Nos hacemos eco de la carta enviada a la comisaria Kadri Simson con propuestas a corto, medio y largo plazo

En octubre hicimos desde ECODES una serie de recomendaciones respecto a medidas a corto medio y largo plazo para solventar la crisis producida por los altos precios de la electricidad. Esta crisis energética está producida en gran medida por la crisis de gas que sufrimos en toda Europa.

En relación a esta crisis, desde la Right to Energy Coalition, de la que somos miembros activos, hemos redactado y enviado un comunicado a la Comisaria Europea de Energía, Kadri Simson, identificando algunas de las causas y proponiendo soluciones.

Hace falta aportar apoyo de emergencia, para paliar las situaciones límite, y a la vez ofrecer iniciativas de largo recorrido que permitan romper con escenarios que nos anclen a los combustibles fósiles y nos condenen a desequilibrios sociales.

Acciones inmediatas

  1. Soluciones inmediatas para aquellos que necesitan energía
    1. Tiempo limitado con una fecha de finalización clara. Deben combinarse con el apoyo de los gobiernos para soluciones a largo plazo con inversiones urgentes en aislamiento de viviendas y energía renovable en la escala acorde con la emergencia.
    2. Condicional, los estados deben exigir a las empresas que se benefician del apoyo estatal que retribuyan a quienes sufren pobreza energética, por ejemplo, financiando programas renovables y de rehabilitación subvencionados para sus clientes.
    3. Visibles y transparentes, incluidos los anuncios públicos sobre dónde va el dinero (directa e indirectamente), quién se beneficia, las ganancias, incluidas las cifras sobre los salarios y bonificaciones de los ejecutivos, los dividendos para los accionistas y las inversiones.
    4. Incluir requisitos a largo plazo: debe haber un aumento en los impuestos a las industrias del petróleo, gas y carbón. Los ingresos deben utilizarse para apoyo económico inmediato a quienes no pueden calentar su vivienda y programas de rehabilitación para los hogares en situación de vulnerabilidad socioeconómica.
  2. Impuestos para los beneficios extraordinarios de las industrias fósiles. Esto debería evitar dañar la inversión en energías renovables.
  3. Frenar las desconexiones
    1. Absorber los costos: las deudas deben absorberse a través de las ganancias de la industria, teniendo cuidado de que la industria no solo transfiera los costos de las personas que no pueden pagar y a las personas cercanas a situaciones de vulnerabilidad, empujando a algunos a la pobreza que antes se las arreglaban.

Acciones a medio plazo

  1. Establecimiento de un sistema de fijación de precios justo y transparente

Acciones a largo plazo

  1. Inversiones sustanciales para la renovación de viviendas de la población en situación de vulnerabilidad y eliminar los combustibles fósiles de nuestras casas
    1. Programas de renovación profunda totalmente subvencionados en toda la UE para quienes más los necesitan. La vivienda indecente es un escándalo en toda Europa, relacionado con más de 100.000 muertes prematuras al año y una carga para la salud pública de más de 140.000 millones de euros en toda la UE. Debemos proporcionar viviendas dignas y seguras para todos, así como reducir las facturas de energía.
    2. Gran inversión en programas renovables para grupos vulnerables, además de abordar el costo inicial de los modelos de propiedad comunitaria de energía.
    3. Eliminación gradual de la infraestructura de combustibles fósiles en nuestros hogares, incluida la prohibición de la infraestructura de combustibles fósiles en edificios nuevos y existentes, así como la regulación de la venta de calderas de combustibles fósiles. Un enfoque regulatorio es más efectivo para la acción climática y social que la tarificación regresiva del carbono, que deja a los hogares de bajos ingresos atados a los combustibles fósiles para pagar el precio de la factura de nuestra transición energética.

Más información:

Descarga la carta completa

Comparte este artículo en redes:
Facebook icon
Twitter icon
LinkedIn icon