El Observatorio de Salud y Medio Ambiente se ha centrado en esta ocasión en la alimentación

En un año en el que se ha evidenciado más que nunca la importancia que el ámbito sanitario tiene para el país, hemos dado continuidad a la publicación del Observatorio de Salud y Medio Ambiente en alianza con DKV.

En esta ocasión, el foco del informe ha sido la alimentación y su vínculo no solo con la salud de las personas sino también con la del planeta: la producción ecológica de alimentos puede reducir entre un 48 y un 66 % las emisiones respecto a la producción no ecológica.

En este sentido, la crisis del coronavirus ha revelado nuestra vulnerabilidad y la importancia de restablecer el equilibrio entre la actividad humana y la naturaleza. Se hace necesario, así pues, un equilibrio nuevo y mejorado entre la naturaleza, los sistemas alimentarios y la biodiversidad para proteger la salud y el bienestar de las personas.

Comparte este artículo en redes:
Facebook icon
Twitter icon
LinkedIn icon