Nos unimos a la campaña europea #STOPfossilfuelsubsidies junto con más de 40 entidades internacionales

Un grupo de más de 40 ONG y organizaciones empresariales nos hemos unido para pedir a los responsables de la Unión Europrea que eliminen las subvenciones públicas al consumo de combustibles fósiles. Para ello, hemos lanzado el siguiente manifiesto:

Acabar con las subvenciones de la UE a los combustibles fósiles

La UE y sus Estados miembros deben cumplir su compromiso de impedir que el dinero público apoye actividades económicas derrochadoras que degradan nuestro medio ambiente. Instamos a los dirigentes de la UE a que dejen de subvencionar los combustibles fósiles.

A pesar de la adopción de la Agenda de Desarrollo Sostenible y del Acuerdo de París, los gobiernos de la UE siguen proporcionando miles de millones de subvenciones a los combustibles fósiles que degradan nuestro medio ambiente y contribuyen a la crisis climática. El hecho de que no exista una definición única y comúnmente aceptada de las subvenciones a los combustibles fósiles crea además una falta de responsabilidad y transparencia en la presentación de informes.

Se permiten impuestos más bajos o exenciones fiscales completas para el combustible comercial en los sectores de la aviación, el transporte, la pesca, la generación de energía y el sector marítimo, y para la producción y extracción de carbón, gas y petróleo.

Otras actitudes complacientes a la hora de establecer límites de contaminación para las actividades industriales perjudiciales, proporcionar ayudas estatales o conceder exenciones de tasas e impuestos (a través de los fondos de la UE o de los derechos de emisión gratuitos del Sistema de Comercio de Derechos de Emisión) son subvenciones ocultas encubiertas que permiten que las actividades perjudiciales funcionen a menor coste.

Estas subvenciones indirectas impiden la transición ecológica de estas industrias y, en algunos casos, contribuyen al agotamiento de los recursos medioambientales de los que dependen esas actividades. Esta amplia gama de subvenciones a los combustibles fósiles  es incompatible con los compromisos internacionales de la UE y con los objetivos climáticos y medioambientales internos de la UE establecidos en el Pacto Verde Europeo[1], así como con la diplomacia de la UE para promover una eliminación global de los combustibles fósiles.

Con la adopción del Pacto Verde Europeo, la UE acordó la transición hacia una Europa sostenible que alcanzará la neutralidad climática en 2050. La eliminación de las subvenciones directas e indirectas a los combustibles fósiles es clave para alcanzar estos objetivos.

Sin embargo, los Planes Nacionales de Energía y Clima muestran que los Estados miembros no están en camino de lograrlo en la próxima década. Los instrumentos fiscales son herramientas políticas esenciales para acelerar la transición hacia una economía libre de carbono, circular y sostenible. Por lo tanto, los principios de "quien contamina paga" y "no causar daños significativos" deberían ser una medida por defecto para todas las actividades económicas (desde la energía o el transporte hasta la pesca), con el objetivo de asignar un precio proporcional a las externalidades negativas para el medio ambiente derivadas de la producción y el uso de la energía, y trasladar la carga fiscal de los hogares a los contaminadores.

La eliminación de las subvenciones perjudiciales para el medio ambiente, incluidas las exenciones a los combustibles fósiles, es, por tanto, una acción necesaria para internalizar los verdaderos costes de determinadas actividades, incentivar la descarbonización, alcanzar la ambición de cero contaminación y promover una transición justa hacia una economía sostenible y verde.

20 razones por las que la Unión Europea debe eliminar los subsidios a los combustibles fósiles

Los firmantes que figuran a continuación piden a los responsables de la UE que graven todos los productos y actividades energéticas en función de su contenido energético y de carbono y que internalicen los costes de la contaminación y los impactos en el medio ambiente.

La UE debe mejorar su mecanismo de contabilidad global, tal y como se establece en el reglamento de gobernanza, e introducir una única definición global para las subvenciones a los combustibles fósiles aplicable a todos los Estados miembros.

Los Estados miembros deben informar de forma transparente sobre sus subvenciones a los combustibles fósiles y comprometerse con un calendario audaz y alcanzable para eliminarlas gradualmente y reorientar las subvenciones hacia sectores que puedan garantizar la sostenibilidad medioambiental y social a largo plazo, la resiliencia tanto en la UE como en terceros países, en consonancia con el compromiso de la UE con los objetivos del Acuerdo de París. Todo lo que no sea esto supondría perder esta oportunidad, única en una generación, de replantear el curso del cambio climático hacia la neutralidad climática, mejorar la salud de nuestro medio ambiente, desde la calidad de nuestro aire hasta nuestros ecosistemas oceánicos, y ayudar a garantizar que el medio ambiente siga proporcionando ahora y en el futuro.

Ahora es el momento de actuar.

Logos

 [1] Conviene recordar que el artículo 10 del Reglamento 691/2011 sobre las cuentas económicas europeas del medio ambiente sí exige a los Estados miembros la concesión de subvenciones (transferencias relacionadas con el medio ambiente) y debe aplicarse en consecuencia.

Más información:

Encuentre el Manifiesto #STOPFossilfuelsubsidies completo aquí

Más información en: https://stopfossilfuelsubsidies.eu/

En esta iniciativa participan:

Comparte este artículo en redes:
Facebook icon
Twitter icon
LinkedIn icon