Ecodes pide un centro de vigilancia para evitar fraudes como el de Volkswagen

Viernes 24 de Marzo de 2017

El gobierno de España debe apoyar la creación de un Centro de Vigilancia del Mercado Europeo destinado A GARANTIZAR AUTOMÓVILES VERDADERAMENTE LIMPIOS Y SEGUROS para evitar fraudes como el de Volkswagen o FIAT, pero también para evitar que las mediciones de emisiones sigan en manos de los fabricantes de vehículos.

En diciembre de 2016 Bruselas abrió un procedimiento de infracción a España por la falta de sanciones a los organismos que homologaron vehículos que no cumplían con la normativa vigente y solicitó al Gobierno inspecciones de vehículos. Resultado de este requerimiento es  el informe sobre el proceso de ensayo llevado a cabo en España para la verificación de las emisiones de vehículos en uso, y que ha sido realizado por el Ministerio de Industria, Economía y Competitividad. Este informe pone de manifiesto que el actual sistema de homologación es ineficaz y facilita el fraude. Es por ello que ECODES insta al Gobierno a posicionarse con países como Francia, en favor de la reforma del actual sistema de homologación de vehículos que propone la Comisión Europea (TAFR, por sus siglas en inglés).

 En este informe se recoge que el Gobierno se comprometió a realizar estudios en 30 vehículos, si bien sólo analizaron 16 modelos alegando problemas de presupuesto.  Según el periódico EL PAÍS, la Comisión Europea no está satisfecha con este documento y amenaza con un segundo expediente. De ser así, la ciudadanía acabaría pagando las multas derivadas de estas infracciones mientras que, por la falta de control a los fabricantes de coches, se ve obligada a respirar un aire contaminado.  Esto no es baladí, ya que según un estudio realizado en Alemania se esperan 1.200 muertes prematuras en Europa sólo por el escándalo Volkswagen.

Teniendo en cuenta que se estima que al menos 29 millones de automóviles y furgonetas que incumplen las normas Euro 5 y 6 están actualmente en uso [Transport & Environment, informe Dieselgate] y mientras que el número de modelos vendidos aumenta a diario sin que las autoridades nacionales responsables de homologarlos tomen medidas al respecto, no es difícil darse cuenta de la gravedad, no sólo ambiental, si no de salud pública, del fallido sistema de homologación de vehículos.  Muchos de estos vehículos altamente contaminantes circulan por las carreteras de España, generando niveles de dióxido de nitrógeno elevados y potencialmente peligrosos, que se considera que son responsables de unas 6.000 muertes prematuras al año en su país.

Y, sin embargo, al Gobierno parece no importarle demasiado. Además de haber realizado un estudio insuficiente de sólo 34 páginas frente a los cientos de páginas de los informes realizados por Alemania y Reino Unido, no aclara qué posición mantendrá en el Consejo de la Unión Europea cuando los Estados Miembros tengan que votar sobre la Reforma que la Comisión Europea propone para revisar el actual sistema de homologación de vehículos que, según el mismo informe realizado por MINECO, todos los vehículos analizados contaminan por encima de lo permitido, algunos utilizan dispositivos de desconexión de medición de contaminantes en determinados rangos de temperatura y los test realizados no permiten la detección de dispositivos fraudulentos como los usados por Volkswagen.

Por estos motivos, instamos al Gobierno español a que adopte, en el Consejo de la Unión Europea, una posición favorable a la reforma propuesta por la Comisión Europea y que apoye, muy especialmente:

  • Asegurar, mediante la creación de un organismo de vigilancia del mercado europeo, controles independientes de vehículos.
  • La creación de una base de datos digital pública con los resultados de estas pruebas.
  • La realización de auditorías a las autoridades de homologación por parte de expertos independientes.
  • La vigilancia del 20% de los nuevos modelos de vehículos en carretera cada año.

Para más información:

Míriam Zaitegui Pérez
Políticas de cambio climático
+34 675 391 638
miriam.zaitegui@ecodes.org
 
 

 

 

 
Comentarios y reacciones