En el Día Mundial del Agua, reconocemos el rol de las mujeres como las grandes defensoras del derecho al acceso al agua y al saneamiento

Post de día mundial de agua

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD), en 1993, designó el 22 de marzo como el Día Mundial del Agua para recordarnos la importancia de este limitado recurso natural. El lema de este año es Valoremos el agua.

El agua es vida, salud, educación, economía, biodiversidad, cultura, historia, tradición… pero hasta 2010 la Asamblea General de las Naciones Unidas no reconoció explícitamente el derecho humano al agua y al saneamiento. Es un derecho reconocido, pero de momento es un privilegio porque todavía hay 2.200 millones de personas que viven sin acceso a ella. Dicho de otra forma: una de cada tres persona vive todavía sin agua.

Desde 2015, los Objetivos de Desarrollo Sostenible dedican el OD6 al Agua limpia y Saneamiento, marcando un objetivo con fecha: en 2030 tendremos que haber logrado que todos los habitantes del planeta tengamos garantizado el acceso universal al agua potable segura.

Tenemos mucho que trabajar, aunando fuerzas para alcanzar esta meta. Estamos en una emergencia climática que está causando fenómenos meteorológicos extremos, que provoca graves sequías o lluvias torrenciales. Las consecuencias de estos fenómenos es que disminuye la calidad del agua, se dificulta su acceso, la producción de alimentos y favorece la perdida de la biodiversidad.

Ante esta situación, son las mujeres, como cuidadores de su familia, de su comunidad, de sus tradiciones, las grandes defensoras del derecho al agua. Ellas son, en la mayoría de los casos, las que facilitan el acceso a este elemento y aseguran su buena gestión. Son las que mejor saben valorar la importancia del agua como recurso natural limitado y fundamental para la vida.

Este año, inspirados por el Relator Especial de Naciones Unidas para los Derechos Humanos al Agua y al Saneamiento, hemos aunado fuerzas con Ongawa y Alianza por la Solidaridad para reflejar en un video las voces de mujeres de diferentes lugares del mundo para que nos ayuden a decir alto y claro que tenemos que trabajar fuerte y en alianzas para lograr la meta del acceso universal al agua potable.

Sus nacionalidades no coinciden, pero sus mensajes sí. Todas ellas nos cuentan cómo valoran el agua, cómo la cuidan, cómo la defienden…

Tenemos la esperanza de que, gracias a todas estas mujeres y muchas más, logremos el objetivo de que en 2030 todos los habitantes del planeta tengan garantizado el acceso al agua de calidad y al saneamiento.

Comparte este artículo en redes:
Facebook icon
Twitter icon
LinkedIn icon