El reto de ser un agente de cambio en el ámbito político y legislativo para alcanzar un marco regulatorio favorable a un transporte marítimo limpio

Nos hemos marcado el reto de ser un agente de cambio en el ámbito político y legislativo para alcanzar un marco regulatorio favorable a un transporte marítimo limpio.

Como miembros de la Climate Emergency Shipping Coalition (CESC), trabajamos para que la International Maritime Organization integre en su estrategia líneas de acción encaminadas a la consecución de un sector libre de emisiones y otros contaminantes. Para ello, ponemos el foco en tres palancas:

  • El desarrollo de una normativa que regule la navegación lenta obligatoria. Está demostrado que la reducción de la velocidad en un nudo conlleva el ahorro de XX emisiones de CO2.

  • La prohibición de fuelóleo pesado (HFO) en el Ártico, debido a que si se derrama en las frías aguas polares, se descompone lentamente, resultando casi imposible de limpiar. Como miembros de la Clean Artic Alliance (Alianza para un Ártico Limpio), instamos a la OIT a elevar la ambición del reglamento recientemente aprobado con el objetivo de prohibir de forma inmediata y urgente el empleo de este tipo de combustible.

  • La inclusión del transporte marítimo en el Green New Deal de la Unión Europea.