La campaña Clean Cities, en la que ECODES participa, lanza hoy una radiografía que aúna congestión del tráfico, contaminación del aire y los avances en estas zonas por el continente europeo

Las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) que regulan el acceso a las zonas urbanas en función de las emisiones de los vehículos motorizados son una de las principales medidas para mejorar la calidad del aire en las ciudades europeas. Han demostrado su eficacia para frenar la contaminación atmosférica y, en los regímenes más estrictos, como efecto secundario, también pueden reducir el tráfico rodado en general e impulsar la economía local. Aunque los primeros de estos sistemas se introdujeron hace dos décadas, las zonas de bajas emisiones tuvieron una gran aceptación tras la adopción de la Directiva de la UE sobre la calidad del aire en 2008, el escándalo del Dieselgate en 2015 y las consiguientes demandas judiciales presentadas por la sociedad civil. Un nuevo análisis de la base de datos más completa de zonas de bajas emisiones en la UE-27, el Reino Unido y Noruega muestra que existe un impulso sostenido y una nueva ola de implementación de esta medida en marcha:

  • Entre 2019 y 2022, el número total de ZBE activas ha aumentado un 40%, de 228 a 320
  • En 2025 habrá 507 ZBE en funcionamiento en Europa, lo que supondrá un aumento del 58% en comparación con junio de 2022, debido a las nuevas leyes nacionales que entran en vigor en Francia, España y Polonia, que obligan o apoyan la adopción de este sistema. 
  • Para 2025 al menos 27 ZBE existentes se habrán ampliado o reforzado (es decir, con restricciones más estrictas a los vehiculos contaminantes), incluso en las principales capitales europeas Londres, París, Bruselas y Berlín. 
  • Las Zonas de Cero Emisiones (ZCE), que no permitirán el uso de vehículos con motores de combutión interna, estan cogiendo tambien impulso. Ya existen dos en Oxford y en zonas concretas del centro de Londres. Actualmente hay planes para la implantación de un total de 35 de aqui a 2030, incluidas 26 destinadas exclusivamente a los vehiculos de reparto en los Países Bajos. 
  • Entre las 100 ciudades seleccionads para la "Misión de la Unión Europea para Ciudades Inteligentes y Climáticamente Neutras", solo 45 tienen a dia de hoy zonas de bajas emisiones, y sólo 10 tienen planes para la introducción de zonas de cero emisiones. 

ES LEZs ZEZs in 105 Climate Neutral Cities for PR work advocacy

Según la Campaña Clean Cities, las implicaciones de estos resultados son claras: las ciudades deberían empezar a introducir inmediatamente zonas de bajas emisiones si no existen actualmente medidas de este tipo, y todas las ZBE deberían tener una hoja de ruta clara para convertirse en zonas de emisiones cero en 2030, a más tardar, con el fin de abordar de forma eficaz e inmediata el doble reto de la contaminación atmosférica y el cambio climático.

Los gobiernos deben proporcionar un marco jurídico claro y recursos suficientes. Además, la UE debería apoyar las ciudades con una financiación específica condicionada a la adopción de "Planes de Movilidad Urbana Sostenible" (PMUS) que incluyan políticas eficaces y ambiciosas de calidad del aire. Sólo así las ciudades podrán tomar medidas para reducir drásticamente y, en última instancia, eliminar, la contaminación causada por la circulación de vehiculos. 

   

Estudio [EN]

Nota de prensa

Siete pasos

   

Más información:

Cristian Quílez
Responsable de proyectos | Políticas Públicas y Gobernanza Climática
cristian.quilez@ecodes.org

Comparte este artículo en redes:
Facebook icon
Twitter icon
LinkedIn icon