Debemos evitar un Prestige en el Ártico

Viernes 06 de Abril de 2018

Del 9 al 13 de abril se reúne en Londres el Comité de Protección del Medio Marino (MEPC). Este comité aborda, en la sede de la IMO (Organización Marítima Internacional,) cuestiones ambientales dentro del ámbito de competencias de la OMI, especialmente aquellas recogidas dentro del Convenio MARPOL que se ocupa del control y prevención de la contaminación causada por los buques.

 

Antecedentes:

En julio de 2017 este mismo comité, en su reunión 71 -MEPC71- llegó a un acuerdo en torno a la mitigación de los riesgos que supone para el Ártico el fueloil pesado (HFO, por sus siglas en inglés).  La Clean Arctic Alliance,- coalición de 18 ONGs de la que ECODES forma parte-, dio la bienvenida a esta iniciativa consciente de los riesgos que este combustible supone en esta región polar sobre todo ahora que se abren, por el deshielo, nuevas rutas marítimas.

El HFO supone el 80% del combustible marítimo usado en el mundo y el 75% del combustible transportado en la región ártica. Alrededor de la mitad de los buques que lo transportan en esta región polar pertenecen a países ajenos a ella.

La presión que sufre el Ártico es evidente y va en aumento. Los efectos del cambio climático son mayores en este polo que en el sur, lo cual está acelerando su deshielo de forma alarmante.  Ante este drama para las poblaciones y ecosistemas de la región, algunos países no árticos ven una oportunidad para acortar las rutas marítimas existentes y algunos países de la región polar contemplan la posibilidad de explorar recursos hasta ahora inaccesibles. La suma de todo esto es un aumento considerable del riesgo de derrame de HFO, combustible de características muy similares a las del Prestige.

Los HFO ya fueron prohibidos en aguas antárticas por las mismas razones por las que debería prohibirse en el Ártico. Este combustible, en contacto con el agua fría se descompone muy lentamente, lo que hace prácticamente imposible su limpieza. Un derrame de este fueloil pesado tendría por tanto efectos a muy largo plazo sobre las poblaciones humanas que habitan en la región y sobre los ecosistemas en los que viven y de los que dependen. Además, la combustión del HFO emite una cantidad enorme de contaminantes, como el óxido de azufre o carbono negro. Cuando se deposita sobre el hielo o la nieve, el efecto invernadero del carbono negro es de hasta 5 veces el de su efecto en otras latitudes.

 

¿Qué podemos esperar de esta MEPC72?

La agenda de esta semana incluye discusiones sobre la reducción de los riesgos asociados al HFO. En este marco, varias propuestas han sido presentadas por los estados miembros y por ONGs, con medidas encaminadas a reducir el uso y transporte de este tipo de combustible en aguas árticas.

El pasado 13 de marzo, Foresight Climate and Energy Business informaba de que una de las propuestas presentadas por Finlandia, Alemania, Islandia, Holanda, Nueva Zelanda, Noruega, Suecia y EEUU incluía  una llamada a la prohibición de los HFO. El 20 de marzo Radio Canada International desvelaba que Canadá por el contrario, intenta evitar que la propuesta finlandesa tenga éxito. En la propuesta por la prohibición se dice literalmente: “Un solo derrame de HFO puede tener efectos devastadores a largo plazo en un medio marino y costero tan frágil como el Ártico”. “Además, el tráfico marítimo en el Ártico continuará creciendo con lo que el riesgo de derrame va en aumento. Por estas razones, la prohibición de HFO debería efectuarse cuanto antes”.

Esta propuesta establece una ruta hacia la prohibición y también tareas potenciales para el PPR6 (sexta reunión del subcomité para la prevención de la contaminación y medidas ) prevista para los días 18-22 de febrero de 2019.

Junto con Canadá, países como Rusia y Dinamarca apoyan la senda de la IMO para mitigar riesgos asociados a los HFO. Rusia hasta la fecha no se ha declarado en favor de una prohibición de los HFO en el Ártico aunque la “Clean Arctic Alliance” resalta que la compañía naviera perteneciente al Estado ruso, Sovcomflot, ya ha manifestado abiertamente que es necesario abandonar combustibles basados en el petróleo y el suministrador de combustible marino Gazpromneft espera que el uso de petróleo para uso  en flotas finalice en 2025.

Dinamarca tampoco tiene una posición pública acerca de la prohibición de HFO en el Ártico, probablemente por una consulta aún sin concluir con Groenlandia.  Canadá, que ya apoyó una “phase down” de fueloil pesado junto con Trudeau/Obama en diciembre de 2016 y propuso mitigar los riesgos asociados a este tipo de combustible en la MEPC71 de 2017 podría haber cambiado de opinión, aunque aún no hay nada seguro.

 

Comunidades Indígenas del Ártico atenderán la MEPC72.

Representantes de comunidades indígenas del Ártico acudirán a Londres para que garantizar su representación en la IMO y explicar como la industria naviera influye en el cambio climático y en el medio ambiente, del que dependen estas comunidades. Acudirán a la IMO como parte de las delegaciones no gubernamentales y participarán en los eventos paralelos que tendrán lugar. También pretenden reunirse con el secretariado general de la IMO.

 

Míriam Zaitegui, de ECODES, presente en la IMO manifiesta “esperemos que España apoye en la IMO de forma clara la propuesta finlandesa para la prohibición de los HFO en el Ártico. Ya lo hizo cuando este mismo combustible fue prohibido en la Antártida, pero es necesario que la mayor parte de Estados Miembros apoyen públicamente esta prohibición”.

En cuando al impacto ambiental del sector naviero Míriam añade “La semana pasada el propio comité de expertos asignado por nuestro gobierno para asesorar la Ley de Cambio Climático y Transición Energética defendía que hay que acelerar el cambio de los combustibles marítimos tradicionales para reducir su impacto en el cambio climático. Esperamos por tanto que en esta MEPC apoyen una estrategia para la reducción de gases de efecto invernadero en este sector lo suficientemente ambiciosa como para cumplir el objetivo de 1. 5º C fijado en el Acuerdo de París: una reducción de estas emisiones de 70-100% para 2050 respecto a 2008 y medidas de reducción que permitan alcanzar esa reducción que debe comenzar a aplicarse antes de 2023”

Otros apoyos internacionales a la prohibición de HFO:

Cerca de 100 compañías navieras, operadores de cruceros, puertos, empresas, exploradores, ONGs y políticos ha firmado ya el Acuerdo por el Ártico, una iniciativa de la sociedad civil que pide la prohibición de HFO en el Ártico desde que fue lanzada en Tromsø en 2017. Concebido por la Clean Arctic Alliance y el operador de cruceros Hurtigruten, este acuerdo persigue la protección de las comunidades y ecosistemas de la región ártica de los riesgos asociados a los HFO y requiere a la IMO la prohibición de su uso y transporte en esa zona.

 

Más información:

Míriam Zaitegui

Área de Política y Acción Climática (ECODES)

Email: miriam.zaitegui@ecodes.org

T: (+34) 675 391 638

Skype: miriam.zaitegui

 

http://www.hfofreearctic.org/

Twitter: https://twitter.com/CleanArctic

See also: Five briefing papers on the use of heavy fuel oil in the Arctic, prepared by Bryan Comer PhD, The International Council on Clean Transportation (ICCT), for the Clean Arctic Alliance.  


 

 
Comentarios y reacciones