Análisis de los impactos del cambio climático y prevención de conflictos en el desarrollo del turismo de nieve

El aumento de temperatura, el cambio en los regímenes de precipitaciones, la reducción del periodo de innivación y del espesor de la cubierta de nieve, la erosión de los suelos y la retracción de la línea de árboles y de los hábitats naturales de fauna y flora emblemática, la modificación de los comportamientos de los animales y las alteraciones de formaciones icónicas como lagos y glaciares son algunos de los impactos del cambio climático en los ecosistemas de montaña.

A pesar de las incertidumbres en relación a los escenarios socioeconómicos futuros y las limitaciones de las proyecciones numéricas, la comunidad científica prevé una intensificación del calentamiento global que afectará de forma especial a las zonas de montaña, lo que las convierte en zonas especialmente vulnerables al cambio climático.

El turismo de invierno, altamente sensible a los cambios en la meteorología y la disponibilidad de nieve, es una actividad económica que solo se puede desarrollar en algunas de las zonas de montaña y juega un papel importante como fuente de ingresos y modela el desarrollo local. Sin embargo, la mayoría de estudios concluyen que la mayor variabilidad en el espesor y duración de la cubierta de nieve son elementos clave que podrían conllevar un impacto negativo en la duración de la temporada de esquí, la reducción de zonas esquiables y una disminución del número de esquiadores, amenazando la viabilidad y la sostenibilidad a medio y largo plazo del sector.

Foto_Pablo_Pirineo_2.jpg

Este estrecho vínculo existente entre sistemas naturales y sociales hace que la adopción de medidas de adaptación al cambio climático de las zonas de montaña, y en especial de aquellas cuya economía está muy vinculada al turismo de nieve, suponga un desafío, pues convergen actores, intereses y punto de vista muy diversos sobre las medidas a priorizar y el direccionamiento de las inversiones, que generan conflictos y divergencias.

Para aumentar la resiliencia del sector ante los efectos del cambio climático surgen en la escena pública soluciones como la producción de nieve artificial, la diversificación de actividades recreativas de nieve, la ampliación horaria de actividad de esquí, la extensión de los dominios esquiables en altura o en zonificación evitando las caras sur, la reconversión de las estaciones de esquí a estaciones de montaña o el replanteamiento del modelo de desarrollo económico local.

Todas estas medidas impactan en los ecosistemas de montaña, lo que requiere un análisis y planificación detallada de las alternativas. La defensa de los diferentes modelos genera tensiones y radicaliza las posturas, en ocasiones, sin tener en cuenta los análisis científicos y técnicos. Se requiere, en este sentido, identificar, analizar y definir pautas de actuación para integrar los impactos del cambio climático en el desarrollo turístico de la nieve en zonas de montaña, evitando las afecciones a la cohesión social del territorio, y definir herramientas de prevención y gestión de los conflictos entre los diferentes actores.

El proyecto pretende identificar, analizar y definir pautas de actuación para integrar los impactos del cambio climático en el sector del turismo de nieve en zonas de montaña, evitando las afecciones a la cohesión social del territorio, con la finalidad de reforzar el conocimiento de los agentes implicados sobre las amenazas a corto, medio y largo plazo, mejorar sus capacidades de anticipación y poner a disposición de los tomadores de decisiones metodologías de gestión de posibles conflictos.

Formigal collado

El objetivo de la iniciativa es el de generar alternativas de adaptación al cambio climático en ecosistemas de montaña dependientes del turismo de nieve que mejoren la resiliencia del territorio y la cohesión social, buscando:

  • Ampliar el conocimiento sobre los impactos del cambio climático en los ecosistemas de montaña y sus afecciones específicas en el sector turístico de nieve para facilitar el diagnóstico inicial y la toma de decisiones por parte de los agentes implicados.

  • Identificar las necesidades, intereses y prioridades de los diferentes actores en el Pirineo Aragonés (gobierno central, administraciones autonómicas y locales, empresas de servicios turísticos, sociedad civil y residentes), reforzar su conocimiento sobre los riesgos e impactos del CC en el sector y fortalecer sus capacidades de análisis de alternativas de actuación resilientes.

  • Propiciar la prevención de los conflictos sociales en las zonas de montaña a través de la difusión de procesos de información y sensibilización que permitan el desarrollo resiliente del sector de la nieve.

El proyecto está alineado con la prioridad 13.3 del Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático (PNACC), que marca como objetivo la definición de modelos turísticos más sostenibles y más resilientes a los impactos del cambio climático, estableciendo líneas de trabajo que pasan por la diversificar o cambiar las actividades económicas en zonas turísticas (el plan menciona específicamente el cambio de turismo de esquí a turismo de montaña) o promover la configuración de destinos y productos de turismo de naturaleza sostenible.

Ha sido seleccionado en la convocatoria de subvenciones de la Fundación Biodiversidad F.S.P., en régimen de concurrencia competitiva, para la realización de proyectos que contribuyan a implementar el Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático 2021-2030 en el ejercicio 2023.