La iniciativa "Por el derecho a la energía: medidas urgente ya", activa en Change.org, surge ante la vertiginosa escalada del precio de la energía tras el estallido de la guerra de Ucrania

Zaragoza, 10 de marzo de 2022.- Desde el año pasado, el aumento del precio de la energía está siendo constante. Pero desde el estallido de la guerra de Ucrania, la escalada ha adquirido un ritmo vertiginoso. De hecho, el precio de la energía el pasado 8 de marzo a las 19:00 h fue un 822% más elevado que justo un año antes a esa misma hora. Se prevé que esta tendencia siga así hasta, al menos, 2023. Por ello, la crisis energética es uno de los temas centrales de la cumbre informal que hoy y mañana celebran los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea para dar una respuesta unitaria a la emergencia desatada por Rusia.

Esta situación de precios al alza afecta a toda la ciudadanía, pero especialmente a los casi 8 millones de personas que se encuentran en situación de pobreza energética en España. Si atendemos al contexto europeo, la cifra aumenta a entre 30 y 50 millones. Estamos ante un bien básico primera necesidad: es imprescindible garantizar el derecho a una energía limpia y asequible para todas las personas

Con el objetivo de contribuir a lograrlo, ECODES ha lanzado la campaña de recogida de firmas "Por el derecho a la energía: medidas urgente ya", activa en Change.org y dirigida al conjunto de la ciudadanía. En ella, se pide tanto al Gobierno español como a la Comisión Europea tres medidas urgentes:

  1. La reforma del sistema marginalista de fijación de precios de la electricidad para que las tecnologías más caras, actualmente el gas, no determinen el precio final y para que las tecnologías de generación más baratas, como son las energías renovables, se traduzcan en precios de la electricidad más bajos para los consumidores. 
  1. La aplicación de un IVA superreducido del 4 % para un “suministro mínimo vital” atendiendo a la consideración de la electricidad como un bien de primera necesidad. Este IVA superreducido se aplicaría a los términos de consumo y potencia para todos los consumidores domésticos, garantizando el derecho a la electricidad para todas las personas. Para consumos y potencias superiores, se mantendría el IVA del 21%. 
  1. La creación de un fondo de urgencia público-privado para hacer frente a la pobreza energética que apoye a las familias vulnerables a hacer frente al pago de los suministros de energía, mejorar la eficiencia energética, rehabilitar sus viviendas y acceder al autoconsumo. Las aportaciones privadas a este fondo procederían, entre otras fuentes, de los “beneficios caídos del cielo” que están obteniendo las empresas energéticas como consecuencia del sistema marginalista de fijación de precios de la electricidad.

 
Las adhesiones recopiladas a través de esta iniciativa serán entregadas a Teresa Ribera, vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico del gobierno de España, y a Kadri Simson, comisaria de Energía de la Unión Europea, como símbolo del consenso social existente ante la urgencia de actuar ante la actual crisis energética.

Más información:

Helena Vizcay Goñi,

Comunicación de ECODES

699 432 503 | helena.vizcay@ecodes.org

Etiquetas:

Comparte este artículo en redes:
Facebook icon
Twitter icon
LinkedIn icon