Las lavadoras y secadoras emiten gases cancerígenos

Miércoles 24 de Agosto de 2011

 

Los productos perfumados contienen contaminantes que emanados por conductos sin control, resultan muy peligrosos.
 
Un grupo de investigadores de la Universidad de Washington ha descubierto que el aire de ventilación de las lavadoras y secadoras que usan detergentes líquidos contienen químicos peligrosos. La investigadora y autora del estudio, la ingeniera civil y de asuntos públicos de la Universidad de Whasignton, Anne Steinemann, advierte que "ésta es una interesante fuente de contaminación porque las emisoras de aire de las lavadoras son esencialmente irregulares y no controladas. Si los gases proviene del tubo, están regulados pero si salen por respiraderos no lo están".
 
El resumen del estudio, publicado en el diario Air Quality, Atmosphere and Health, no especifica las cantidades en las que se encontraron los contaminantes aunque sí dice que se hallaron más de 25 compuestos orgánicos volátiles emitidos por ductos de ventilación, "con las más altas concentraciones de acetaldehído, acetona y etanol". En concentraciones bajas, este tipo de productos pueden ser inofensivos pero si se esparcen en una habitación sin ventilación, pueden acumularse y, entonces sí, representar una amenaza para la salud.
 
Siete de los compuestos orgánicos volátiles encontrados son clasificados como contaminantes peligrosos del aire (HAPs) y dos como HAPs cancerígenos (acetaldehído y benceno) con ningún nivel de exposición segura, de acuerdo con la Agencia de Protección Ambiental de los EE.UU.
 
"Estos productos pueden afectar a la salud personal, pero también a la salud publica medioambiental. Las sustancias pueden ir a través del aire, del desagüe y en cuerpos acuáticos", ha explicado Steinemann.
 
Los investigadores se basaron en trabajos anteriores para ver qué tipo de químicos son liberados por los detergentes, ambientadores, limpiadores y lociones y otros productos de fragancias, dado que los fabricantes están obligados a poner los componentes usados en las fragancias y los detergentes.
 
Este nuevo estudio se centra en los productos químicos emitidos por los gases de las máquinas de limpieza. Los científicos primero comprobaron el programa de prelavado con toallas de algodón orgánico. Preguntaron a dos amas de casa que ofrecieron su lavadora y secadora, lavando el interior de las maquinas con vinagre y pusieron en marcha, solo con agua, todos los programas para eliminar todos los restos de detergente.
 
En la primera casa, los investigadores activaron un programa de lavado y analizaron los aires y humos en tres casos, una vez sin productos, otra con detergente de primera calidad y la última con ambos, el detergente y un suavizante. Un recipiente colocado dentro del respiradero abierto capturo los aires emitidos durante 15 minutos de cada ciclo. Los investigadores repitieron el proceso con una lavadora y una secadora diferente en una segunda casa.
 
Los investigadores estiman que en el área de Seattle, donde fue realizado el estudio, las emisiones de acetaldehído de estas marcas de detergente pueden equivaler a él tres por ciento de todo el acetaldehído emitido por los automóviles. Las emisiones provenientes de cinco marcas líderes, estiman, pueden constituir cerca del seis por ciento de las emisiones de acetaldehído.
 
"Hemos prestado una especial atención en cómo reducir las emisiones contaminantes de los automóviles", explica Steinemann. "Aquí hay una fuente para reducir los contaminantes", concluye.
 
Fuente: El País
 
Comentarios y reacciones