El GPS desnuda el fraude en el reciclaje electrónico

Miércoles 21 de Septiembre de 2011

 

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha desnudado el fraude en el reciclaje de residuos electrónicos. La organización colocó emisores en 15 electrodomésticos y los llevó al punto limpio. La idea era seguir su posición en cada momento y comprobar si, como denuncia la fiscalía, hay un fraude masivo en el tratamiento de residuos. El resultado, presentado hoy en Madrid, no ha podido ser más rotundo: de los 15 aparatos, solo seis han sido tratados correctamente. El resto acabaron en vertederos ilegales, chatarrerías, e incluso hay tres en "zona de sombra", a los que se les ha perdido la pista pero la OCU sospecha que pueden estar en un contenedor a la espera de ser exportados.
 
La OCU denuncia que los consumidores pagan "unos 300 millones de euros al año para que se gestionen correctamente los residuos". Aunque no aparece en la factura, los productores de aparatos y electrodomésticos, cobran una parte al comprador para financiar el reciclaje. Y, sin embargo, "solo se trata de forma correcta el 10% de los residuos que se generan en España". La OCU critica que no hay controles ni datos públicos, y que el Ministerio de Medio Ambiente se ha desentendido del tema y no realiza ni una sola inspección ni controla el flujo del dinero.
 
 
Comentarios y reacciones