El agua, espejo de una sociedad global, desigual y cortoplacista

Por Cristina Monge - Politóloga. Directora de Conversaciones de Ecodes

 

El análisis de los retos del agua, a lo largo de todo su ciclo, puede entenderse en buena medida como el análisis de los retos de la sociedad actual. Una sociedad global, desigual y cortoplacista, que necesita de mayor transparencia y participación.

Inaugurando el milenio, en el año 2000, la comunidad internacional adoptó una serie de metas mediante los Objetivos del Milenio. El objetivo 7 incorporaba aquella de reducir a la mitad, para 2015, la proporción de personas sin acceso sostenible al agua potable y a servicios básicos de saneamiento. Este eje fue reforzado, además, por la declaración de la década del agua (2005-2015). Finalizado este periodo, las cifras de Naciones Unidas muestran que 147 países han cumplido con la meta del acceso a una fuente de agua potable, 95 países han alcanzado la meta de saneamiento y 77 países han cumplido ambas. El avance, por tanto, ha sido muy relevante, si bien no puede detenerse aquí. Las propias Naciones Unidas afirman que desde 1990, 2.600 millones de personas han obtenido acceso a mejores fuentes de agua potable, pero 663 millones todavía carecen de dicho acceso.

[VER artículo completo en bez.es]

 
Comentarios y reacciones