El frío en verano puede acabar con el clima

Lunes 01 de Agosto de 2016

Los gases fluorados podrían llevar al clima al punto de no retorno, pero existen alternativas.
 

Los gases fluorados están presentes en nuestra casa, en nuestro coche, pero sobre todo, en nuestros supermercados. Y es este sector el que tendrá que realizar mayores esfuerzos en esta transición hacia tecnologías respetuosas con el clima.

Desde ECODES hemos elaborado, junto con la Environmental Investigation Agency (EIA), el Manual del Reglamento sobre gases fluorados en la UE: mantenerse a la vanguardia mientras Europa reduce los HFC, que pretende ser una guía que facilite esta transición.

En 2014 fue adoptado el Reglamento (UE) Nº. 517/2014 del Parlamento Europeo y del Consejo en el que se establece un paquete ambicioso de medidas para reducir las emisiones de hidroflurocarbonos (HFC).  Este reglamento obliga a una reducción gradual de HFCs hacia una tecnología más respetuosa con el  clima, por el bien de toda la sociedad.

¿Qué son los Gases Fluorados?

De todos los gases fluorados los más comunes son los los hidrofluorocarbonos (HFCs). Los HFCs son empleados como sustancias refrigerantes por lo que los encontramos en sistemas de refrigeración y aire acondicionado, bombas de calor, como agentes espumantes, en extintores de incendios, como propelentes en aerosoles y en disolventes.

Los gases fluorados comenzaron a usarse a principios de los 90 para sustituir a las sustancias que agotan la capa de ozono.  Sin embargo, si bien no atacan la capa de ozono, son gases de larga permanencia en la atmósfera, por lo que contribuyen  al denominado “efecto invernadero” y con ello, a agravar los efectos del cambio climático. Son gases con un elevado potencial de cambio climático (GWP, por sus siglas en inglés).

En ECODES pensamos que debemos aprovechar la nueva normativa europea para para alcanzar los objetivos fijados dentro de las políticas climáticas europeas y contribuir a un posicionamiento a nivel nacional que tenga en cuenta a todos los sectores implicados sin perder de vista el bien común, que es hacer frente al cambio climático y evitar a toda costa entrar en el “punto de no retorno”.

También somos conscientes de que la conversión a tecnologías respetuosas con el clima para 2030 que impone el Reglamento Europeo sobre HFC representa grandes retos para muchos sectores: fabricantes, instaladores, supermercados, etc. Con estos objetivos, hemos elaborado, junto con la Environmental Investigation Agency (EIA), el Manual del Reglamento sobre gases fluorados en la UE: mantenerse a la vanguardia mientras Europa reduce los HFC  que pretende ser una guía que facilite esta transición.

La transición hacia los refrigerantes naturales es probablemente una de las medidas más efectivas en el lucha contra el cambio climático y es crucial que los sectores implicados la implementen con la mayor rapidez invirtiendo en tecnología sin HFC,  no sólo por razones ambientales, también económicas, ya que el Reglamento tendrá un impacto sobre el comportamiento del mercado europeo y una transición más lenta, debido a la escasez de cuotas,  provocará que los precios de HFCs se disparen.

El Manual del Reglamento sobre gases fluorados en la UE: mantenerse a la vanguardia mientras Europa reduce los HFC ofrece amplia información sobre cómo afectará este reglamento a cada sector y también sobre la tecnología ya disponible, así como recomendaciones para hacer esta transición lo más fácil posible:

 Manual del Reglamento sobre gases fluorados en la UE: mantenerse a la vanguardia mientras Europa reduce los HFC

El capítulo 1 resume de dónde proviene el plan de reducción de HFC y cómo funciona.

El capítulo 2 va destinado a productores e importadores con información relevante sobre asignación de cuotas, etiquetado, informes y  precauciones necesarias en la transporte así como de la obligatoriedad de recuperación o destrucción de HFC-23.

El capítulo 3 ofrece información útil a los fabricantes que se verán especialmente afectados por las disposiciones sobre etiquetado, equipos recargados y las restricciones de comercialización de nuevos equipos.

El capítulo 4 va destinado a los operadores, pues ellos deberán asegurarse del cumplimiento sobre contención y recuperación de HFC y mezclas. Este capítulo explica los nuevos requisitos para el control de fugas, cómo adaptarse a las prohibiciones en el servicio en HFC con PCG elevados (por encima de 2500) a partir de 2020. También incluye información sobre la obligación legal de recuperar HFC así como una serie de recomendaciones para la instalación de nuevos equipos y la gestión segura de los refrigerantes naturales.

El capítulo 5 explica las obligaciones que el Reglamento Europeo supone para los contratistas y mayoristas ya que deberán estar certificados y conocer las obligaciones que afectan a los operadores para garantizar su cumplimento.

Por último, el capítulo 6 resume las responsabilidades de las autoridades nacionales respecto al cumplimento  del Reglamento sobre gases fluorados en la UE, en particular en la supervisión de los agentes implicados.

Os invitamos a leerla y difundirla. 

 

[DESCARGA del PDF: Manual del Reglamento sobre gases fluorados en la UE: mantenerse a la vanguardia mientras Europa reduce los HFC]


Para más información:

Míriam Zaitegui: 675.39.16.38

miriam.zaitegui@ecodes.org

www.ecodes.org

+34. 976.29.82.82

 
Comentarios y reacciones