La decisión más importante para comprarse un vehículo eléctrico en España reside en el precio y su comparación con los de combustión.

Cabecera

   

19 de octubre, 2021-. Una encuesta realizada a 14.052 ciudadanos europeos, entre los que se encuentran 2.015 españoles, por la consultora Element Energy, ha recogido sus opiniones sobre la voluntad de elección del vehículo eléctrico y algunos de sus principales elementos, detectando igualmente las barreras de la movilidad eléctrica en el necesario camino para su despliegue en los hogares, ciudades y pueblos españoles. Las organizaciones Transport & Environment, ECODES y Fundación Renovables han realizado la adaptación a España del estudio.

El análisis de los datos para nuestro país ha hallado que el principal desincentivo que lastra el despliegue del vehículo eléctrico es el factor precio, en relación a la paridad de costes que no se da actualmente entre los vehículos nuevos eléctricos respecto a los vehículos de combustión. No es el único, pero sí que, según los escenarios elaborados, acelerar el abaratamiento permitiría alcanzar un 100% de elección de compra antes de 2050, electrificando el mercado de turismos y descarbonizando el sector del transporte.

   

Imagen 1

   

Según el estudio, el escenario elaborado donde se ha planteado alcanzar la paridad de costes en 2028 es el que mejores resultados arroja, permitiendo invertir la dañina tendencia actual donde predominan las ventas de vehículos híbridos e híbridos enchufables. Estos vehículos son el gran lastre para un amplio despliegue del vehículo eléctrico puro, siendo necesario controlar sus ventas y barajar su prohibición, como ha acordado la Unión Europea para poner fin a sus ventas a partir de 2035, por lo que los gobiernos deberán preparar el terreno para su eliminación gradual. De hecho, incluso el escenario de un rápido despliegue masivo de puntos de recarga y la mejora de la autonomía de las baterías no influye para estas elecciones, lo que permite vislumbrar que el uso del equipo eléctrico y la batería en los híbridos enchufables es ínfimo. Bajo otros diferentes escenarios, un acelerado desarrollo tanto de vehículos de pila de hidrógeno como de combustibles sintéticos, no tendría repercusión en el despliegue efectivo del eléctrico puro.

Así, los consumidores tienen una preferencia clara por los vehículos cero emisiones sobre los de combustión interna gracias a las herramientas políticas, las ayudas actuales y la concienciación que ha provocado forzosamente la guerra de Ucrania y la urgencia de disminuir nuestra dependencia energética y electrificar el transporte. El predominio de la movilidad eléctrica en el futuro es un objetivo respaldado por los ciudadanos, que según la encuesta reaccionan de manera claramente positiva a la idea de adquirir un vehículo eléctrico en escenarios en los que se resuelven las barreras presentes en la actualidad.

Finalmente, el estudio incluye una serie de recomendaciones con el fin de superar cuanto antes las barreras que retrasan la elección de compra. Como destaca Ismael Morales, responsable de comunicación y política climática de Fundación Renovables, aquellos particulares se les sugiere un aporte de proactividad en la búsqueda de información contrastable para poder acertar con las decisiones ante el múltiple abanico actual y futuro en el portfolio de vehículos, acudiendo a los canales de comunicación adecuados y evitar basarse en opiniones y percepciones generales. Muchas de estas están generadas por los intereses de mantener el negocio de los combustibles fósiles, unos combustibles que, de ahora en adelante, no van a volver a los niveles de precio a los que hemos estado acostumbrados décadas atrás. La electricidad es y será más barata, y sin emisiones”.

También las empresas, por otro lado, deben facilitar la implantación de puntos de recarga en sus instalaciones, electrificando sus flotas empresariales. Además, deberían comenzar a elaborar y diseñar planes de movilidad sostenible al trabajo con la electromovilidad como pilar base, siendo también fundamental la información correcta por parte de los concesionarios sobre las ventajas y las características técnicas y ambientales de los vehículos eléctricos. En este sentido, Carlos Rico, policy officer de Transport & Environment, señala que “los trabajadores están exigiendo a sus empresas que les den la opción de poder moverse de manera más sostenible. Las empresas tienen el deber de facilitar esta elección a sus empleados, instalando puntos de recarga en sus instalaciones y electrificando su flota. Gracias a ello muchos de estos vehículos de empresa eléctricos pasarían tras pocos años al mercado de segunda mano, contribuyendo de manera clara al abaratamiento de la electromovilidad”.

A su vez, el apoyo de las diferentes Administraciones Públicas es indispensable para vertebrar todas las recomendaciones y avanzar hacia la electrificación. Desde la implementación de una reforma fiscal verde que ponga en valor el principio de “quien contamina paga”, hasta incrementos de ambición en planes y normativas nacionales y europeas. “Favorecer la producción de vehículos eléctricos, desincentivar la compra y limitar la publicidad de vehículos contaminantes, poner solución a las trabas burocráticas, desplegar la infraestructura de puntos de recarga adecuadamente, lanzar campañas de información y concienciación entre la ciudadanía, y dotar de ayudas a particulares y empresas que elijan vehículos 100% eléctricos, son cuestiones que deben tener respuesta desde la esfera gubernamental. No puede usarse más dinero público para combustibles fósiles. En un momento en el que la seguridad e independencia energética están en juego, España debe aprovechar sus recursos limpios para descarbonizar el transporte coherentemente. El momento es ahora”, señala Cristian Quílez, responsable de políticas públicas y gobernanza climática de ECODES.

   

Informe completo

   

Resumen ejecutivo

   

Más información:

Helena Vizcay

Directora de Comunicación de ECODES

helena.vizcay@ecodes.org |  T.: (+34) 699 432 503

Comparte este artículo en redes:
Facebook icon
Twitter icon
LinkedIn icon