Víctor Viñuales, director ejecutivo de ECODES, pide concreción y condicionalidades ambientales y climáticas en el acuerdo final

Distinguida Señoria:

Nuestra fundación compareció con responsabilidad e ilusión en el Grupo de Trabajo de Reactivación Económica de la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica. Aportamos con humildad nuestras reflexiones y nuestras propuestas concretas y en aquel momento nos sentimos alentados por sus preguntas y reflexiones. Ahora, sin embargo, nos sentimos decepcionados al conocer el dictamen publicado, que esperamos no sea el definitivo.

Hay una crisis, es mundial y es muy grave. Lo dicen todas las entidades financieras, los expertos y los medios de comunicación, entre muchos otros. Pero la Comisión de Reconstrucción Económica y Social del Congreso de los Diputados parece que solo contempla dos alternativas: o cerrarse sin acuerdo o acordar un texto con muchas generalidades, que marca muy raras metas concretas de acción. No hay ninguna congruencia entre la gravedad de la crisis y estas dos alternativas que se barajan.

¿Está bien enfocado el texto que hemos conocido en lo que se refiere a la transición justa y recuperación sostenible? Las ideas generales podemos decir que son, salvo excepciones, razonables. Pero ¿y las medidas concretas que exige la urgencia de la crisis económica y la emergencia climática? En el dictamen que está encima de la mesa se lee que hay que elaborar planes, estrategias y leyes e “impulsar”, “establecer”, “promover” tales o cuales políticas, lo que implica que las acciones reales y concretas que se realizarían a partir de esos textos tendrían efectos en el año 2023, en el mejor de los escenarios.

El dolor que ha sufrido y sufre este país y la crisis climática que vivimos no se merecen este final de la Comisión de Reconstrucción. No en todos los temas se podrá concretar, pero en bastantes de ellos sí que se puede hacer. Piénselo bien, señoría, ahora que todavía estamos a tiempo. Este no es un buen final para las esperanzas depositadas en ustedes por todas las entidades que comparecimos y por toda la sociedad.

Estoy convencido de que, en su fuero interno, usted concuerda en buena medida con la decepción que inspira esta breve carta que le remito. Ustedes son capaces de acordar un texto mucho más útil para el presente y el futuro de nuestro país. Actúen. Concreten, ahora que todavía hay tiempo.

Por todas estas razones le pido, por favor, que haga todo lo que esté en su mano para hacer mucho más útil el dictamen final.

Le deseo lo mejor. ¡Un fuerte abrazo!

Víctor Viñuales Edo

Director Ejecutivo

Fundación Ecología y Desarrollo (ECODES)

Comparte este artículo en redes:
Facebook icon
Twitter icon
LinkedIn icon