Las mujeres del medio ambiente paramos

Martes 06 de Marzo de 2018

 

Una mirada, otra.
Trabajando el género desde la perspectiva ambiental.

 

ECODES cambia de color para unirse al Día Internacional de las Mujeres. 
#LasMujeresdelMedioAmbienteParamos

 

El cambio climático nos afecta a hombres y mujeres por igual pero sus consecuencias castigan en mayor medida a las mujeres.

A menudo, las mujeres y las niñas son las últimas en comer o en ser rescatadas; se enfrentan a mayores riesgos de salud y seguridad cuando los sistemas de agua y saneamiento se ven comprometidos; y asumen una mayor carga de trabajo doméstico y de cuidado cuando deja de haber recursos. Naciones Unidas nos alerta de esta situación con datos: en 25 países africanos subsaharianos las mujeres invierten 16 millones de horas en buscar agua cada día, frente a las 6 millones de horas invertidas por hombres. Las grandes sequías están afectando en el aumento de la violencia contra las mujeres, la mortalidad materna, los matrimonios infantiles, infecciones, hambre, malnutrición, usurpación ilegal de tierras y pobreza. 

ECODES somos un actor activo en el seguimiento e implementación de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.
La igualdad de género es el 
Objetivo número 5: una sociedad en la que la mitad de su población se halla discriminada sistemáticamente no podrá ser nunca justa ni sostenible, por lo que se impone mayor compromiso con la igualdad de género. 

Echa un vistazo a nuestra mirada
 

1. Una mirada a la pobreza energética

La Pobreza Energética tiene una mayor incidencia en la familias monomarentales

Según datos del INE, el 9% de los hogares españoles están formados por una mujer sola con menores a su cargo. La incidencia de la Pobreza Energética en esta tipología de familias es especialmente sensible, pues el porcentaje de hogares monomarentales que sufren este problema es mayor que el de la población media en España.
Ecodes a través del trabajo directo con familias que realizamos en el proyecto Ni un hogar sin energía, estamos analizando continuamente las características sociodemográficas de la población afectada por pobreza energética, y hemos comprobado cómo un
  30% corresponde a mujeres solas con menores a su cargo.
Conscientes de la mayor incidencia de esta problemática en este sector de la población, Ecodes realiza puntos de atención y talleres sobre hábitos de consumo y facturación energética en Amasol (Asociación de Madres Solas) a través de su red de voluntariado contra la Pobreza Energética. 
 
 
Más información
 

2. Una mirada a Centroamérica

El 5 de diciembre de 2017, 23 mujeres rurales de los municipios de León y Larreynaga (Nicaragua) finalizaron su participación en la escuela de lideresas en agua y saneamiento que ha sido facilitada por la organización Xochilt Acalt con el acompañamiento del equipo de Ecodes en Nicaragua.
Estas escuelas fueron diseñadas e impulsadas por las organizaciones socias de la Iniciativa PARAGUA con fondos de la AECID, con la idea de desarrollar procesos formativos de género que promuevan el empoderamiento de las mujeres que ocupan cargos directivos en los comités de Agua Potable y Saneamiento (CAPS).
 
 
 
Más información
 

3. Una mirada al compromiso ambiental

La visibilización de las mujeres en la toma de decisiones de los temas más influyentes referidos al cambio climático todavía es muy baja en proporción a lo que nos afecta y a nuestras acciones para combatirlo. En Comunidad #PorElClima recogemos los esfuerzos que personas, empresas y entidades están haciendo para que nuestro Planeta no cambie, poniendo freno al cambio climático. Las mujeres son una parte muy activa del proyecto y ya  se han adherido más de 800 para contar, desde su perfil, todo lo que están haciendo a favor del clima por medio de las acciones seleccionadas o subiendo sus propias noticias climáticas de actualidad. 
 
 
Más información
 

4. Una mirada al impacto social

A  través de la metodología SROI trabajamos en identificar y valorar los impactos sociales y socio-económicos generados por proyectos y organizaciones. Uno de los ámbitos en que nuestros estudios identifican valor es el de género.
En no pocos casos, la implementación de proyectos o políticas tiene la consecuencia de afectar positivamente a la posición de las mujeres. Es conocido, por ejemplo, el valor de género creado en proyectos de agua y saneamiento, facilitando acceso a puestos de responsabilidad dentro de las comunidades y liberando tiempos de tareas como el acarreo de agua, su tratamiento, o la higiene del hogar.
Esto permite a las mujeres poder desarrollar actividades productivas u otras que proporcionen mayor calidad de vida, generando valor para ellas mismas y para la sociedad.
 
 
Más información
 

5. Una mirada a la desigualdad

Mujeres y cambio climático

Un dato basta para hacernos idea de la magnitud de la discriminación: según la ONU "las mujeres (y los niños) son hasta 14 veces más vulnerables a los efectos del cambio climático que los varones adultos". En el caso de las migraciones, ellas también padecen en un grado superior los graves consecuencias de estos desplazamientos porque en muchos casos les corresponde quedarse en el territorio afectado ya sea por las sequías o las inundaciones, por ejemplo, mientras el hombre emprende esa migración. 
 
 
Más información