Cáncer y pesticidas en la agricultura: se inicia una exhaustiva investigación

Lunes 01 de Marzo de 2010

El instituto francés “L’Institut de veille sanitaire” (InVS) y la Mutua Social Agrícola (MSA) han puesto en marcha una exhaustiva investigación epidemiológica sobre el estado de salud de los agricultores, especialmente en lo referente al riesgo de cáncer relacionado con el uso de pesticidas en su actividad profesional. Fuente: ladyverd.com 

Este estudio, denominado "Coset-MSA"(Cohorte santé et travail), permitirá describir y vigilar el estado de salud de la población rural relacionada con la agricultura.

El estudio realizará un seguimiento de varios años del estado de salud de un grupo de voluntarios y de sus condiciones laborales. El principal objetivo es poder identificar los oficios y condiciones de trabajo que representan un riesgo para la salud de la población, así como evaluar los impactos y poder aplicar medidas de prevención.

En su primera fase, el estudio arrancó el 8 de febrero de 2010 en cinco departamentos o regiones francesas y el objetivo es ampliarlo a escala mundial en 2012. Este estudio es el primer programa de seguimiento a gran escala del trabajo de la población en el sector agrícola.

Aproximadamente 35.000 personas participarán en el estudio respondiendo anónimamente a un cuestionario postal sobre cuestiones de salud y de su actividad profesional. Los participantes tienen edades comprendidas entre los 18 y los 65 años y fueron elegidos por sorteo entre trabajadores activos del sector agrícola. Los datos que se recojan se analizarán para averiguar la relación entre el trabajo, las condiciones laborales y la salud.

En 2002, los agricultores del sur de Francia se quejaron de haber sido intoxicados con el insecticida Fipronil, cuyas moléculas están presentes en numerosos pesticidas. Edemas de Quincke, inflamaciones bucales, irritaciones cutáneas o molestias respiratorias eran algunos de los síntomas que describían los afectados. Más tarde aparecieron trastornos hepáticos y dolores neuromusculares de varios meses de duración.

La toma de conciencia actual implica la necesidad de reforzar los estudios toxicológicos y epidemiológicos, concediendo prioridad al principio de precaución ante los intereses de la industria fitosanitaria y el  sector agrícola en su conjunto.

Fuente
 

 
Suscrbete y recibe toda la informacin de ECODES.