Caracterización energética de los hogares españoles y el desarrollo de modelos de predicción del gasto energético en sus vivienda

Un uso eficiente de la energía en los hogares españoles es esencial para hacer frente al cambio climático y a la pobreza energética en nuestro país, dos de las dimensiones más importantes en el reto de la sostenibilidad global que afrontamos.

Para elaborar estrategias y planes que permitan tanto garantizar esos derechos como afrontar la pobreza energética y el cambio climático, es necesario, tal y como indica la Estrategia Nacional contra la Pobreza Energética, profundizar en el conocimiento del consumo energético requerido por los hogares españoles atendiendo a variables como la tipología de vivienda, las características constructivas, el equipamiento para climatización, iluminación y agua caliente sanitaria, los aparatos electrodomésticos, la zona climática, las características socioeconómicas: número de ocupantes, edad, renta, etc.

En este sentido, se considera necesario realizar un modelo que, en paralelo al de gasto térmico teórico ya desarrollado en 2019 (ver “Caracterización del comportamiento energético en una muestra de hogares españoles”), permita obtener el gasto eléctrico teórico (GELT) que, sumándolo al anterior, lleve a disponer del gasto energético teórico, que permitirá tener una referencia del gasto en el que debería incurrir un hogar para poder tener sus necesidades energéticas cubiertas.

Se entiende como gasto eléctrico teórico el gasto en electricidad necesario para poder satisfacer las necesidades de un hogar derivadas de todos aquellos aparatos que funcionan con energía eléctrica. Quedan excluidos del estudio los destinados a calefacción/refrigeración o producción de ACS, aunque sean eléctricos, porque ya se incluyen en el modelo de gasto térmico. Se estarían considerando, por tanto, aparatos como lavadora, lavavajillas, horno, frigorífico, cocina, televisores, ordenadores, etc.

La investigación se ha centrado en obtener un modelo que permita calcular el gasto teórico que debería tener un hogar español para poder cubrir sus necesidades energéticas de carácter eléctrico, en función de los parámetros más representativos del mismo. Los objetivos específicos del proyecto se pueden resumir en:

  • Definición de consumo mínimo eléctrico y determinación de dispositivos básicos y tiempo de uso en función de características del hogar.

  • Formulación del modelo de gasto eléctrico teórico a partir de las conclusiones del objetivo anterior.

El gasto eléctrico para un hogar medio en España (2,5 miembros) aplicando el modelo desarrollado se estima en unos 540 €/año. El consumo eléctrico en un hogar se ha modelado teniendo en cuenta el número de habitantes y la superficie de la vivienda, aplicando hipótesis de uso y factores de penetración de cada electrodoméstico en los hogares españoles.

Aplicando el modelo a la base de datos de Ni Un Hogar Sin Energía se concluye que las familias vulnerables atendidas bajo este proyecto consumen un 20% menos que el valor obtenido del modelado, confirmando su condición de vulnerabilidad, ya que disponen de menor equipamiento y/o la utilización de sus equipos es menor que la estimada como teórica.


El informe se ha elaborado en colabroación con la Cátedra de Energía y Pobreza de la Universidad Ponitificia de Comillas, con el apoyo del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico a través de la convocatoria para el año 2020 de subvenciones a entidades del Tercer Sector u Organizaciones No Gubernamentales que desarrollen actividades de interés general consideradas de interés social en materia de investigación científica y técnica de carácter medioambiental.

Con el apoyo de:

logo miteco

Más información:

Análisis del potencial de autoconsumo de energía solar como sistema de prevención de la contaminación y modelo de inclusión: capacidad morfológica y herramientas locales para su promoción.

Descargar informe

En esta iniciativa participan:

Comparte este artículo en redes:
Facebook icon
Twitter icon
LinkedIn icon