Comunicado de la Alianza por el Agua con motivo de la celebración del Día Mundial del Saneamiento

El agua es un recurso cotidiano para unas poblaciones y un lujo necesario para otras. 2.500 millones, el 40% de la población mundial, no cuenta con un saneamiento básico adecuado y 800 millones de personas no tienen acceso a agua potable.

El saneamiento, además de ser un derecho, es una necesidad básica que proporciona dignidad, calidad de vida y salud. Las consecuencias del deficiente saneamiento son alarmantes: cada año dos millones de niños menores de cinco años mueren por diarrea causada por la contaminación del agua, y 443 millones de días escolares se pierden por enfermedades causadas por ausencia de saneamiento.

1.100 millones de personas están obligadas a defecar al aire libre ya que no tienen otra alternativa, lo que amenaza su dignidad. Los gastos derivados por pérdidas de productividad y salud ascienden a más de 200 millones de euros al año. [ONU]

El saneamiento básico es una línea prioritaria del trabajo de la Alianza por el Agua desarrollando  proyectos demostrativos, formaciones, asistencias técnicas y promoviendo  tecnologías sostenibles.

Esperamos que este vídeo pueda servir como herramienta de sensibilización a tomadores de decisión y anime a realizar mayores esfuerzos económicos y técnicos para reducir la ausencia del saneamiento básico en poblaciones vulnerables y avanzar hacia un verdadero desarrollo sostenible.

 

 

[VER: materiales de la Alianza por el Agua y otros recursos de interés sobre saneamiento]