Hemos redactado estas notas sobre el documento presentado por el Gobierno de España para contribuir al enriquecimiento de la propuesta

La gravedad de las cuatro crisis que estamos viviendo (sanitaria, económica, social y climática) en todo el mundo y en España exige que nos pongamos en ”estado de emergencia” para resolverlas a través de una salida convergente de esas cuatro crisis interconectadas.

En este contexto, el Fondo Next Generation aprobado por la Unión Europea es una enorme y única oportunidad para España de construir una economía más robusta, con empleos más seguros, neutra en carbono, más justa y más saludable. Sería suicida desperdiciar esta única oportunidad.

Para resolver el enorme reto de gestionar, BIEN, los 280.000 millones que en nuestra opinión habría que invertir en los próximos 6 años en nuestro país hace falta que TODOS los actores institucionales, económicos y sociales de nuestro país nos pongamos en estado de emergencia para dar lo mejor de nosotros mismos.

Coherentemente con esa visión, ECODES se plantea contribuir con todas sus fuerzas al mayor éxito de este desafío-país. Esa es la disposición que pedimos a todas las fuerzas políticas, económicas y sociales y esa es la disposición que adoptamos como entidad.

Hemos redactado estas notas sobre el documento presentado por el Gobierno de España para contribuir al enriquecimiento de la propuesta. Entre TODOS tenemos que contribuir a lograr planificar las mejores alternativas y a encontrar el mejor modo de implementarlas. Es un esfuerzo común. TODOS nos deberíamos poner a la tarea.

Estas son nuestras opiniones y nuestras sugerencias de mejora:

1.-Valoramos positivamente el documento, las propuestas que acoge en sus páginas y los principios que las inspiran.

2.- Valoramos muy especialmente la afirmación de que los 140.000 millones podrían multiplicar su efecto movilizando un total de hasta 500.000 millones de euros.

Nos gusta esa ambición. Pero sugerimos un objetivo menor (doblar la inversión hasta los 280.000 millones), pero con un plan muy preciso para lograrlo, pasando del “podrían multiplicar” que se lee en el documento presentado al “vamos a multiplicar”. En este sentido, sería muy clarificador establecer los porcentajes provisionales de cofinanciación - privada o pública- en cada una de las políticas palancas.

3.-Pensamos que para enjuiciar bien el Plan deberían concretarse las metas concretas e hitos temporales en cada uno de los 30 proyectos claves que se enuncian.

Los principios están bien, las metas concretas están mejor. Sería muy útil señalar los objetivos de impacto (inversión, empleo o reducción de emisiones, por ejemplo) en cada una de los 30 proyectos.

4.-Se hace una afirmación expresa sobre la justicia inter-generacional (pág. 8) y se afirma que el plan tiene “una marcada proyección intergeneracional” ( pág. 11).

Ambas afirmaciones nos gustan. Pero sugerimos que se enfatice mucho más que el Fondo Next Generation obliga a realizar inversiones benéficas para los jóvenes porque ellos van a pagar la deuda mutualizada que la UE va a emitir. Determinadas inversiones no serían buenas para los jóvenes que las van a pagar. Es de justicia que los programas de inversión sean útiles y benéficos para la Next Generation.

5.-Una de las cuatro líneas directrices del plan es la España verde.

Eso nos gusta. Pero sugerimos que se enfatice mucho más la conexión de este Plan de Recuperación con el Pacto Verde de la UE, con la emergencia climática que vivimos, declarada por el Parlamento Europeo y el parlamento español, con el aumento del compromiso de reducción de emisiones de la Comisión Europea del 40% al 55% para el 2030, que el parlamento europeo quiere elevar al 60%, y con el Acuerdo de París al que, salvo error, no se menciona en el texto. Hay que ir a una España verde por el daño cierto que ya tiene y tendrá nuestro país con el cambio climático, por nuestros compromisos con el planeta, con las generaciones venideras y con la Comunidad Internacional.

6.- Se habla de la necesaria transición tecnológica y normativa para la España Verde.

Y eso es cierto. Pero en el texto se olvida la necesaria transición cultural, necesitamos cambiar nuestro estilo de vida. Un ejemplo muy claro es nuestra adicción a la economía lineal: cojo un producto, lo uso y lo tiro. No es posible construir una economía neutra en carbono y sin cambiar nuestros hábitos, nuestro estilo de vida. El plan debe hablar de ésto y debe haber partidas económicas para promover el “software” de una vida sostenible.

La confianza interpersonal, el cuidado de los bienes comunes, como la biosfera, una disposición de corresponsabilidad ante el desafío climático son valores imprescindibles para resolver nuestro desafío climático… ¡Muchas veces lo más valioso en una sociedad es lo intangible¡

7.- Una de las diez políticas palanca es promover una administración para el siglo XXI.

Estamos de acuerdo. Es un gran tema y es un gran objetivo. Pero tenemos una preocupación muy cercana en el tiempo: ¿Serán capaces las AAPP españolas de gestionar en tiempo y forma los 280.000 millones de euros en los próximos 6 años? Tenemos dudas. Y las tiene quien conoce la situación actual de las administraciones públicas: merma de plantillas, procedimientos y cultura interna muy mejorable… Y tiene dudas quien conoce las cifras de fondos europeos que realmente han logrado gestionar las administraciones públicas españolas.

También la Administración pública debe ponerse en “estado de emergencia”. Nos gusta el anuncio del Real decreto que se anuncia para evitar cuellos de botella administrativa, pero nos tememos que no será suficiente. No es muy prudente pensar que la Administración Pública española va a propiciar la inversión de 280.000 millones en tiempo y forma. ¿Por qué no invertir una parte de los recursos en mecanismos excepcionales de gestión pública de esos fondos? ¿Por qué no recursos humanos temporales para atender este estado de emergencia en el que debería estar la administración pública?

8.- Se afirma en la página 14 que en los primeros años se deben primar las transferencias y después los prestamos.

Nos parece buena la intención. Pero hay acciones, por ejemplo, la de los tejados solares, que pueden funcionar desde el principio solo con prestamos favorables. No habría que construir rigideces. Hay acciones muy diversas dentro de los 30 proyectos que se contemplan, no vale una regla común para todos.

9.- Por amplios que sean los recursos siempre se vuelven limitados al confrontarse con las necesidades, por eso nos parece bien la apelación que se hace en dos momentos del documento a focalizar en sectores económicos estratégicos.

Pero en la página 12 cuando se habla sectores estratégicos se menciona la agroindustria, la biotecnología, materiales, construcción, turismo y un etc. preocupante por indefinido. En la página 43, por el contra, hablando de la digitalización de sectores estratégicos se menciona como tales al sector salud, automoción, turismo y comercio además del agroalimentario. No es fácil focalizar, pero este documento debería hacerlo para lograr una TRANSFORMACIÓN DE NUESTRA ECONOMÍA apostando prioritariamente por los sectores de más futuro.

10.- El proyecto 18 se focaliza en la renovación y ampliación de las capacidades del sistema Nacional de Salud.

Es muy necesario. Pero creemos que se debería enfatizar, e invertir más, en el siempre relegado ecosistema de prevención de salud pública y la promoción de hábitos de vida saludables. Curar en los hospitales y centros de salud a las personas que enferman está bien. Evitar que enfermen está mejor, es más barato y las personas son más felices si no precisan atención hospitalaria. La COVID-19 era más letal en personas obesas, con problemas respiratorios e hipertensas. La salud pública tiene mucho que decir en esos temas. Por otra parte, muchos de los hábitos saludables son buenos para las personas, para la salud de las finanzas públicas y para la salud del planeta.

11.- El documento habla de los medios de implementación.

No discrepamos de los temas que comenta. Pero nos jugamos tanto que pensamos que deberíamos tener un plan A, un plan B y, por si acaso, un plan C. Los planes siempre se tuercen, surgen imprevistos, hay retrasos… Es fundamental crear una muy buena gobernanza del plan y crear una cultura de coordinación interinstitucional. Hay varias administraciones públicas, cada cual con su rol, su cultura, sus tempos, sus sesgos… Es fundamental crear una cultura y una operativa que garantice la coherencia de políticas y la máxima eficacia y eficiencia de las administraciones públicas españolas.

Es fundamental también que las administraciones públicas propicien, fomenten, promuevan espacios de cooperación entre el sector público, el sector privado y el sector social. Nadie sobra, que nadie peque de soberbia. Nos examinamos todos. Si fracasamos como país, fracasamos todos.

12.- En la página 54 se habla de un tema que se elude con mucha frecuencia en este país porque parece ser de “mal gusto”: resolver las carencias del sistema fiscal.

Tenemos que resolver de una vez nuestro alejamiento de Europa en lo que se refiere a, como se dice en el documento, “ratio ingresos/PIB inferior a la media europea… con un insuficiente desarrollo de la imposición medioambiental”. El dinero “regalado” (que como europeos pagaremos) se acabará y tendremos que seguir por la senda de la regeneración verde de nuestra economía con nuestros medios, además necesitaremos recursos propios para devolver lo que nos prestaron. Es un tema crucial. Quizás no toca el año próximo, pero tocará pronto y necesitamos prepararnos.

Y una reflexión final.

Pedíamos antes cooperación interinstitucional, pedíamos también cooperación y alianzas público privadas y llamamos ahora alto y claro al gobierno y la oposición para que colaboren con honestidad y lealtad para la mejor implementación del plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Nuestro llamamiento podrá ser tildado por algunos de inocente, pero el estado de emergencia al que aludíamos al principio consiste en no hacer lo acostumbrado. En esta ocasión, para aprovechar esta oportunidad única, por favor, colaboren lealmente. Nos jugamos mucho.

Más información:

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española

Ver documento

Comparte este artículo en redes:
Facebook icon
Twitter icon
LinkedIn icon