En el aniversario del DieselGate, el diesel se dispara.

Martes 18 de Septiembre de 2018

Nota de Prensa
18 de septiembre de 2018

Con 3,2 millones de diésel en las carreteras españolas y 43 millones en las europeas el parque sigue creciendo tres años después del Dieselgate

En España, en los últimos tres años, el Diesel ha crecido un 68%.

Una acción para mejorar los 43 millones de coches y camiones diésel sucios que hay hoy en las carreteras de la Unión Europea.En la actualidad, hay 43 millones de diésel sucios en las carreteras europeas, y su número sigue creciendo tres años después del escándalo Dieselgate, según un nuevo informe. En las carreteras españolas el número de diésel sucios alcanza los 3,2 millones, lo que significa un aumento del 68% en los últimos tres años.
 
El informe demuestra que no hay vehículos diésel limpios pues incluso los que cumplen el límite de NOx cuando se someten a los tests reglamentarios producen emisiones tóxicas que se incrementan por un factor de 9 cuando se conducen en carreteras con más cuestas, aceleraciones más frecuentes y mayor velocidad. La federación de ONGs europea Transport & Environment (T&E), autor del informe, concluye que estos nuevos resultados de mediciones por detección remota que los motores de combustión como los diésel y gasolina - incluyendo los que cumplen el nuevo estándar emisiones en condiciones reales de conducción (Real Driving Emissions – RDE) - no son y nunca podrán ser limpios en un futuro previsible.
 
El número de coches y furgonetas diesel altamente contaminantes en las carreteras europeas ha aumentado 5 millones desde el año pasado y 14 millones desde el descubrimiento del engaño del Dieselgate hace ya tres años. Hay 8,7 millones de diésel en Francia; 8,2 millones en Alemania; 7,3 millones en Reino Unido; 5,3 millones en Italia y 3,2 millones en España, situando a nuestro país en quinta posición. Muchos de estos automóviles se exportan ahora hacia Europa del este  y terminarán en África. T&E afirma que si Europa no actúa, los vehículos diésel de alta emisión estarán contaminando el aire de las ciudades de todo el mundo durante las próximas décadas.
 
 
 
Mónica Vidal, de ECODES, afirma: “Después de tres años, es aleccionador que la cantidad de coches y furgonetas diesel sucios en las carreteras todavía sigan en aumento. La UE debe tomar medidas para limpiar los 43 millones de vehículos extremadamente contaminantes y evitar su venta o uso hasta que se haya logrado que emitan menos. De lo contrario, los vehículos continuarán dañando la salud de los ciudadanos antes de ser exportados a otros mercados donde causaron una destrucción similar”.
 
Las últimas pruebas encargadas por T&E revelan que los nuevos vehículos Euro 6 se están diseñando para pasar los tests regulatorios más que para producir bajas emisiones en carretera. Pasan la prueba oficial en carretera pero luego emiten muy por encima del límite legal cuando se conducen en carreteras con más pendientes, con aceleraciones más típicas y velocidades más rápidas que todavía son representativas del comportamiento de los conductores. Un Honda Civic diésel de 2018 cumple con el límite de NOx según la prueba europea de emisiones del mundo real, introducida en 2017, pero sus emisiones de NOx se multiplican por 9 cuando se conduce en unas condiciones más variadas y más representativas del mundo real. De forma similar, las emisiones de partículas del Ford Fiesta fueron más del doble del límite cuando éste se condujo de una forma más parecida a un trayecto típico, a pesar de haber sido equipado con un filtro de partículas de gasolina. A contrario de las afirmaciones de la industria, los resultados demuestran que los vehículos nuevos van a producir más contaminación cuando estén conducidos por los consumidores que cuando estén sometidos a pruebas por ingenieros.
 

 
T&E también ha llevado a cabo un estudio de más de 1.300 taxis diésel en 8 ciudades de la UE, presentado en el informe, que concluye que 4% de los vehículos Euro 5 y Euro 6 producen emisiones de partículas altas anormales – aunque el filtro de partículas diésel es obligatorio en todos desde 2011. Sólo un 4% de coches sin un control adecuado de las emisiones de partículas debido a fallos del equipo y manipulación deliberada resulta en casi el doble de emisiones de partículas de todos los vehículos diésel.
 
El informe también resalta la preocupación emergente por el riesgo para la salud de muchos contaminantes totalmente desregulados como el benceno, los compuestos carbonilo y los hidrocarburos policíclicos aromáticos (PAH), que son carcinógenos.
 
Isabell Büschel, de T&E, concluye: “Los datos demuestran que coches con motor de combustión no han sido limpios en el pasado, no lo son hoy en día, y no lo serán en un futuro previsible. La industria del automóvil siempre encontrará maneras de evitar tests y optimizar resultados. La única manera de asegurar que los coches son realmente limpios es cambiar a vehículos de cero emisiones y electromovilidad”.
 
Los socios de T&E en España coinciden además en la necesidad de reducir la flota, fomentar el coche compartido, el transporte público y la bicicleta. Para ello, el informe propone un plan en siete pasos que incluye:
 

  1. Una acción para evitar la venta y utilización de coches altamente contaminantes que no hayan sido convenientemente reparados.
  2. Apoyar a las ciudades para que definan políticas de restricción de acceso de vehículos que se adecúen a sus circunstancias, a la salud pública y medioambiente y ayudarles a detectar TODOS los vehículos altamente contaminantes por medio de detección remota.
  3. Hacer que los fabricantes de coches contribuyan a un Fondo de Aire Limpio para ayudar a las ciudades europeas  a alcanzar los estándares de calidad del aire de la UE – con 10 € por cada coche nuevo vendido se podrían recaudar más de 150 millones de euros al año.
  4. Reformar la regulación RDE para que sea más representativa de la forma en la que los coches se conducen y utilizan.
  5. Cambiar hacia la obligatoriedad del cumplimiento de los estándares de emisiones de la UE en base al rendimiento del vehículo durante toda su vida útil, utilizando tests independientes durante el uso, además de inspecciones técnicas periódicas y reforzadas.
  6. Un nuevo límite de emisiones Euro 7.

 
En octubre, el Parlamento Europeo y los Estados miembros finalizarán sus enmiendas a la propuesta de la Comisión Europea para límites de emisiones de CO2 para coches y furgonetas nuevos en 2025 y 2030. En el centro de esta lucha está la medida en que Europa debería persistir con la venta de vehículos de combustión o cambiar a alternativas eléctricas y de hidrógeno.

 
Para más información:

Mónica Vidal
Responsable del Área de Política y Cambio Climático
Fundación Ecología y Desarrollo (ECODES)
T: (+34) 639203822
E: monica.vidal@ecodes.org
 
Isabell Büschel
Experta para España
Transport & Environment (T&E)
T: (+34) 658 391 171
E: isabell.buschel@transportenvironment.org

 
Suscrbete y recibe toda la informacin de ECODES.