inicio : areas : urbanismo y vivienda : impactos medioambientales
secciones
Introducción
Impactos ambientales
La compra de tu vida
¿Cómo conseguir que tu hogar sea sostenible?
Legislación
Artículos
Notas de prensa
Noticias
Enlaces


Impactos ambientales

¿Conoces los impactos ambientales de la edificación?

Cualquier operación urbanística, cualquier edificación causa un impacto en el medioambiente. En términos absolutos, siempre hay un consumo energético, de materiales, siempre queda una huella en el paisaje. Se trata de reducir este impacto al mínimo.

El impacto ambiental de las viviendas

Uso de suelo

La ocupación del suelo se ha acelerado en España durante las últimas décadas hasta transformar cada día una superficie de 30.000 metros cuadrados, similar a la que ocupan tres campos de fútbol.

La superficie de suelo artificial en España que representa un 2,1%, se incrementó un 29,5% en el periodo 1987-2000. Entre las causas principales se encuentra la transformación del modelo urbanístico de ocupación vertical a horizontal.

Según el IAEST, en el 2000 las superficies artificiales en Aragón representaban casi 50.000 hectáreas. Dada la extensión de la Comunidad, significa el 1% del territorio. Sin embargo, es de notar que estas superficies artificiales aumentaron casi en un 30% entre 1990 y 2000. Según el OSE, en la Comarca Metropolitana de Zaragoza las superficies artificiales se expandieron un 22% entre 1987 y 2000, cuando en este período la población se ha mantenido estable en la región, con un ligero incremento del 0,5%. La extensión de la ciudad contribuye a la pérdida de valor ecológico y aumenta las necesidades de transporte motorizado y, con ello, las emisiones contaminantes.

Uso de materiales

En la Unión Europea el 40% de los materiales se destina al sector
de la construcción.Tanto en Aragón como en España, el consumo anual de áridospara la construcción se ha duplicado durante los diez últimos años. Así mismo, en España, se necesitan más de 2 toneladas de materiales por metro cuadrado construido.

 


Las estimaciones anuales que realiza ANEFA (Asociación Nacional de Empresarios Fabricantes
de Áridos) partiendo de los datos directos e indirectos disponibles arrojan un nuevo hito
histórico en los datos de consumo de áridos para la construcción en 2005: 460,3 millones de
toneladas (+ 5,2 %), con una franca recuperación del ritmo de crecimiento respecto al periodo
anterior. El consumo per capita de áridos para la construcción, con casi 11 toneladas por
habitante y año, supera ampliamente a la media europea, que se sitúa en torno a 7 toneladas
por habitante y año. Según la ANEFA, cada persona consume, en su vida, cerca de 850.000 kilogramos áridos, más de 10.000 veces su peso, cantidad equivalente a la transportada en 32 camiones bañera
.

Consumo de energía

España tiene una dependencia energética de casi el 80%, muy por encima de la media europea quees del 50%. Desde la década de los años 90, a pesar de que el crecimiento de la población ha sido inferior al 0,3% anual, los consumos energéticos han ido creciendo a una tasa del 2,5 % anual, debido principalmente al incremento del equipamiento doméstico. Por otro lado se ha mantenido un incremento progresivo del número de vehículos turismos.
Así, los sectores de la vivienda y el transporte han sido los que más han incrementado su consumo en los últimos años. El consumo de energía de las familias españolas es ya un 30% del consumo total de energía del país, repartiéndose e partes iguales entre el coche privado y la vivienda.

Las actividades relacionadas con la energía (procesado, transformación, consumo...) representan el 80% de las emisiones de CO2 a escala mundial. Así pues, el consumo de energía convencional es una de las principales causas de emisiones de gases de efecto invernadero y, por tanto, del cambio climático.

Este consumo se genera, por un lado, en la fase de construcción de las viviendas y por otro lado, durante el uso de las mismas. Cabe mencionar que el consumo energético por el uso de la vivienda depende tanto del comportamiento del usuario como del diseño constructivo de la misma. En la Unión Europea, el sector doméstico (viviendas y otros edificios) consumen un 31% de la energía total, y en España un 26% del total.







Consumo de la energía final en España y en la Unión Europea

España UE-25
Industria
33 %
28%
Transporte
41%
40%
Sector doméstico, servicios, etc.
26%
31%
TOTAL
100%
100%


 

¿Cuánta energía consumen exactamente los edificios?

Por una parte, el consumo energético debido al uso de las viviendas por las familias españolas representa el 15% del consumo de energía total.
Por otra parte, se estima que el 24% del gasto energético industrial (para la fabricación de cemento, vidrio, cerámica, etc.) y el 40% de la energía del transporte en España están relacionados con la construcción.
Al final, teniendo en cuenta tanto los costes energéticos directos (uso de las viviendas) como indirectos (fabricación de los materiales, construcción, demolición, etc.), se estima que la industria de la construcción consume el 40% de la energía total.

¿Cuánto dinero gastamos para la energía en casa?

Una familia española gasta anualmente 1.600 euros en energía. Como se puede observar en la tabla siguiente, casi 800 euros se destinan a la energía en la vivienda. El resto va a parar en el depósito del coche.

Reparto característico del consumo de energía en casa, con costes y emisiones de CO2 asociados

  Consumo anual de energía Coste anual de la energía Emisiones asociadas de CO2
 
Kwh
%
%
Kg CO2
%
Calefacción
5520
46
253
33
1259
34
Agua caliente sanitaria
2400
20
110
14
547
15
Electrodomésticos
1920
16
193
25
872
24
Cocina
1200
10
121
16
545
15
Iluminación
840
7
85
11
381
10
Aire acondicionado
120
1
12
2
54
1
Total
12000
773
3658

 

 

3600 kg de CO2-eq. … ¿son muchos?

Considerando que viven 4 personas en esta casa, estos 3.600 kg de CO2 corresponden a unos 900 kg CO2-eq. por persona y por año. Son el 12% de las emisiones anuales de un individuo en España (7.400 kg de CO2-eq por hab. y año), pero casi la mitad de nuestro “derecho de emisión” universal (unos 2.000 kg CO2-eq por habitante y año.


¡6 vueltas alrededor de la península Ibérica!


En España, una vivienda consume diariamente la misma cantidad de energía que la que
consume un coche al recorrer 50 km. Dicho de otro modo, si convirtiéramos la energía
consumida anualmente en casa en litros de gasoil, tendríamos bastante combustible
para dar 6 vueltas a la península Ibérica.

Consumo de agua y vertido de aguas residuales

Cada zaragozano consume 109 litros de agua al día. Son 30 litros menos que en el 1997, y 55 menos que la media española (165 litros). ¡Y aún se puede mejorar!

Producción de residuos

Se produce una gran variedad de residuos desde la construcción de las viviendas hasta su demolición. En la Unión Europea, el 40% de los residuos son generados por la industria de la construcción. En España, se genera 1 tonelada de residuos de construcción y demolición por habitante y año. Menos del 5% se recicla o se reutiliza, cuando se podría valorizar el 60%.

Aragón genera cada año 2 millones de toneladas de residuos de construcción

La DGA ultima un reglamento con el que espera reciclar la mitad de esos escombros. Estos residuos apenas contaminan, pero tienen un fuerte impacto visual sobre el paisaje que en zonas como el Pirineo es especialmente llamativo. El escombro bruto supone aproximadamente el 80 % de los residuos de construcción y demolición (RCD), pero además hay un 15 % de plásticos y materiales recuperables, un 5 % de voluminosos y un porcentaje pequeño de sustancias que sí pueden ser contaminantes. Los objetivos que se ha marcado la DGA con la puesta en marcha del nuevo reglamento pasan por reducir un 5 % la generación de residuos de construcción, garantizar la recogida y la correcta gestión del 90 % de los que se produzcan y reciclar o reutilizar el 50 %. Para lograrlo, el Departamento de Medio Ambiente dividirá el territorio en seis áreas de gestión -una de ellas será Zaragoza- y lo dotará de 51 puntos de vertido adonde podrán acudir todas aquellas constructoras que no estén autorizadas para gestionar sus propios residuos -la otra opción será entregarlos a los gestores de RCD privados que cuentan con la correspondiente autorización administrativa-.

¿Porque ahorrar energía?

El recién aumento de precio de los combustibles nos recuerda que de pronto se podría acabar el periodo de la energía barata. Si es difícil prever cuanto tiempo durarán las reservas fósiles, lo cierto es que son limitadas, y por lo tanto se agotarán. Lo más probable es que esto ocurra este mismo siglo; se suele hablar de un plazo de unos 50 años.

Ahora bien, casi el 80% de la energía consumida en España proviene de recursos fósiles importados. Esta situación de dependencia energética en un contexto de progresivo agotamiento de las reservas es claramente insostenible, y queda claro que un cambio de modelo energético es imprescindible.

Sin embargo, la mayor preocupación ambiental surge en torno a los efectos negativos que genera la quema de combustibles fósiles, entre ellos la contaminación local del aire y sobre todo la emisión de CO2 que contribuye al cambio climático. De este problema nos libraremos solamente moderando nuestro consumo de energía.

España está situada en la zona de Europa más vulnerable al cambio climático

El problema del cambio climático quizá debería preocuparnos aún más a nosotros españoles. De hecho, una investigación reveló este año que, en un cuadro de fuerte crecimiento económico y alto consumo de combustible fósil, como el actual, la península Ibérica llegaría a registrar un aumento de temperaturas de 4,4 grados. Asimismo el estudio, en el que han participado científicos españoles, pronostica que entre un 14% y un 38% de la población mediterránea vivirá en cuencas que tendrán grandes problemas de escasez de agua. A pesar de estas previsiones bastante alarmantes, y desgraciadamente serias, las emisiones en España no dejan de aumentar.

El Estado español, líder europeo en el incumplimiento del Protocolo de Kyoto

Las emisiones a la atmósfera de gases de efecto invernadero, crecieron en el año 2004 en el Estado español el 3,7 por ciento. En relación con los datos del 1990, año de referencia para la aplicación del Protocolo de Kyoto, las emisiones de gases de efecto invernadero han aumentado en España el 45%, mucho por encima del límite del 15% asignado en el marco de la Unión Europea. El Estado español es el miembro de la Unión Europea que más se aleja del objetivo establecido por el Protocolo de Kyoto.

Compromisos contraídos con el protocolo de Kioto

  Compromiso de reducción para el 2008-2012 Evolución de las emisiones en el 2004
Unión Europea
-8 %
-0.6 %
España
+15 %
+49 %
Alemania
-21 %
-17.2 %
Francia
0 %
-0.8 %
Italia
-6.5 %
+12.1 %
Grecia
+25 %
+26.6 %
Portugal
+27 %
+41 %
Japón
-6 %
+6.5 %


    
Ecología y Desarrollo
Plaza San Bruno, 9 · 50001 Zaragoza · España Tel: + 34 976 29 82 82 · Fax: +34 976 20 30 92