Aurelio García: "Es más rentable invertir en sintonía con la sostenibilidad"

Sábado 22 de Enero de 2011

El Palacio de la Bolsa de Madrid fue el escenario elegido ayer para presentar el estudio Carbón Disclosure Project 2010, realizado para España por la Fundación Ecología y Desarrollo. Se trata de un proyecto que echó a andar en el año 2000 a nivel internacional, aunque Ecodes lo viene realizando desde Zaragoza desde el 2008. Su resultado evalúa el compromiso de las empresas en la lucha contra el cambio climático en un momento en que está en ciernes la Ley de Economía Sostenible.


--¿Para qué sirve este informe?

--El público al que va destinado son 534 inversores de todo el mundo, algunos de ellos patrocinadores del proyecto, con activos por valor de más de 64 billones de dólares que quieren mejorar sus estrategias de inversión, canalizándola hacia sectores y empresas que demuestran mayor capacidad de adaptación hacia el cambio climático. Se trata de una cuestión de seguridad en sus inversiones, tanto por posibles riesgos a corto y medio plazo como por las oportunidades a largo plazo.

--Entonces, ya nadie puede negar que el cambio climático está aquí.


--El mercado, los inversores, los bancos y entidades financieras y las empresas, se han dado cuenta de que tendrá consecuencias económicas. Y que es más rentable y segura la actividad que se encuentra en sintonía con la sostenibilidad.

--Y, ¿cuál ha sido el resultado del trabajo?

--En estos tres años se ha mejorado mucho tanto en transparencia como en la calidad de la información que se aporta. En la primera edición, se envió el cuestionario a las 35 empresas presentes en el Ibex35. En el 2009 se amplió la muestra a las 85 mayores empresas españolas que cotizaban en Bolsa. Este año, la tasa de respuesta ha sido del 40%. El 82% de estas empresas ven oportunidades, como el desarrollo de nuevos productos. El 76% ha identificado algún tipo de riesgo relacionado con los cambios legislativos. Y el 62% ve como amenaza la incertidumbre de los futuros impactos físicos del cambio climático en la disponibilidad de recursos.

--¿Cuál es la situación de las empresas aragonesas?


--Muchas pymes aragonesas son proveedoras de estas grandes compañías, por lo que son emisoras indirectas de gases efecto invernadero de sus productos y negocios. Y, aunque de momento son pocas las que piden una reducción de emisiones a sus contratas, las empresas de la comunidad deberían de estar preparadas y aprender a utilizar las herramientas de control.

--Exactamente, ¿ de qué tipo de acciones estamos hablando?


--El cuestionario tiene tres partes. La primera hace hincapié en los riesgos y oportunidades que brindan el cumplimiento de la legislación medioambiental, de emisiones o sobre contaminación. También pregunta por las repercusiones físicas del cambio climático. Por ejemplo, la sequía en la alimentación. La segunda parte pregunta sobre la imagen de sostenibilidad que ofrece esa empresa, y si pertenece o no a la estrategia global de negocio. Y la tercera parte se centra en el inventario de emisiones de gases de efecto invernadero.

--¿Cómo se miden estas emisiones, por ejemplo en un banco?

--Si financia o no proyectos sostenibles, energías renovables, etc. Ya no se cuantifican solo las emisiones de una chimenea de una fábrica, sino las que se originan en los viajes de los empleados, en los proveedores, en la obtención de las materias primas y en todas aquellas actividades imputables a la empresa.


Aurelio García DIRECTOR DE ANÁLISIS DE ECODES.

Publicado en El Periódico de Aragón