¿Qué posición tomará el Gobierno Español para evitar escándalos como el Dieselgate?

Lunes 13 de Febrero de 2017

El pasado 9 de febrero, la comisión permanente del Parlamento Europeo IMCO (Mercado Interior y Protección del Consumidor) votó a favor de la revisión del actual sistema de homologación de vehículos que propone la Comisión Europea para evitar casos de fraude al consumidor como el de Volkswagen y FIAT. 

 
Desde ECODES, queremos instar al gobierno español a que adopte una posición favorable a un mayor control que dificulte los fraudes y evite que puedan volver a surgir escándalos como el de de Volkswagen. De esta posición depende también el curso del procedimiento de infracción iniciado contra España el 8 de diciembre de 2016 por no haber impuesto sanciones a los organismos que homologaron los vehículos que incumplían la normativa.
 
En 2015 la Agencia Estadounidense de la Protección del Medio Ambiente (EPA, por sus siglas en inglés) destapaba que la empresa Volkswagen instalaba dispositivos en sus vehículos para engañar a los sistemas de medición y saltarse así las limitaciones legales sobre emisiones contaminando nuestro aire muy por encima de lo permitido. A raíz de este escándalo se desató un debate que, también en los países de la Unión Europea, ponía en evidencia que la gran mayoría de las marcas automovilísticas, incluso sin un fraude como el de Volkswagen, contaminan más de lo declarado, ya que las pruebas que se realizan en laboratorio, no reflejan las emisiones en conducción real.

Organizaciones no-gubernamentales como Transport and Environment (T&E) y ECODES como su socio en España, venimos denunciando este hecho. T&E ha realizado informes como el “Don't Breathe Here: Tackling air pollution from vehicles” (2016) [VER resumen en español - 
¡NO RESPIRES! Cuidado con el enemigo invisibleen el que se presentan datos tan graves como que sólo uno de cada diez vehículos diesel nuevos cumple con la normativa europea de emisiones y el informe Mindthe Gap 2015: Closingthechasmbetween test and real-world car CO2 emissions” (2015) en el que se pone de manifiesto como la brecha existente entre emisiones en laboratorio y las que se producen en condiciones de conducción real han ido creciendo en vez de disminuir. Si en 2001 era del 1%,  aumentó a un 40% en 2014 y se estima que será de un 50% en 2020, de no tomarse medidas. También se detectan diferencias entre las pruebas en laboratorio y en condiciones reales de conducción respecto a eficiencia del combustible como lo demuestra el informe ‘Mindthe gap 2016’ publicado por T&E el 20 de diciembre del 2016.


La Comisión Europea tiene el compromiso de revisar un sistema de homologación de vehículos que no sólo no funciona si no que, dada la falta de control, facilita casos de fraude como el de Volkswagen y que por tanto no cumple con el deber de las instituciones de velar  por la salud de la ciudadanía.

Estamos en un momento decisivo ya que actualmente el gobierno español, junto con el resto de Estados Miembros, está negociando la  “Propuesta de REGLAMENTO DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO sobre la homologación y la vigilancia del mercado de los vehículos de motor y sus remolques y de los sistemas, los componentes y las unidades técnicas independientes destinados a dichos vehículos”. La “Type Approval Framework Regulation” (TAFR, por sus siglas en inglés) es la mayor reforma tras el escándalo Volkswagen y constituye una oportunidad única para reformar el actual y fallido sistema de homologación de vehículos.

El Consejo de la Unión Europea deberá acordar el próximo mes de marzo una posición sobre esta propuesta de la Comisión Europea y el gobierno español tendrá que decidir entre dos posiciones: la primera, especialmente defendida por Italia, permite más control por parte de la industria automovilística. La segunda, especialmente defendida por Francia, propone pruebas de homologación independientes de la industria mediante, principalmente:

  • La capacidad sin restricciones de la Comisión Europea para realizar pruebas a vehículos y la creación de una base de datos digital pública con los resultados de estas pruebas.
  • La realización de auditorías a las autoridades de homologación por parte de expertos independientes.
  • La vigilancia de mercado del 20% de los nuevos modelos de vehículos en carretera cada año.

A pocas semanas de la votación en el Consejo de la Unión Europea, la posición de España sigue sin ser clara. Mientras que ayer la comisión permanente del Parlamento Europeo IMCO (Mercado Interior y Protección del Consumidor) votaba a favor de estas medidas nos seguimos preguntado si el gobierno español se decantará por un sistema de homologación de vehículos que evite fraudes al consumidor y reduzca la contaminación de nuestro aire por el bien de nuestra salud y la del medio ambiente.
 
Desde ECODES, queremos instar al gobierno español a que adopte una posición favorable a un mayor control que dificulte los fraudes y evite que puedan volver a surgir escándalos como el de de Volkswagen. De esta posición depende también el curso del procedimiento de infracción iniciado contra el España el 8 de diciembre de 2016 por no haber impuesto sanciones a los organismos que homologaron los vehículos que incumplían la normativa.¿Tendremos que pagar nosotros la multa que posiblemente inflija la Comisión por este hecho o España se posicionará por la salud de la ciudadanía y del medio ambiente?


 
Para más información
 
ECODES
Míriam Zaitegui Pérez
Políticas de cambio climático
+34 675 391 638
miriam.zaitegui@ecodes.org

 
Comentarios y reacciones