Aumenta la lucha contra la química peligrosa

Jueves 16 de Junio de 2011

ChemSec es fruto de la unión de cuatro organizaciones de lucha por un medioambiente más saludable. La ONG resultante, fundada en 2002, persigue un ambicioso objetivo: conseguir un medioambiente libre de tóxicos para el año 2020. Para lograr sus objetivos, ChemSec pretende instaurar en la sociedad cuatro principios clave: precaución, sustitución, derecho a conocer y el principio de “contaminador-pagador”. Como resumen de su plan de acción, la organización propone el siguiente lema: "Imagina un mundo libre de sustancias químicas dañinas; un lugar donde nuestra salud y nuestro medioambiente no se encuentren amenazados por cantidad de compuestos tóxicos. Ese mundo es posible, nosotros trabajamos para conseguirlo. Bienvenido a ChemSec"

Fuente: ladyverd.com

ChemSec ha elaborado una lista que pretende servir como herramienta de apoyo para la elaboración del paquete legislativo europeo. La lista SIN (Substitute It Now!) propone acelerar la sustitución de sustancias nocivas por alternativas más seguras. Asimismo, la lista SIN pretende impulsar la dinámica excesivamente lenta e ineficaz que lleva a cabo la Comisión Europea y que, con toda seguridad, no podrá alcanzar los objetivos que se propuso en el reglamento REACH para 2012.

La lista SIN 1.1 identifica 356 sustancias químicas muy problemáticas basándose en el reglamento REACH. Estas sustancias se encuentran en productos de uso cotidiano y sus efectos resultan nefastos para la salud humana. Detergentes, ordenadores, pinturas e incluso juguetes, son algunos productos en los que se encuentran este tipo de sustancias que pueden causar cáncer, alteraciones del ADN y perturbaciones del sistema reproductor.

El pasado 3 de mayo, la lista SIN se actualizó a su versión 2.0, incluyendo 22 sustancias adicionales cuyas propiedades son muy particulares ya que se trata de perturbadores endocrinos que pueden encontrarse en cosméticos, juguetes y alimentos. Estas sustancias están relacionadas con numerosas enfermedades y alteraciones del comportamiento y la fertilidad.

La organización incide sobre la importancia de los perturbadores endocrinos para llamar la atención de los responsables políticos e invitarlos a poner en práctica una serie de medidas indispensables. Entre estas medidas se encuentra la puesta en marcha de una estrategia de definición de los criterios de identificación de los perturbadores, combinada con un control y una reducción de la exposición a este tipo de sustancias.

Recientemente, el parlamento francés votó una propuesta de ley que prohíbe la producción, la importación y el uso de tres sustancias catalogadas como perturbadores endocrinos: alquilfenoles, ftalatos y parabenes.


Fuente: ladyverd.com (Vía Santé Environnement)

Consultar la lista

Chemsec

Más información

 
Comentarios y reacciones