Presentamos 12 alegaciones al Proyecto de Real Decreto por el que se regulan las Zonas de Bajas Emisiones.

16 de mayo de 2022

Las Zonas de Bajas Emisiones son áreas delimitadas que aplican criterios de restricción al acceso, circulación y apartamiento de vehículos para reducir las emisiones provocadas por los desplazamientos y mejorar la calidad del aire. No hay un único modelo de regulación para estas zonas, sino que, por el contrario, existen múltiples aproximaciones y enfoques que tienen que ver con algunos criterios mínimos. Se encuentran en un continuo proceso de evolución que va desde las exigencias de las restricciones y del tamaño de las áreas delimitadas hasta el alcance de sus objetivos y la intervención.

La introducción de esta herramienta a la movilidad en España se da con el objetivo de promover la mejora de la calidad del aire y proteger la salud de la ciudadanía al reducir las emisiones de contaminantes atmosféricos, así como el ruido generado por los vehículos; contribuir al proceso de adaptación, mitigación y lucha contra el cambio climático; fomentar el cambio modal hacia modos de transporte más sostenibles desde lo político, lo económico y lo social; e impulsar la eficiencia energética en el uso de los medios de transporte.

149 ayuntamientos tienen en sus manos desarrollar una planificación que promueva una intervención transversal ambiciosa, con objetivos a corto, medio y largo plazo. Sin embargo, los conflictos de intereses y la ideología pueden dar al traste con una medida con un potencial de transformación de la movilidad grande. Y es que estas áreas deberían de ir encaminadas a convertirse en zonas de cero emisiones, a alcanzar a todo el municipio y, una vez logrado su objetivo, dejar de ser necesarias. Pero para eso, queda mucho. Al menos en España. 

Ante su próxima puesta en marcha, sería poco coherente no unificar criterios y requisitos, al menos unos básicos, respetando las competencias locales, que permitan una estandarización de estas zonas. El contenido mínimo de los proyectos de estas zonas debería de incluir una intervención transversal y ambiciosa homogénea que tuviera en cuenta peatonalizaciones, infraestructura ciclista, reverdecimiento de la escena urbana, espacios destinados a la movilidad compartida, espacios distribuidos para una logística de última milla electrificada, zonas de estacionamiento temporal para vehículos compartidos de cero emisiones, distribución de puntos de recarga públicos y renovación de las flotas de transporte público.

Para ello, ECODES ha presentado las siguientes alegaciones como respuesta a al trámite de audiencia abierto por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico el pasado 21 de abril de 2022.

   

Propuesta

   

Más información:

Cristian Quílez
Responsable de proyectos | Project Manager
Área de Políticas Públicas y Gobernanza Climática
cristian.quilez@ecodes.org

Comparte este artículo en redes:
Facebook icon
Twitter icon
LinkedIn icon