Las organizaciones ecologistas, ECODES entre ellas, solicitamos a la Comisión Europea que asigne los recursos adecuados a las políticas de ecodiseño y etiquetado energético

La Comisión Europea está dando largas al desarrollo de las normas de ecodiseño y etiquetado energético de los productos, principalmente debido a la falta de recursos, ya que estas políticas no reciben la importancia y los recursos que merecen.

Esto parece contradecirse con el recientemente publicado paquete ‘Fit for 55’, cuyo objetivo es reducir las emisiones netas de gases de efecto invernadero en al menos un 55% desde ahora hasta al año 2030. Según nuevo análisis hecho por ECOS y la EEB para la campaña de ‘Coolproducts’, que cuenta con el apoyo de ECODES, se espera que las políticas de ecodiseño y etiquetado energético aporten por sí solas alrededor de un tercio del ahorro necesario para alcanzar el objetivo del ‘Fit for 55’.

Lamentablemente, hasta la fecha no se han aplicado ni el 25% de las actualizaciones previstas para el periodo 2016-2019. Paralelamente, la Comisión sigue elaborando su Plan de Trabajo para 2020-2024, aunque se espera que se adopte con al menos dos años de retraso.

El análisis presenta estos impactantes hechos:

  • Se calcula que los retrasos en el desarrollo de políticas de ecodiseño y etiquetado energético causarán 10 millones de toneladas (CO2eq) de emisiones adicionales cada año de aquí a 2030
  • Esto equivale a 5 millones de coches añadidos a nuestras carreteras
  • Sin retrasos, los consumidores podrían ahorrar un total de 40.000 millones de euros en sus facturas de energía entre 2020 y 2030
  • Sin embargo, tal y como están las cosas, un hogar europeo medio gastará anualmente 110 euros más en energía de aquí a 2030, como resultado directo de una política deficiente

Para recuperar el tiempo perdido y cosechar el potencial de ahorro adicional, las organizaciones ecologistas pedimos a la Comisión que asigne el personal adecuado y la urgencia política a las políticas cruciales de ecodiseño y etiquetado energético, pasando a una aplicación mucho más ambiciosa de la normativa vigente.

Las políticas de ecodiseño y etiquetado energético impulsan el desarrollo de electrodomésticos, productos industriales y dispositivos electrónicos eficientes desde el punto de vista energético mediante la limitación del consumo máximo de electricidad, y existen interesantes oportunidades futuras para mejorar aún más la eficiencia de los productos (por ejemplo, mejorando los estándares de durabilidad).

Puedes encontrar el informe completo de Coolproducts aquí.

En esta iniciativa participan:

Etiquetas:

Cambio climático
Comparte este artículo en redes:
Facebook icon
Twitter icon
LinkedIn icon