Eficiencia energética y hábitos de consumo son dos factores determinantes a la hora de ahorrar en la factura eléctrica

El  precio de la luz está experimentando una escalada constante, algo que está teniendo un gran impacto en las familias españolas. Ello, además, obliga a reflexionar sobre nuestros hábitos. En este sentido, ¿sabes que los electrodomésticos representan el 55,2% del consumo eléctrico anual del hogar? 

Por todo ello, estamos en un momento en el que la eficiencia energética de los electrodomésticos y la manera en la que los utilizamos se han convertido en elementos determinantes. 

Para facilitar esta tarea, encontramos un gran aliado en el nuevo etiquetado energético, que puede ayudar a identificar aquellos productos que son más eficientes, consumen menos energía y, por tanto, nos ayudan a ahorrar. A la hora de comprar un electrodoméstico, lo importante no es solo tener en cuenta únicamente su precio, sino atender a su ciclo completo de vida; es decir, el precio de compra y el consumo de energía que realiza en el día a día. De este modo, integraremos ahorros que, tal vez, a primera vista no se aprecian. Puedes conocer más sobre cuáles son los productos más eficientes aquí

El cuándo y el cómo se emplean determinados aparatos también influye en la factura eléctrica. Planificar su uso en los horarios en los que la electricidad cuesta menos puede suponer un importante ahorro.

Infografias HabitosdeConsumo hogares def

Respecto al cómo los utilizamos, modificando algunos hábitos no sólo se ahorra en la cuenta de luz, sino también en el consumo de energía, cuidado así también del medio ambiente. 

Entonces, ¿cómo podemos ahorrar energía a través de nuestros hábitos? 

En primer lugar pensemos: ¿cuántas veces dejamos el móvil o el ordenador cargando cuando ya no es necesario?, ¿cuántas veces compramos productos más baratos sin pensar en su baja eficiencia energética?, ¿cuántas veces dejamos el televisor prendido cuando no lo estamos mirando?, ¿cuántas veces dejamos luces encendidas en espacios que no utilizamos? y ¿cuántas veces optamos por el modo stand by en vez de desenchufar los aparatos?

Como estos casos hay muchos más, pero cambiando algunas nuestras conductas podemos revertirlos. Por ello te proponemos una serie de consejos con los que puedes hacer la diferencia en tu hogar.

Infografias HabitosdeConsumo

Más información:

Comparte este artículo en redes:
Facebook icon
Twitter icon
LinkedIn icon