La reforma de la Constitución Española debe incluir el desafío del cambio climático

Viernes 26 de Febrero de 2016

Lo primero es lo primero

 

Las negociaciones sobre la reforma constitucional deben incorporar el mayor desafío que tiene la humanidad: la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático.

 
En estos momentos de conversaciones, documentos y propuestas a consensuar, los representantes políticos deben tener claras las prioridades que el planeta en su conjunto, y España como parte del mismo, deben abordar.
 
Desde ECODES percibimos con satisfacción cómo los temas referentes al cambio climático y la imprescindible reforma energética se van haciendo hueco en los distintos documentos de unos y otros. Sin embargo, creemos que el desafío que supone hoy la sostenibilidad del planeta, como se concluyó en la Cumbre de París, obliga a ser más ambiciosos y a poner en marcha políticas innovadoras, audaces y transversales en esta materia.
 
Estas políticas deben incluirse como un criterio determinante en todas las áreas de trabajo de un gobierno, no pudiendo quedar ninguna de ellas al margen de la consideración de que el cambio climático dibuja un nuevo escenario y que todas las herramientas deben ser puestas a trabajar en esa dirección. Incentivos económicos, instrumentos financieros, políticas públicas que incluyan el territorio, la agricultura, la ganadería, la industria, el urbanismo, etc., deben ser concebidas en el escenario actual de cambio climático y deben ayudar a dar el giro que el planeta necesita. 195 Estados, entre ellos España, se comprometieron a ello en París.
 
Aunque las leyes por sí solas no arreglen los desafíos actuales, no por eso deben ser dejadas de lado. En nuestro país, en la medida en que el debate público sobre la reforma de la Constitución ya está iniciado, y que es un proceso complejo y difícil de repetir en una misma generación, ECODES cree que es el momento oportuno para una reflexión sobre la inclusión en la Constitución Española de las preocupaciones sobre la sostenibilidad global, con especial énfasis en el cambio climático y en las consecuencias de la desigualdad, fenómenos estrechamente relacionados.
 
En el actual modelo de convivencia, regido por derechos, deberes, libertades y principios constitucionales, si queremos que la Constitución continúe expresando nuestras aspiraciones de futuro, cualquier debate sobre una posible reforma está obligado a plantearse, al menos, los siguientes elementos de reflexión: cuáles son los derechos reconocidos por la Constitución, quiénes son los titulares de esos derechos y libertades, el lugar del ejercicio de los derechos  que se reconocen, el contenido mínimo de los mismos, los deberes correlativos a cada uno de ellos, así como las garantías jurídicas y políticas para su defensa.
 
En lo referente a medio ambiente, el artículo 45 de la Constitución, al limitarse  a reconocer “el derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de la persona”, resulta hoy insuficiente para los retos que el planeta tiene planteados. Las estrategias conservadoras del medio ambiente o reactivas son hoy casi unánimemente consideradas insuficientes para afrontar desafíos como el del cambio climático. Los desafíos ambientales son de tal magnitud que no admiten soluciones sencillas ni inmediatas, sino que exigen respuestas múltiples y sostenidas en el tiempo, ya que no se trata de evitar o reparar unos u otros “daños medioambientales”, sino de prever cómo deseamos que sea el ecosistema en que vivan las futuras generaciones.
 
Para ECODES, en la medida en que la Constitución quiera volver a ser un proyecto de futuro para los españoles, es imprescindible que refleje ese pacto intergeneracional y sitúe el medio ambiente en el lugar prioritario que reclaman muchos ciudadanos de hoy, y merecen todos los de mañana.
 
Las propuestas medioambientales  de  ECODES para una reforma constitucional se pueden sintetizar en tres puntos:
 
  1. El  título sobre derechos y deberes constitucionales debe aunar el progreso social, el económico y el ambiental, asumiendo así el principio de sostenibilidad.
     
  2. El derecho a un medio  ambiente sano y equilibrado debe contemplarse como uno de los derechos fundamentales, con el mismo nivel que corresponde a los derechos y libertades reconocidos en la sección primera del capítulo segundo del título “De los derechos y deberes fundamentales”.

    Este reconocimiento  supondría que el derecho fundamental al medio  ambiente tenga un contenido esencial que ninguna ley pudiera ignorar, así como las máximas garantías constitucionales, facilitándose el acceso al recurso de amparo, lo que favorecería que el Tribunal Constitucional pudiera establecer una doctrina suficiente sobre este  contenido esencial.
     
  3. Un medio ambiente sano y equilibrado exige un régimen claro y exigible de deberes de los ciudadanos. Por ello ECODES propone que en la Constitución se asuman como objetivos colectivos la transición hacia un modelo energético eficiente y renovable y la lucha contra el cambio climático, para la consecución de un medio ambiente ecológicamente equilibrado, y para ello se prevea el correspondiente régimen de deberes de los ciudadanos.
 
El artículo 135 de  la Constitución, tras la reforma de 2011, impone a todas las Administraciones Públicas la adecuación de sus actuaciones al principio de  estabilidad presupuestaria, estableciendo límites al volumen de deuda pública. Sin embargo el propio artículo establece que los límites que se derivan de tan rigurosas exigencias pueden  “superarse” en determinadas circunstancias, siempre que tales circunstancias  “perjudiquen considerablemente (….) la sostenibilidad  económica y social del Estado”. Es una norma de 2011 y sigue faltando la referencia a lo ambiental. ¿No debería contemplarse, entre las causas de superación de los límites, la conjunción de “la sostenibilidad económica, social y ambiental”, por la que, en todo caso, debería apostar la reforma de la Constitución? Este podría ser un buen ejemplo de cómo la Constitución podría asumir la responsabilidad que España tiene en el desafío global de la sostenibilidad.
 
La propuesta completa de reforma constitucional elaborada por ECODES puede consultarse en: http://bit.ly/propuestas-reforma-constitucional
 

 

Para más información contacte con:

Cristina Monge: 615.652.558 cristina.monge@ecodes.org
Víctor Viñuales: 636.99.30.56 victor.vinuales@ecodes.org
 
 
Comentarios y reacciones