El empoderamiento de la población, clave en la lucha contra la pobreza energética

Miércoles 20 de Febrero de 2019

En la semana europea de lucha contra la pobreza energética, Ni Un Hogar Sin Energía presenta los resultados de los casi 4.800 hogares que han participado en el programa desde 2013, destacando que en 2018 un 39% de las familias atendidas  no estaban beneficiándose del descuento por bono social a pesar de tener derecho a él, por desconocimiento o dificultad en la solicitud.  

¿Es posible tener una vivienda digna o proteger nuestra salud de asma, neumonía u otras enfermedades respiratorias sin calefacción o electricidad?  La solución de la pobreza energética pasa por un enfoque que aborde las múltiples causas: desde la ineficiencia del parque de viviendas español hasta el ascenso continuado del precio de la energía en España, pasando por la disminución de la renta de las familias o la falta de cultura energética de la población para reivindicar sus derechos energéticos. Pero la consideración de partida para abordarla, es que la energía, y el acceso a ella, deben ser considerados un derecho humano y como tal debe estar recogido en la Constitución. 

Partiendo de esta premisa y teniendo en cuenta la necesidad de un empoderamiento de la población y de los diferentes actores implicados en la lucha contra la pobreza energética, el programa de ECODES Ni Un Hogar Sin Energía ofrece información y herramientas para entender y reducir las facturas de suministros energéticos, aprender hábitos de consumo responsable de la energía y conocer medidas de eficiencia energética para implementar en sus hogares, así como ayudas o programas para financiarlas. La transmisión de la información a la población, y especialmente a las personas vulnerables, se realiza a través de diferentes canales: web, herramientas online de gestión de la energía, talleres, puntos de atención, visita a hogares, folletos y carteles, programas de voluntariado corporativo y ciudadano.

En la web NiUnHogarSinEnergía.org, tanto las familias vulnerables como todas aquellas personas interesadas en rebajar sus facturas de energía y reducir sus emisiones de CO2, pueden rellenar el cuestionario online “Quiero ahorrar” y recibir de forma instantánea recomendaciones personalizadas de hábitos de consumos eficiente de la energía, de medidas de eficiencia energética y de optimización de su contrato para reducir las facturas de energía.  También les permite conocer si pueden disfrutar del bono social eléctrico. Además, Ni Un Hogar sin Energía ha desarrollado ENERSOC, una herramienta para la gestión de la pobreza energética para facilitar la atención a personas vulnerables por parte de las ONGs sociales, ayuntamientos, organizaciones de consumidores y programas de voluntariado corporativo. Ni Un hogar Sin Energía también apoya a empresas, ayuntamientos, comunidades autónomas y entidades sociales a poner en marcha planes integrales de lucha contra la pobreza energética con talleres de formación, puntos de atención visitas, implementación de medidas de micro eficiencia y rehabilitación de bajo coste, así como la evaluación y seguimiento del impacto de estos programas y el análisis y caracterización de la Pobreza Energética en un municipio o región.

Cecilia Foronda explica que “a lo largo de estos cinco años, en Ni Un hogar sin Energía hemos  puesto en marcha proyectos de acción directa y presencial como la Red de Voluntariado ciudadano contra la Pobreza Energética – Energía Justa en Zaragoza y Sevilla, en colaboración con Ecoserveis y ABD, proyectos de voluntariado corporativo que se han desarrollado en 36 municipios de toda España con empresas como ENDESA, Leroy Merlin o Mapfre, así como campañas de información con puntos de atención y visitas a hogares con el apoyo del Ayuntamiento de Zaragoza  o el Gobierno de Aragón. Desde 2013,  hemos llegado a casi 4.800 familias, con ahorros medios anuales en al factura de al luz  120 € por familia  y un retorno social y ambiental de la inversión superior a 3 € por cada euro invertido”. Todo ello gracias a Albia como patrocinador principal del programa y una gran cantidad de colaboradores del tercer sector, empresas, fundaciones o ayuntamientos que han permitido llegar a las familias vulnerables, financiar los proyectos o han donado materiales.

En 2018, los diagnósticos energéticos de las familias atendidas muestran los siguientes resultados:

  • Al 73 % de las familias les supone un ahorro la tarifa con discriminación horaria pero no la tienen contratada.
  • Un 51 % de las familias tienen una potencia contratada superior a la necesaria.
  • Todavía hay un 39% de las familias que tienen derecho al bono social pero no lo estaban disfrutando,
  • El 51% de los hogares sufren la entrada de aire a través de puertas y/o ventanas, lo que supone una pérdida de confort importante, además de una pérdida energética.
  • El 61% de las viviendas disponen de ventanas con vidrio simple.
  • El 54% de los participantes no puede mantener su vivienda a una temperatura ideal en invierno y/o en verano.
  • Un 17% de los diagnósticos energéticos realizados revela que no se dispone de ningún sistema de calefacción.
  • El porcentaje de viviendas con termo eléctrico es elevado, alcanzando el 41% del total.

Carlos Pesqué técnico del programa afirma que “los resultados del trabajo con las familias de Ni Un Hogar Sin Energía dejan patente la importancia de seguir trabajando en el empoderamiento energético de la población para que conozcan las opciones de ahorro en las facturas, así como la necesidad destinar más fondos a la rehabilitación energética de las viviendas”.

El trabajo de atención directa del programa Ni Un Hogar Sin Energía nos permite conocer la realidad de las familias vulnerables  para generar propuestas y soluciones con el objetivo de hacer incidencia y trabajar  en red y para impulsar políticas ambiciosas de acción contra la pobreza energética.

Ni Un Hogar Sin Energía fue galardonado en  2018 como el Mejor Proyecto Español de Innovación Social para hacer frente a la pobreza Energética en la segunda Edición del Programa para emprendedores sociales “Social Innovation to Tackle Fuel Poverty” de Fundación Schneider Electric y Fundación Ashoka.







[ Clic en las imágenes para ampliar ]

 

Contacto:

Cecilia Foronda
Directora del Área de Ciudades Sostenibles de ECODES
Tel: 638 812 239 E: cecilia.foronda@ecodes.org

Carlos Pesqué
Experto de Pobreza Energética de ECODES
Tel: 630 49 23 71 E:  carlos.pesque@ecodes.org

 
Suscrbete y recibe toda la informacin de ECODES.