Realidad: hay maneras más racionales, eficientes, económicas y saludables de calentar nuestros hogares

Algunas voces sugieren que la manera de descarbonizar el sector de la calefacción y el agua caliente sanitaria (ACS) sería utilizar hidrógeno para calefacción. Y proponen la caldera de hidrógeno como elemento clave de dicho sistema. Dicha propuesta tiene varios problemas:

Para empezar, el hidrógeno verde está abocado a ser un producto escaso, que debería utilizarse en sectores difíciles de descarbonizar (transporte marítimo y aéreo, industria). Utilizar hidrógeno para la calefacción de nuestros hogares significaría poner a los ciudadanos en competencia directa con sectores que necesitan de forma acuciante ese hidrógeno para su propia descarbonización.

   

Mito 5 articulo

   

Para utilizar hidrógeno en la calefacción de nuestros hogares, primero habría que generar ese hidrógeno a partir de electricidad renovable; para luego quemarlo en calderas de hidrógeno en hogares, oficinas, escuelas, hospitales, etc. Este hipotético proceso sería mucho menos eficiente que utilizar directamente la electricidad renovable (con bomba de calor), o la energía solar térmica, para calefacción. De hecho, calentar con caldera de hidrógeno sería entre 4 y 7 veces menos eficaz que hacerlo con bomba de calor[1], [2] . Es decir, entre 4 y 7 veces más aerogeneradores, paneles solares, etc. de lo necesario, con sus correspondientes impactos ambientales y sociales.

Dicho escenario no deja de ser hipotético, ya que estamos aún muy lejos de poder llevar hidrógeno puro a los hogares a través de la red gasística actual, como algunos actores sugieren. Dicha transformación de la red gasística llevaría décadas, y chocaría con numerosas barreras infraestructurales, como explicamos en el Mito 4. Entretanto, los defensores del hidrógeno para calefacción proponen mezclar hidrógeno con gas fósil en la red gasística, un proceso conocido como “blending”. Por desgracia, el “blending” anclaría al sistema energético en su dependencia del gas fósil[3], y reduciría muy poco las emisiones de CO2[4],[5].

Las ineficiencias del proceso de utilización de hidrógeno para calefacción, y los costes de transformación de la infraestructura gasística, se traduciría en altos costes para los ciudadanos que decidiesen calentar sus hogares con hidrógeno. Sin olvidar que quemar hidrógeno en una caldera produciría emisiones de óxidos de nitrógeno, un contaminante atmosférico con efectos perjudiciales para la salud[6].

Por todo lo anterior, sería más razonable abordar la transición del sector de la calefacción impulsando soluciones renovables, eficientes, y con una trayectoria probada, como la bomba de calor y la energía solar térmica. Apoyadas por supuesto por la rehabilitación energética de edificios, y el aumento de la electricidad renovable.

   

Descarga este mito en PDF

   

--

Referencias

[1] https://static.agora-energiewende.de/fileadmin/Projekte/2017/SynKost_2050/Agora_SynKost_Study_EN_WEB.pdf

[2] https://www.leti.london/_files/ugd/252d09_54035c0c27684afca52c7634709b86ec.pdf

[3] https://9tj4025ol53byww26jdkao0x-wpengine.netdna-ssl.com/wp-content/uploads/E3G_2021_Hydrogen-Factsheet_Blending.pdf

[4] https://www.spglobal.com/commodityinsights/en/market-insights/blogs/natural-gas/051920-injecting-hydrogen-in-natural-gas-grids-could-provide-steady-demand-the-sector-needs-to-develop

[5]https://www.iee.fraunhofer.de/content/dam/iee/energiesystemtechnik/en/documents/Studies-Reports/FINAL_FraunhoferIEE_ShortStudy_H2_Blending_EU_ECF_Jan22.pdf 

[6] https://www.endsreport.com/article/1723633/scientist-warns-nox-urban-pollution-hydrogen-boilers 

   

Bibliografía

  • The Limitations Of Hydrogen Blending In The European Gas Grid. Fraunhofer IEE. Enero de 2022.
  • Potential and risks of hydrogen-based e-fuels in climate change mitigation. Ueckerdt, F., Bauer, C., Dirnaichner, A., Everall, J., Sacchi, R., Luderer, G. Nature Climate Change. 6 de mayo de 2021.

 

Comparte este artículo en redes:
Facebook icon
Twitter icon
LinkedIn icon