Dos poetas, una de Groenlandia y otra de las Islas Marshall, crean una composición conjunta para mostrar los efectos del cambio climático

El sector marítimo tiene un papel tan importante en la economía como en las emisiones que genera y es uno de los sectores más contaminantes. A pesar de ello, no ha sido incluido en los pactos climáticos de Kioto y París, siendo únicamente regido por la Organización Marítima Internacional (OMI), un organismo de las Naciones Unidas. Como consecuencia, la regulación de sus emisiones, que causan más de 50.000 muertes al año en Europa, depende de una sola entidad.

A este escenario se suman las conclusiones del último informe del IPCC, que afirma que muchos efectos del calentamiento global, especialmente en océanos y zonas polares, "son irreversibles para los próximos siglos o milenios", afectando de forma dramática a la vida de comunidades de regiones tan dispares como el Ártico o las islas del Pacífico.

Para denunciar estos efectos que el calentamiento global tiene en sus comunidades, dos poetas -una de las Islas Marshall (un pequeño estado insular del Pacífico) y otra de Kalaallit Nunaat (Groenlandia), Kathy Jetñil-Kijiner y Aka Niviâna- han creado una composición conjunta para mostrar los vínculos entre sus patrias frente al cambio climático, conectando sus realidades de derretimiento de glaciares y aumento del nivel del mar

La ciencia que presenta el cambio climático como causa de la acción humana está clara desde hace décadas. Sin embargo, no ha sido suficiente para impulsar el cambio que necesitamos para salvar nuestro planeta. Esperamos que este poema pueda despertar la emoción y el impulso necesarios para que más personas se levanten y actúen. Para ello, te invitamos a que te tomes unos minutos para ver este breve vídeo, sumergirte en la belleza de nuestro hogar compartido y dejar que la poesía te cure.

Comparte este artículo en redes:
Facebook icon
Twitter icon
LinkedIn icon