Responsabilidad Social Corporativa y Políticas Públicas. Informe 2004
Responsabilidad Social Corporativa y Políticas Públicas. Informe 2004 pretende revisar y actualizar el documento de idéntico título, elaborado por la Fundación Ecología y Desarrollo para Fundación Alternativas, en marzo de 2003.
 
Autor: Fundación Ecología y Desarrollo
Edición: Fundación Ecología y Desarrollo
Año publicación: 2005

       
 


Durante los últimos meses, el debate sigue centrado en cuál es la mejor forma de impulsar políticas públicas que promuevan un mayor compromiso por parte del sector privado con la filosofía de la responsabilidad social corporativa. El objetivo de este documento es analizar las principales novedades en el ámbito de las políticas públicas, tanto internacionales como nacionales, para la promoción de la responsabilidad social corporativa durante el año 2003 y primer semestre de 2004. A modo de conclusión,
Responsabilidad Social Corporativa y Políticas Públicas. Informe 2004 incluye dieciséis propuestas de acción al Gobierno de España, entre las que destacan las medidas destinadas a incentivar la transparencia informativa en asuntos RSC por parte de los gestores de activos, la puesta en valor de herramientas poco utilizadas como las Líneas Directrices para Empresas Multinacionales de la OCDE, y el fomento de la innovación y difusión de conocimiento en materia de responsabilidad social corporativa.

¿Es conveniente un discurso político acerca de la RSC? La respuesta parece clara: más allá de las consideraciones y debates acerca de las regulaciones en sí mismas, y sus diferentes formas, la agenda política sobre esta materia en otros países del entorno se ha mostrado eficaz. Por lo tanto, hay espacio para una política pública a favor de la RSC. Si de lo que se trata es de cambiar el rol social de las empresas, las administraciones pueden jugar un papel crucial fijando un calendario de actuaciones, que ayude a pasar, con claridad, de la retórica a los hechos. Por otro lado, ¿hasta dónde deben implicarse las administraciones? Algunos ven en límite la participación de las administraciones en la normalización de la RSC. Esta tarea se ha mostrado compleja, como demuestra la decisión de ISO de conformarse con una guía, sin llegar a definir una norma certificable sobre RSC. Por otro lado, y teniendo en cuenta el papel de la inversión socialmente responsable (ISR) como motor de la RSC, que no termina de despegar en España, las administraciones públicas pueden fomentar la ISR, en una primera etapa, mediante campañas publicitarias. Entre los pasos posteriores, cabe primar la ISR desde el punto de vista fiscal y, adicionalmente, predicar con el ejemplo: ¿qué se hace con el Fondo de Reserva de la Seguridad Social? Éstas y otras cuestiones, así como las recomendaciones relacionadas, pueden consultarse en Responsabilidad Social Corporativa y Políticas Públicas. Informe 2004.

 

[DESCARGAR PDF]