inicio : especiales : Reflexiones sobre la crisis: es necesario un cambio de modelo

Reflexiones sobre la crisis es necesario un cambio de modelo

Las múltiples caras de la crisis

La crisis económica ha sido objeto, en los dos últimos años, de numerosos análisis y reflexiones, se han intentado analizar las causas y buscar posibles alternativas, se ha hablado de refundar el capitalismo, de hacer paréntesis en las leyes del mercado…  Sin embargo, hasta ahora poco se ha hecho, los acuerdos internacionales se han limitado prácticamente, a la intervención financiera de los distintos gobiernos, y con escasa coordinación. Ni siquiera se han producido avances sustanciales en la lucha contra los paraísos fiscales.

Se ha hablado mucho de la crisis y se seguirá hablando, porque el impulso reformista de los primeros momentos ha tenido tan poco recorrido que no está claro que vaya a servir para garantizar por un tiempo (hasta la próxima crisis) la estabilidad de los mercados internacionales. La permanencia de la mayoría de los factores que generaron la crisis, la dificultad para crear empleo en EEUU, o la inestabilidad del sistema monetario basado en un dólar débil, son el contrapunto al optimismo generado por la incipiente recuperación económica en los países industrializados.

Los dirigentes políticos hablan de crisis sistémica, pero no actúan en consecuencia. Pretenden resolverla sin cambiar el sistema, volviendo a entrar en la misma espiral de producción-consumo, que ha contribuido a la generación del colapso financiero en EEUU (con su posterior proyección al resto del mundo) y que resulta totalmente insostenible no solo desde el punto de vista ecológico (tanto por la contaminación que genera como por el consumo desmesurado de materias primas) sino también desde el social, incrementando las desigualdades, la pobreza y la marginación.

Esta crisis, como todos los fenómenos complejos, es multicausal, pero sobre todo es una crisis política. Ha fracasado el modelo neoconservador de gobierno de la globalización económica, tanto en sus instituciones de control como en las premisas sobre las que se ha sustentado. Es el fracaso de la capacidad de autoregulación del mercado, de la prevalencia de éste sobre la política, y solo recurriendo a la política, a la definición de unas nuevas bases para una economía mundial supeditada al desarrollo humano, se podrá encontrar una solución estructural a la crisis.

Pero no se ven en el horizonte los brotes verdes del nuevo modelo que nos hagan pensar que la alternativa está en camino. Cuando todavía no se ha consolidado la recuperación económica, los bancos de Wall Street (Morgan Stanley, JP Morgan…) vuelven a los bonus récord que incentivaron el colapso financiero. Los banqueros sacan pecho, nadie es capaz de defender modelos distintos al suyo, se consideran la columna vertebral de la economía y reivindican la vuelta a las retribuciones astronómicas que han tenido estos años.  No solo no estamos reformando el sistema sino que estamos a punto de perder también la batalla de las ideas, de los valores.

 El Gobierno de España no es una excepción en el panorama internacional, no solo no  entra en los problemas de fondo de la crisis sino que ni siquiera se plantea una  intervención decidida en los más evidentes. El sistema financiero español, que ni es tan sólido como nos habían dicho, ni ha sido capaz de dinamizar la economía a pesar de la inyección de capital recibido, requeriría algunas reformas, entre las que no hay que descartar la presencia de una banca pública que garantice la financiación de la economía real.

Es cierto que Zapatero ha impulsado la Ley de Economía Sostenible (que puede ayudar a homologar nuestro modelo productivo al de los países europeos más avanzados), pero esta ley debería haberse promulgado hace años, no está motivada por la crisis actual ni responde a los retos que ésta nos presenta.

También son múltiples los efectos producidos. Mientras en las sociedades industrializadas los sistemas financieros han recibido enormes cantidades de dinero público (sin que éstas hayan servido de ayuda a los colectivos más afectados por la situación económica), en el tercer mundo aumenta los millones de personas sometidas a la pobreza más extrema. Los países ricos, que han destinado cientos de miles de millones de dólares para salvar a los bancos, se niegan a aportar los 44.000 millones al año que pide la FAO para salvar a los 17.000 niños que mueren de hambre al día.

No nos podemos olvidar de la crisis, hay que  seguir hablando de ella, profundizando en sus causas, diseñando alternativas. Este boletín es una contribución en esa dirección, en él se analizan desde diferentes perspectivas los orígenes y repercusiones de la crisis, sus artículos nos permiten conocer un poco mejor las múltiples caras de ese fenómeno tan complejo y temible para cientos de millones de personas.

Pero no basta con hablar, también hay que actuar, no nos podemos desanimar por la magnitud del problema o esperar a que otros tomen la iniciativa. Hay que presionar a las instituciones, a los políticos, a los dirigentes de las organizaciones sociales, hay que evitar que las reformas se queden en meras medidas cosméticas.

Defender a la humanidad de las consecuencias de una crisis como la actual requiere revisar, no solo los procedimientos de control del sistema financiero, sino también el papel del FMI y el BM en la regulación del mercado mundial y el del dólar como moneda de referencia; hace falta democratizar la toma de decisiones económicas, cambiar las relaciones comerciales entre países ricos y pobres… Y hace falta lo que sin duda es lo más difícil, lo que ninguna ley puede garantizar: un cambio cultural que evite el delirio consumista.

Enrique Tordesillas


   
  Artículos de opinión:
 
 

La raíz de la crisis. Lecciones ineludibles para salir de la misma.

Rodolfo Benito Valenciano - Secretario Confederal de Estudios de CCOO - Presidente de la Fundación 1º de Mayo

Lo que comenzó como una crisis hipotecaria y crediticia, se propagó muy rápidamente a través de un sistema financiero no regulado, se ha convertido en una crisis económica a escala mundial con repercusiones demoledoras para el trabajo y el crecimiento económico.

Pero los orígenes de la crisis no solo tienen que ver con un sistema financiero no regulado o con los desequilibrios del modelo de globalización, siendo estas dos cuestiones enormemente importantes, sino también con los fallos del mercado y es muy necesario subrayar igualmente, el aumento de los desequilibrios sociales y económicos, la insuficiencia y en no pocos casos nulo gasto social y una erosión de los derechos de los trabajadores, prácticamente desde hace dos décadas, que ha venido acompañado de un debilitamiento del derecho del trabajo.

Estamos por tanto ante una crisis de modelo. Pues ha sido el modelo neoliberal lo que se ha venido abajo, el fracaso del fundamentalismo del mercado y el endeudamiento financiero como factor de expansión acelerada.

[ Ver el artículo completo ]

     
     
 

Francisco de la Fuente Gómez

La crisis y su versión española. Tres visiones.

Francisco de la Fuente Gómez - Economista

1. La faceta financiera

Todos hemos visto el desarrollo de la crisis financiera que desde finales de 2007 va carcomiendo la solidez de los bancos americanos primero y de una buena parte del Sistema financiero mundial después.

Las explicaciones, desde las más divulgativas a las más académicas, desvelan el fracaso de todo el escaso entramado regulador y de control y la quiebra de la confianza en unas agencias calificadoras (Moody´s, S&P, etc.) que no se la merecían y que situaron en su mejor nivel el riesgo a entidades que quebraban a los pocos días, o si no lo hacían era por la intervención de las Autoridades, y que ahora aplican un rigor sin límites a los Estados.

La paralización de los mercados interbancarios y la ruptura de los canales de financiación de muchas entidades, además de las pérdidas por valoración de activos, llevó a la necesidad de intervenciones masivas, como nunca habíamos visto, de las Autoridades monetarias de USA, UK y de casi toda Europa para salvar los respectivos Sistemas Financieros.

[ Ver el artículo completo ]

     
     
 

La crisis ecológica y la económica: dos caras de una misma moneda

Olga Conde y Mariano Mérida - Físicos. Asociación Naturalista de Aragón.

La profunda crisis económica de 2008 que se prolonga durante 2009 y de la que aún nadie conoce el final, responde a una crisis que, tal como vienen a afirmar diferentes expertos en economía, está relacionada con nuestros modos de producir, consumir y vivir en el llamado mundo desarrollado. No sólo es una crisis económica sino una crisis ecológica y social e incluso algunos expertos plantean que se trata de una crisis de civilización.

El ser humano, a través de la economía industrial, se ha convertido en el consumidor dominante en la mayoría de los ecosistemas terrestres de la Tierra. Desde el siglo XVIII se ha transformado el 45% del territorio del planeta y hemos olvidado nuestra dependencia de la naturaleza.

[ Ver el artículo completo ]

     
     

Crisis empresarial

Jesús Morte Bonafonte - Presidente de la Confederación de Empresarios de Aragón (CREA)

Dos años ya de crisis sobre nuestras espaldas nos permiten analizar con cierta perspectiva sus consecuencias, que en el ámbito empresarial están siendo demoledoras. El hundimiento de la demanda nacional y mundial, unido a las en demasiadas ocasiones insuperables dificultades para acceder a financiación y a la caída del sector de la construcción, que había sido motor de la economía española en los años previos, se están traduciendo en la desaparición de miles de empresas.

Las cifras son claras. Así, según los datos de la Seguridad Social, de diciembre de 2007 a noviembre de 2009, España ha perdido 129.574 empresas, 3.227 en Aragón. Sumado a ello, las sociedades creadas han descendido más del 30% en términos interanuales.

[ Ver el artículo completo ]

     
   

 

Carmelo Javier Asensio Bueno

¿Cambio de modelo productivo?

Carmelo Javier Asensio Bueno - Economista de CCOO Aragón

Cambiar el modelo económico hace tiempo que forma parte de las ideas fuerza que circulan en el debate económico. Los mismos economistas críticos lo hemos argumentado, con puntos de vista diversos, en numerosas ocasiones. Y tampoco es difícil encontrar economistas clásicos o del establishment que comparten esta opinión. Hasta cierto punto, el consenso no es difícil de alcanzar. Sólo los muy ciegos o muy dogmáticos (o los que simplemente efectuaban previsiones a base de extrapolar series numéricas) pueden ignorar los problemas estructurales de la economía. Los que la crisis global ha dejado al descubierto: dependencia  insostenible del binomio construcción-crecimiento ilimitado, desequilibrio persistente de la balanza comercial, fuerte endeudamiento de las familias y las empresas, insostenibilidad ambiental y un  proceso de destrucción masiva de puestos de trabajo fruto de un mercado laboral precarizado con excesiva temporalidad y bajos salarios.

[ Ver el artículo completo ]

     
     

Crisis: consecuencia de los desequilibrios globales

Javier Lázaro - Director de la Fundación Paz y Solidaridad

Después de anunciar pérdidas por valor de 21.000 millones de euros, el Presidente de Merril Lynch, empresa dedicada a prestar servicios en los mercados de capital, ocultó 3.000 millones de euros en primas a sus ejecutivos, incluyendo 27 millones para él mismo. Esto ocurría mientras Merril Lynch estaba siendo vendida al Bank of America por un total de 31.000 millones de euros, que a su vez había comunicado unas pérdidas de “exactamente” 31.000 millones y cuyo director general se pagó a sí mismo 19, 5 millones de euros el año pasado.

Poco tiempo después de ser rescatado por el Gobierno de Estados Unidos con una inyección de 35.000 millones de euros, el Bank of America celebró una reunión para coordinar la oposición a las propuestas que se estaban llevando a cabo para facilitar el reconocimiento sindical en Estados Unidos. En dicho encuentro, el director general de la empresa Home Depot (dedicada al comercio minorista de artículos del hogar y la construcción), afirmó que sería el fin de la civilización, tal y como la conocemos, si sus empresas tuvieran que negociar con los sindicatos. Se trata de la misma Home Depot que despedía a 7000 empleados a primeros de 2009 mientras pagaba a su anterior director general 195 millones de euros de indemnización.

[ Ver el artículo completo ]

     
     

Acción social, inserción laboral y crisis

Eva Mª Pérez Catalán - Trabajadora de un proyecto de inserción laboral en Zaragoza

¿Crisis?

Los que hemos tenido la inmensa suerte de no sufrir la dichosa crisis en carne propia, estamos ya cansados, saturados; tenemos incluso la tentación de pensar y hasta decir a veces que no ha sido para tanto, que la gente sigue consumiendo, los centros comerciales están llenos, los bares a tope,…
Vemos y oímos en los medios de comunicación noticias sobre EREs; cierre de empresas; problemas en las entidades financieras; y lo que más nos puede tocar de cerca: el dramático incremento del desempleo.

Todos conocemos a alguien al que “le ha tocado”. Alguna familia afectada por el paro en uno o más de sus miembros, que está pasando por dificultades para afrontar el pago de la hipoteca, o para mantener el ritmo de vida al que nos hemos acostumbrado en los últimos tiempos.

[ Ver el artículo completo ]

     
     
 

 

 

  Documentos y enlaces
 
 

» Informe económico de CREA

[ VER documento ]

   
 

» Fundación de las Cajas de Ahorros (FUNCAS) - Indicadores y previsiones

[ VER indicadores y previsiones ]

     
 

» Banco de España - Boletín mensual

[ VER boletín ]

     
 

» WEB de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE)

[ VER web ]

     
 

» WEB de la Fundación 1º de Mayo

[ VER web ]

     
 

» WEB de la Fundación Paz y Solidaridad

[ VER web ]

     
 

» WEB de la Fundación Sindical de Estudios

[ VER web ]

     
 

» WEB del Observatorio de la Responsabilidad Social de las Empresas, dependiente de la Secretaría de Acción Sindical de la Comisión Ejecutiva Confederal de la Unión General de Trabajadores, UGT.

[ VER web ]

     
 

» WEB de NEF (the new economics foundation)

[ VER web ]








Ecología y Desarrollo
Plaza San Bruno, 9 · 50001 Zaragoza · España Tel: + 34 976 29 82 82 · Fax: +34 976 20 30 92