Información para los consumidores

El cambio climático es un problema ambiental global aceptado por la comunidad científica, por la mayor parte de los gobiernos, y por casi todos los ciudadanos. Todas las encuestan muestran como la preocupación por el cambio climático ha ido creciendo progresivamente. Sin embargo los ciudadanos consumimos cada vez más energía, generamos más gases de efecto invernadero, y por tanto, estamos agravando cada vez más el calentamiento global. Por tanto, para frenar el cambio climático, los ciudadanos y los consumidores tenemos un papel muy importante junto a los gobiernos y las grandes empresas.

El papel de los consumidores frente al cambio climático

La importancia del papel de los consumidores en la prevención del cambio climático viene dada por el hecho de que, a la hora de comprar cualquier producto, tenemos en nuestra mano la capacidad de elegir la opción que más respete el clima, que menos emisiones de carbono genere tanto en su fabricación como durante el uso que vayamos a hacer de él.
 
Pero los consumidores tienen un poder todavía mayor que aprovechar, ya que pueden hacer de palanca para modificar la actuación de las empresas. La voz de los consumidores es uno de los mecanismos más rápidos para estimular a los cambios en las empresas y en los productos que fabrican. Efectivamente, si como consumidores optamos a la hora de comprar por aquellas marcas que más atención muestran hacia el cambio climático, estaremos mandando una señal que puede tener un efecto muy rápido, ya que otras empresas tratarán de imitarlas para conseguir su éxito.
 

Información para un consumo responsable con el clima

Una de las principales dificultades que tenemos los consumidores para actuar responsablemente es la falta de información. De hecho una gran parte de consumidores ya están concienciados frente al cambio climático y le gustaría poder obrar en consecuencia, pero en muchas ocasiones no saben cómo hacerlo. Por otra parte, algunas empresas están actuando responsablemente y están trabajando de una manera cada vez más cuidadosa con el clima, pero no siempre son reconocidas y recompensadas por ello.
 
El proyecto “Piensaenclima” trata de solucionar esta falta de información para facilitar que consumidores y empresas colaboren en la acción frente al cambio climático.
 
Piensaenclima ha seleccionado a las mayores empresas por ventas en cinco sectores de consumo (distribución de alimentación, teléfonos móviles, textil y moda, electrodomésticos y ordenadores personales) y les ha otorgado una puntuación de de 0 a 100 según sus políticas de cambio climático.
 
El análisis da un resultado para cada empresa, lo que nos ha permitido destacar a las empresas que más atención prestan al cambio climático, y señalar a aquellas que tienen más camino por recorrer. Porque además pensamos que el análisis de Piensa en clima ofrece en si mismo algunas pautas para las empresas que quieran mejorar.
 
Como consumidor tienes el poder de apoyar a las empresas que se esfuerzan en reducir sus emisiones de carbono, y de evitar a las que no hacen nada por este problema. Y por su parte las empresas tienen la capacidad de mostrar cómo están liderando el cambio hacia un comportamiento que tiene en cuenta el cambio climático, y de arrastrar a otras empresas a seguir este camino. www.piensaenclima.org