Mejorando el acceso al agua potable, saneamiento e higiene en cuatro comunidades del sector sur de León, Nicaragua

Socio local: Alcaldía Municipal de León

Financiadores: Ayuntamiento de Zaragoza; Alcaldía Municipal de León; comunidad beneficiaria; ECODES

Coste Total del Proyecto: 94.825 Euros

Subvención del Ayuntamiento de Zaragoza: 80.500 Euros

Estado actual: Finalizado – Marzo 2009 a Agosto 2010


Lugar:

Las comunidades del sector sureste del Municipio de León, Talchocote, Los Ángeles, Mercedes Varela y las Chacras; Nicaragua.

 

Población participante:

Las comunidades del sector sureste de León cuentan con 1.020 habitantes, unas 170 familias. Todas estas familias están involucradas en el proyecto a través de la elaboración e implementación del proceso de plan de acción comunitario y las capacitaciones.

 

Contexto:

En el año 2006 se llevó a cabo un diagnóstico preliminar de la calidad de agua de consumo del sector rural noreste de León cuyo objetivo era conocer la calidad del agua para consumo humano de 14 comunidades de esta zona. El estudio  muestreó 69 fuentes de agua (pozos) que abastecen al 47,9% de la población total del sector. Sobre estas muestras se realizaron análisis microbiológicos completos (calidad bacteriológica del agua), análisis físico-químicos (calidad físico-química) y el análisis de plaguicidas.

Los resultados principales del estudio han sido que el 97,1% de las muestras analizadas no son aptas para el consumo humano y que la contaminación predominante es la microbiana (97,1% de las muestras están contaminadas, según el análisis microbiológico completo), seguida de la contaminación con plaguicidas (31,3%) y distintos tipos de contaminación físico-química (18,8%).

En las áreas rurales de León la mayoría de las enfermedades tienen un origen hídrico, siendo las diarreas en los niños menores de 5 años muy frecuentes. Estudios internacionales han mostrado que con el mejoramiento de la calidad del agua (a través de técnicas sencillas y baratas) se puede reducir el número de casos de diarrea en los niños en un 39%. Mejorar los aspectos de la higiene personal y del hogar a través de medidas fáciles de adoptar individualmente si se cuenta con la información necesaria y el apoyo de la unidad familiar, puede reducir la diarrea en un 42%.

 

Breve descripción del proyecto:

El objetivo del proyecto era disminuir las enfermedades por origen hídrico en las comunidades rurales del sector sur de León a través de mejorar las condiciones de agua, saneamiento e higiene. El proyecto contemplaba tres componentes:

1)      Mejorar la infraestructura de pozos: comprendía la construcción de brocal de pozo, rehabilitación de brocal existente, revestimiento con ladrillo cuarterón, suministro e instalación de bomba de cordón para la extracción de agua de forma  limpia y segura,  tapa de concreto, desagüe y cerramiento perimetral con poste de concreto e hilos de alambre de púas, y dotación de filtros caseros para toma de agua de consumo humano.

2)      Construcción de soluciones sanitarias a nivel de hogar: dos modalidades: la construcción de letrinas y/o realizar ajustes a los lavaderos domésticos para asegurar que el agua residual se infiltre en el área apropiado del patio.

3)      Fortalecer las capacidades en las comunidades sobre agua, saneamiento e higiene: ofrecer oportunidades de capacitación en materia de uso y manejo del agua,  con el objetivo de sensibilizar a la población meta en el adecuado tratamiento que debe dar al agua de boca (empleo de filtros de bajo coste que potabilizan el agua); prevenir la aparición de mosquitos e insectos relacionados con el agua que transmiten enfermedades y así disminuir los riesgos asociados a su proliferación y, finalmente, disponer de un medio adecuado en el perímetro de sus viviendas para la disposición de las excretas.

 

Resultados:

Se llegó a mejorar el acceso al agua de consumo humano para 103 familias ubicados en las comunidades, de las 80 previstas en un principio. La mejora del acceso al agua de consumo humano se realizó a través de mejorar el estado de la infraestructura existente (pozos excavados a mano) de las familias. Las rehabilitaciones consistieron en uno o más de las siguientes mejoras: instalación o reparación del brocal con hiladas de bloques o repello; instalar una tapadera adecuada; construir un cerco perimetral con postes de concretos y alambre de púas; y la instalación de una bomba de mecate (o reparar la bomba existente).

Visto que también en el transporte del pozo a la casa se contamina el agua, se entregó a cada familia un filtro cerámico para desinfectar el agua en la vivienda. Se realizó la entrega de filtros por comunidad y posteriormente se realizaron visitas casa por casa para monitorear el buen uso y mantenimiento de los mismos.

Se lograron beneficiar a 91 familias con una letrina de las 70 previstas por el proyecto. Con la construcción de estas letrinas se han mejorado considerablemente las condiciones higiénicas sanitarias. También se mejoraron los desagües de los lavanderos de 75 familias; 103 familias tienen en sus viviendas un sistema de desinfección de agua de consumo a través de un filtro casero de cerámica; 194 familias de las comunidades recibieron capacitaciones de buenos hábitos de higiene y buen uso y manejo de los sistemas.

Se considera que este proyecto ha sido un éxito y un proyecto novedoso. A través de este proyecto se ha logrado romper la visión tradicional de los proyectos de agua y saneamiento que trabajaron en la infraestructura y no tanto en el empoderamiento comunitario y el cambio de actitudes y costumbres.

[VER documento fotográfico]

 
Comentarios y reacciones