Una excelente noticia

Viernes 05 de Agosto de 2016

Sí, una excelente noticia que dimensiona la importancia de uno de nuestros proyectos, quizás uno de los menos perceptibles y valorables por lo técnico de su denominación,  “Gases Fluorados”.

La semana pasada 25 países respaldaron la aprobación de una enmienda al Protocolo de Montreal de la Capa de Ozono que pretende un descenso gradual en el uso de hidrofluorocarbonos (HFCs). En opinión del Programa de Medio Ambiente de las Naciones Unidas puede ser la actuación más significativa por el clima de 2016. «Una disminución gradual de los HFC bajo el Protocolo de Montreal puede evitar hasta 0,5 grados centígrados de calentamiento global para el cambio de siglo», afirma el comunicado.


Para hacernos una idea de la dimensión que supone basta decir que 0,5 ºC es el 25% del objetivo acordado en la Conferencia de Paris (COP 21) para este siglo.

ECODES trabaja en colaboración con Environmental Investigation Agency (EIA) en un proyecto que tiene como objetivo “luchar por una ambiciosa y rápida eliminación global de los Hidrofluorocarbonos (HFCs)”. Esta semana se ha presentado uno de los trabajos de este proyecto, el "Manual del Reglamento sobre gases fluorados enla UE: mantenerse a la vanguardia mientras Europa reduce los HFC" que os animo a leer y divulgarEl plan de reducción de HFCs que fija el Reglamento Europeo, aunque mejorable, es más ambicioso que el propuesto en la modificación mencionada del Protocolo de Montreal.

En los 90 se inició una producción masiva de los Hidrofluorocarbonos (HFCs) como sustitutos de los Clorofluorocarbonos (CFCs) por su casi nulo impacto a la capa de ozono. Los HFCs tienen por contra un altísimo Potencial de Calentamiento Global (GWP en ingles) que varía según el tipo de gas de centenares a miles de veces más que el anhídrido carbónico (CO2) que se toma como referencia. Tienen además una fácil dilución y permanencia en la atmósfera según el tipo de gas de entre centenares a miles de años.

Los HFCs están presentes en múltiples aplicaciones: en nuestros vehículos, hogares, tiendas e industrias. Quizás las más numerosas e importantes son en los equipos de aire acondicionado, refrigeración y calefacción por bomba de calor. Es por tanto necesario y urgente un cambio tecnológico que además de eliminar el uso de HFCs signifique la oportunidad de diseñar y producir aparatos supereficientes que reduzcan significativamente el consumo de energía y consecuentemente la generación de gases de efecto invernadero.

Os animamos a continuar luchando junto a Ecodes para que, dada su importancia, la sustitución de estos gases sea más rápida, efectiva y eficiente.

 
Comentarios y reacciones