23 lideresas de León (Nicaragua) capacitadas en desigualdades de género en la gestión del agua y saneamiento

Lunes 18 de Diciembre de 2017

El 5 de diciembre 2017, 23 mujeres rurales de los municipios de León y Larreynaga (Nicaragua) finalizaron su participación en la escuela de lideresas en agua y saneamiento que ha sido facilitada por la organización Xochilt Acalt con el acompañamiento del equipo de ECODES en NIcaragua. Las participantes han estado en un total de 20 sesiones celebradas cada 15 días, y en un encuentro de intercambio con las 26 mujeres del departamento de Chinanadega que participaron en la escuela de lideresas facilitada por la organización APADEIM

Estas escuelas fueron diseñadas e impulsadas por las organizaciones socias de la Iniciativa PARAGUA con fondos de la AECID, con la idea de desarrollar procesos formativos de género que promuevan el empoderamiento de las mujeres que ocupan cargos directivos en los Comités de Agua Potable y Saneamiento (CAPS). Es un proceso formativo que parte del análisis y la reflexión colectiva sobre las desigualdades de género que ocurren en las dinámicas habituales de la gestión comunitaria de los sistemas de agua potable, y que brinde a las lideresas de los CAPS los marcos conceptuales y teóricos, así como las herramientas técnicas y metodológicas, que les permitan seguir avanzando en sus procesos de empoderamiento, en promover la participación activa de las usuarias de los sistemas de agua, y en contribuir a que las relaciones entre mujeres y hombres de los CAPS sean más igualitarias.

 

 

La “Escuela de Lideresas” contempló no sólo la formación de las lideresas sino también la realización por parte de éstas de talleres de réplica en sus CAPS como una acción a futuro próximo. Esta última acción se plantea con dos objetivos: por un lado, la puesta en práctica de las habilidades adquiridas por las lideresas para transmitir sus conocimientos, al convertirse en facilitadoras de procesos formativos para otras mujeres de sus comunidades; por otro lado, la sensibilización de las usuarias y el impulso a su participación activa en la gestión comunitaria del agua, de modo que - junto con las lideresas - puedan cambiar las dinámicas de los CAPS hacia mayores niveles de igualdad y equidad.

Se consideró que ha sido un proceso muy innovador y se ha podido observar cambios fuertes en las mujeres, sus familias y sus comunidades. 

 
Comentarios y reacciones