Bruselas lamenta el veto a la prohibición del comercio del atún rojo

Viernes 19 de Marzo de 2010

La Comisión Europea ha lamentado la falta de apoyos para vetar el comercio internacional de atún rojo en la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), que se celebra en Doha (Qatar), y reclama medidas "estrictas" para asegurar la recuperación de una especie que se encuentra en situación crítica por el exceso de pesca. Fuente: El Mundo

Las organizaciones ecologistas WWF y Greenpeace han criticado igualmente la decisión de los gobiernos reunidos en CITES, pues, para ellos, el comercio de este pescado condena a la especie a la "extinción".

Por otro lado, la Confederación Española de Pesca (Cepesca) asegura haber acogiso la noticia "con media alegría" y ha invitado a la prudencia, ya que aún existe la posibilidad de la propuesta sea discutida en Pleno por la Organización, el próximo 25 de marzo. La Asociación de Cerqueros Españoles, los principales pescadores de atún, ha declarado que "esta votación pone de manifiesto la falta de consistencia de la propuesta de Mónaco y del apoyo de la Unión Europea, dado que no estaban basadas en argumentos científicos".

La prohibición ha sido rechazada por 60 votos en contra, 20 a favor y 30 abstenciones.

La protección del atún rojo del Atlántico o de aleta azul (Thunnus thynnus) era uno de los asuntos claves en la conferencia trianual de la CITES que se desarrolla en Doha, la capital de Qatar, con la presencia de decenas de delegados internacionales y representantes de Organizaciones No Gubernamentales.

El Principado de Mónaco había propuesto incluir a esta especie en el Anexo I de la Convención con el objetivo de que se prohibiera su comercio internacional y se protegiera a estos animales, en situación crítica por la pesca incontrolada.
Votación secreta

La votación fue secreta, a petición de Noruega, uno de los 175 países que son miembros de la CITES. Hasta el viernes no se conocerá con detalle qué países respaldaron la petición y quiénes se opusieron.

También ha sido rechazado el documento presentado por España en representación de la Unión Europea, que apoyaba que la inclusión del atún rojo en el Apéndice I de la CITES se retrasara hasta mayo del año próximo. Esta última propuesta recibió 43 votos a favor, 72 en contra y 14 abstenciones.

Fuentes de la delegación española que pidieron permanecer en el anonimato explicaron a la agencia Efe que aún existe la posibilidad de que se lleve el caso al plenario del 25 de marzo, siempre y cuando lo solicite alguna delegación y reciba el apoyo de otra. Sin embargo, descartaron que la propuesta de Mónaco reciba el respaldo en ese plenario, teniendo en cuenta lo sucedido en la sesión del jueves.

La población de atún rojo ha disminuido un 75% desde 1957, la mayor parte en la última década, según datos aportados por Mónaco.
Gran consumo en Japón

Sin embargo, la delegación de Japón puso en duda el miércoles los datos que indican que el atún rojo está cerca de su extinción y sostuvo que "se puede multiplicar rápidamente".

El atún rojo vive en el Atlántico norte y aguas adyacentes, particularmente en el Mediterráneo, y también en el Atlántico oeste, aunque en menor cantidad. El Mediterráneo es la zona principal de pesca y reproducción. En la mayoría de los casos se captura con embarcaciones de cerco y el atún es transportado después a granjas de engorde, donde pasa entre 6 y 8 meses.

Se consume fresco en los países que lo capturan, pero la mayoría de la producción se exporta, congelada, a Japón, donde es muy apreciado para el mercado del sushi y del sashimi.
 

 
Suscrbete y recibe toda la informacin de ECODES.