Aguilar: "La supresión del límite de los 80 km/h hará que aumente la contaminación"

Lunes 07 de Febrero de 2011

Rosa Aguilar, ministra de Medio Ambiente, cubre en el Gobierno una cuota femenina, andaluza y de izquierdas. La ex dirigente de IU apoya con decisión que la UE sea el motor del nuevo pacto contra el cambio climático. De sus años de alcaldesa de Córdoba recuerda la cercanía  popular, que quiere mantener en su cargo.
Fuente: La Vanguardia

Usted anunció en la conferencia de Cancún que España apoyaba que la UE redujera un 30% las emisiones de gases invernadero en el 2020 respecto a 1990. Pero eso no se ha concretado.

En marzo, la Comisión Europa planteará su hoja de ruta en materia medioambiental hasta el año 2050. Y en ese contexto, España planteará que colectivamente la UE asuma retos mayores y reduzca las emisiones un 30%. En la UE no puede haber dos velocidades ni debe haber brechas en relación con la lucha contra el cambio climático; porque, si no, la UE perdería fortaleza en el papel de vanguardia que tiene que desempeñar en la lucha contra el calentamiento climático. La UE debe tener en el ámbito internacional un papel de liderazgo.

Pero no ha concretado el papel de España en el reparto interno de esfuerzos en la UE.
Mientras tanto nosotros estamos preparando los trabajos para que ese objetivo que hemos planteado se pueda hacer realidad mediante acciones, paso a paso, en el ámbito de España. Pero la posición de la UE debe ser común, conjunta y de liderazgo mundial. No podemos perder de vista la cita del 2012 en Brasil y en el 2011 debemos seguir dando pasos.

Una de las claves para reducir las emisiones es fomentar las energías renovables. Pero el Gobierno ha recortado la ayuda a las fuentes limpias.
El Gobierno ha hecho una apuesta clara, decidida y determinada en favor de energías renovables. Es verdad que la crisis ha impactado en la velocidad que se imprime a su implantación; pero este es el camino. Espero que más pronto que tarde, como fruto de los acuerdos con sindicatos y empresarios, nos adentremos en la senda de la recuperación y tengamos mejores y mayores oportunidades de continuar este impulso.

En estos pactos, se apunta la idea de prolongar la vida útil de las nucleares más allá del 2020. Y el Gobierno deberá aclarar el papel futuro de las nucleares.

La señal dada con el cierre de Garoña es clara. Ese cierre y el fomento de las renovables es la opción del Ministerio de MedioAmbiente. El impulso de una nueva economía pasa por una política energética sostenible. Mi   posición no puede ser otra que la apuesta por una energía limpia.

Concrete, por favor. ¿Suscribe la frase: “No apoyo la prolongación de la vida útil de las nucleares”?; al fin y a cabo, no se apartaría de lo que dice el programa electoral del PSOE.
No sé por qué se tiene que traer ese debate. No me consta que vaya a variar la posición del Gobierno.

Diversos expertos dicen que las compañías eléctricas tienen beneficios caídos del cielo. El usuario paga lo mismo si la electricidad es de una hidroeléctrica, cuyo recurso sólo es agua de lluvia, que la de una térmica, que importa. Y aun así, todas las eléctricas cobran igual: el precio más caro. Alemania ha alargado la vida de las nucleares pero esos beneficios ayudarán a impulsar las renovables...


Si se pone sobre la mesa un asunto así es porque se van a tomar decisiones como perspectiva global. Pero plantearlo ahora no lleva a ninguna parte. No me gustaría que fuera un debate recurrente para generar una permanente confrontación y polémica.

Las grandes industrias tienen un tope anual de emisiones de CO2; pero en el transporte y la edificación queda mucho por hacer. ¿Cómo limitar ese consumo energético?
El transporte es clave para conseguir menos emisiones, y las comunidades
autónomas tienen competencias sobre la planificación, y los  ayuntamientos, en tráfico o transporte público colectivo. Algunos han dado pasos importantes, pero debemos seguir dándolos.

¿Prevé nuevas medidas?
El Ministerio de Fomento está trabajando en un plan para ahorrar energía en la vivienda. Debemos lograr un mayor ahorro de energía y que haya menos emisiones de gases. Y quiero proponer a las comunidades  autónomas y a la Federación de Municipios un gran plan de comunicación y de educación para intensificar la información y la sensibilización de la ciudadanía. El ciudadano debe saber que si no coge el coche para moverse cerca no sólo ahorra dinero, sino que mejora las condiciones de vida, suya y de los demás. Debemos pedir la colaboración de la ciudadanía.

A veces, los políticos se escudan y transfieren su responsabilidad al ciudadano sobre la necesidad de un cambio de hábitos. Renuncian a su liderazgo.
Yo creo que debemos ser los políticos los que asumamos esa  responsabilidad, de la mano de los ciudadanos. La ciudadanía debe ser la protagonista de los cambios de hábitos, pautas y costumbres que se tienen que dar para lograr una política ambiental activa en la lucha contra el cambio climático.

Hablemos de contaminación en las ciudades. El gobierno catalán ha sustituido el límite de velocidad de los 80 km/h por la velocidad variable en las vías de entrada. ¿Qué le parece?
Soy respetuosa con las competencias de la Generalitat. Pero todo cuanto suponga generar más emisiones, más gastos de combustible y agravar los impactos sobre el medio ambiente me parecerá un paso atrás. La eliminación del límite de los 80 km/h traerá más contaminación y más consumos, con un coste ambiental y de salud para la ciudadanía.

Madrid también supera los límites de polución de la UE.
Madrid no puede limitarse a esperar a que pase el tiempo sin hacer nada, y plantear como única solución, cuando ha expirado el plazo para cumplir los límites, que se le dé una moratoria. Si una ciudad aplica medidas pero pese a todo no logra los resultados esperados, merece una ayuda (que se apoye esa prórroga).

Pero en el caso de Madrid, no ha habido ni voluntad, ni mejora, ni convicción. No se ha hecho nada. Usted acusa al Ayuntamiento de Madrid de cambiar la estaciones de control atmosférico.
Que se hayan quitado estaciones de control atmosférico de los lugares donde hay una alta o pésima calidad, con el fin de que el ciudadano no sepa lo que ocurre con el aire, no es legítimo. Madrid ha estado mirando hacia otro lado, y no ha habido voluntad de actuar, ni decisiones.

¿Es partidaria de los cultivos transgénicos?
Estamos trabajando para tomar decisiones al respecto. Es uno de los temas a los que vamos a dar respuesta desde el diálogo y, como siempre, de la mano de los informes científicos. Hay que tener en cuenta de partida que España produce cultivos transgénicos y los consume, igual que los demás países europeos. Pero no tenemos ninguna intención de que estos
cultivos vayan a más.

Usted tuvo una reunión con los grupos ecologistas; les propuso alcanzar un pacto. ¿Son sus enemigos o sus aliados?
Estoy convencida de que las oenegés son necesarias.Y si hemos entablado
un diálogo con ellas lo hemos hecho con la convicción profunda de que era el camino adecuado y necesario. Estamos dialogando para configurar una hoja de ruta hasta el final de la legislatura. Estamos trabajando en un documento y espero que este mes de febrero esté culminado. Tendrá un seguimiento y tendrá voluntad de permanencia.

Pero el acuerdo es difícil. Se habla de eliminar bolsas de plástico de un solo uso o el almacén de residuos radiactivos..., son cosas muy heterogéneas.
Pero por difíciles y heterogéneas que sean, no me van a parar hasta lograr que esa hoja de ruta llegue a buen puerto.

Le han pedido gestos, como el derribo del polémico hotel del Algarrobico (Almería).
Una vez que dicte sentencia el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía y se diga si la licencia que otorgó el Ayuntamiento estaba ajustada a derecho o no, estamos dispuestos a arrimar el hombro y aportar recursos para que quede resuelto. Y dejarlo resuelto significa que el parque natural del Cabo de Gata quede totalmente libre del hotel del Algarrobico.

La UE ha abierto un expediente a España por no tener elaborados los planes de cuenca de los ríos, como exige la directiva marco de agua, para lograr su plena recuperación ecológica. Si no fuera por la vigilancia de la UE, tendríamos un país ambientalmente peor.
No habría que esperar a que nadie nos vigilara para actuar. Tenemos ya tres planes hidrológicos aprobados y trabajamos en el resto. A la UE le hemos dejado claro que no hemos parado de trabajar, pero hay planes que no se han podido hacer por la estrategia del PP de confrontar pueblos y territorios en relación al agua.

¿El trasvase del Ródano a Barcelona, una propuesta estelar de CiU, es necesario?
Las infraestructuras e inversiones que se han hecho ya hacen innecesario un trasvase del Ródano. Vamos a tener pronto una reunión con el conseller Lluís Recoder, y pondremos sobre la mesa las actuaciones que hemos efectuado y cómo hay una garantía plena de suministro de agua.

En España se recicla el 26% de los envases de plástico domésticos, cumplimos la directiva europea por muy poco.

Tenemos ahora la ley de residuos en marcha, y puede ser un instrumento útil. Debemos asumir la separación selectiva no como una obligación sino como una mejora y un instrumento para hacer partícipes al ciudadano en la defensa del medio, aunque se necesita más complicidad entre las  administraciones y la ciudadanía.

 
Suscrbete y recibe toda la informacin de ECODES.