Octava crónica desde la COP26 en Glasgow de Víctor Viñuales, director de ECODES.

Lluvia, viento, frío… pero determinación, fuerza, esperanza y temor. En las calles de Glasgow, ayer, me venían a la boca todas estas palabras. Era la manifestación para reclamar la necesaria ambición climática a la COP26.

Venidas de muchas partes de Escocia y del Reino Unido, más de 100.000 personas se manifestaron, caladas por la lluvia, para decir alto y claro que la COP26 debe acordar compromisos coherentes con el objetivo de que la temperatura no suba más de grado y medio respecto de los niveles preindustriales. A esa manifestación nos sumamos muchas personas acreditadas en la COP.

Jóvenes, no tan jóvenes, personas muy mayores, niños y niñas por muchos sitios... Toda la sociedad hablando claro. Hay mucho hartazgo por tanta postergación de las decisiones necesarias. Por tanto cortoplacismo electoral, por tantos intereses creados que se suman para frenar el proceso de cambio, por tanta prolongación de la era de los combustibles fósiles... El lenguaje de los jóvenes y no tan jóvenes se vuelva cada vez más airado. Crecen los temores y el miedo ante un futuro con muchos nubarrones. Las miradas se vuelven hacia los poderosos y los poderosos rehúyen la mirada.

Se dan pasos, como reconoce cualquier persona informada, pero crece la desesperación porque esos pasos son más lentos de lo debido, más parcos, menos relevantes de lo necesario. Y esa desesperación genera, sobre todo en los jóvenes, una pérdida de confianza en los dirigentes políticos.

Una abuela, que marchaba con su hija y su nieta, llevaba en la mano un modesto cartel individual bastante empapado: "Respeta a tu madre", decía el texto que acompañaba a una imagen de la Tierra. Ese sencillo mensaje resumía un sentir general de la marcha: estamos agrediendo la casa que nos dio la vida. Debemos cambiar nuestra relación con el planeta. Debemos hacer las paces con la naturaleza. Es decir, con nosotros mismos.

Más información:

Si quieres conocer más detalles sobre el desarrollo de la Cumbre del Clima, suscríbete al boletín diario que realizamos desde la iniciativa ambiciónCOP26:

Boletín ambicion 04

Comparte este artículo en redes:
Facebook icon
Twitter icon
LinkedIn icon