Analizamos los planes autonómicos de rehabilitación energética de viviendas en función de la vulnerabilidad de sus habitantes

14 de noviembre de 2022.- El sector residencial es el responsable mundial del 21 % del consumo energético y del 17 % de las emisiones de gases de efecto invernadero, mientras en España consumió en 2020 casi el 20 % de la energía y junto al sector comercial e institucional emitió el 8 %. Con motivo del Día de la Energía en la Conferencia sobre el Cambio Climático de Sharm El Sheij, COP27, el martes 15 de noviembre ponemos el foco en el estado de la rehabilitación energética en España por su relevancia para avanzar en la eficiencia energética sin dejar a nadie atrás.

En el informe “Rehabilitar nuestras viviendas sin dejar a nadie atrás, elaborado por ECODES junto a Political Watch, se hace seguimiento de la publicación, hace más de un año, del Real Decreto 853/2021 por el que se regulan los programas de ayuda en materia de rehabilitación residencial y vivienda social del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia y que marca el punto de inicio y el camino para las convocatorias de las ayudas en materia de rehabilitación energética.

En general, el análisis destaca que las comunidades autónomas han tardado más de medio año de media en redactar, tramitar y publicar sus programas. Un dato llamativo si se tiene en cuenta que se partía de una base que debería haberse podido publicar con pocas modificaciones y que apenas se han incluido innovaciones y mejoras relevantes para que las ayudas lleguen a la población que más lo necesita y habita las viviendas más ineficientes.

datos resumen rehabilitación energética

La rehabilitación de viviendas, en particular de aquellas más eficientes, es la manera más barata, socialmente justa y ambientalmente responsable de reducir nuestros consumos energéticos para cumplir con el Acuerdo de París y con el Objetivo de Desarrollo Sostenible 7, energía sostenible, de la Agenda 2030. Distintos gobiernos a todos los niveles están invirtiendo grandes cantidades presupuestarias en acciones de urgencia para proteger el aquí y el ahora de miles de familias. Sin unas medidas ambiciosas estructurales y a largo plazo, como la rehabilitación de viviendas, que mejore las condiciones de vida de quienes más sufren las crisis que vamos encadenando, los gobiernos tendrán que invertir cada vez más dinero en parches para solventar las emergencias.

A pesar de ello, son varias las regiones que han añadido pocos elementos más allá de concretar los niveles de renta a partir de la cual los hogares pueden optar a las ayudas adicionales para población en situación de vulnerabilidad y de establecer unas cantidades máximas para estas ayudas adicionales, lo cual es más sorprendente aún si se tiene en cuenta el periodo de tiempo transcurrido entre el 5 de octubre de 2021 y las progresivas convocatorias.

Muchas autonomías han achacado la tardanza en publicar sus convocatorias a una falta de personal público, algo que puede afectar a la tramitación de las ayudas y, por tanto, a la ejecución de las obras. A su vez, en algunos casos, las convocatorias se han retrasado para no solaparlas con otras ayudas a la rehabilitación vigentes, como el Programa de Ayudas para las Actuaciones de Rehabilitación Energética de Edificios (PREE).


“Aún quedan cuatro años para acabar de ejecutar los fondos disponibles del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia para dar ayudas a la rehabilitación de viviendas. Aún se pueden suplir algunas de las carencias existentes en los programas y las convocatorias. Pero el momento de tomar decisiones ambiciosas que permitan que toda la población pueda rehabilitar su vivienda es ahora”, explica Javier Tobías, técnico del área de Energía y Personas, al respecto.


Para Ecodes es importante cumplir con una rehabilitación energética que no deje a nadie atrás para avanzar en la transición justa que necesitamos, para adaptar nuestro país a las duras condiciones de cambio climático que ya estamos sufriendo y para hacer frente a la escalada de precios en la que nos encontramos. En estos momentos, las comunidades autónomas tienen la oportunidad de aprovechar fondos europeos para acelerar el ritmo de rehabilitaciones y priorizar a los que más lo necesitan y, aunque algunas van por buen camino, esperamos que todas puedan cumplir con este objetivo.

Más información:

Amaya Asiain
Departamento de Comunicación
amaya.asiain@ecodes.org

Comparte este artículo en redes:
Facebook icon
Twitter icon
LinkedIn icon