 

 

 

En la Librería virtual Ecología y Desarrollo - ECODES – Librería Cálamo encontrarás más públicaciones de materias relacionadas con la ecología y el desarrollo sostenible.

 
Comentarios y reacciones