Es tiempo para que la UE impulse un incremento en el suministro antes de que crezca la demanda

RESUMEN EJECUTIVO

Las furgonetas se han mantenido en el carril lento hacia la electrificación. Son el modo de transporte terrestre con el aumento más rápido de emisiones. +63% comparado con 1990, y son responsables del 11% de la demanda de petróleo del transporte terrestre. Mientras los estándares de CO2 de los vehículos ligeros en 2020/21 han propulsado las ventas de vehículos de batería eléctrica del 2% en 2019 al 9% en 2011, el mercado de furgonetas eléctricas va a la zaga con el 3% en 2021 debido a estándares más débiles. La revisión en curso de los estándares de CO2 como parte del conjunto de medidas climáticas de la UE representa una oportunidad clave para acelerar la transición y alinear las furgonetas con la ambición del EU Green Deal.

Además, a la luz de la presente guerra en Ucrania y dado que las furgonetas europeas consumen 210 millones de barriles de crudo cada año, reducir la dependencia del petróleo y acelerar la transición a furgonetas eléctricas es más urgente que nunca. Mientras los estándares de CO2 están siendo discutidos por los legisladores en el Parlamento Europeo y en los Estados miembros, este estudio ha analizado el mercado actual de furgonetas y su economía, mostrando que tanto el mercado como los usuarios están preparados para esta transformación.

Las furgonetas eléctricas ya son la opción más barata para todo

La gran mayoría de nuevas furgonetas son registradas por usuarios comerciales, los cuales hacen las decisiones de compra de vehículos basadas en el coste total de propiedad (TCO por sus siglas en inglés), el cual incluye la compra, funcionamiento y costes de mantenimiento. Resulta que cuando las furgonetas eléctricas se vuelven más baratas que las diésel, en base al TCO, los compradores cambiarán a estas mismas, siempre que no se enfrenten a limitaciones operacionales.

A la hora de evaluar la paridad en términos de TCO, se ha clasificado el TCO de las furgonetas diésel y eléctricas para seis grupos de usuarios finales (negocio-consumidor y transportadores negocio-negocio, usuarios vocacionales, servicios de alquiler a corto plazo, arrendatarios o lesees y usuarios privados) en seis países (Francia, Alemania, Italia, Polonia, España, Reino Unido), representando el 76% del mercado de furgonetas de la UE y Reino Unido. Los inputs para el uso de las furgonetas por grupo de usuario son derivados desde una encuesta separada por Dataforce.

Este análisis encuentra que las furgonetas eléctricas ya son la opción más barata para todos los grupos de usuarios tratados en los seis países cuando se incluyen las ayudas a su compra. La media de las furgonetas eléctricas de la UE es 25% más barata que la media de furgonetas diésel (0,15€/km para las eléctricas frente a 0,20€/km para las diésel) Incluso si la ayuda a su compra está excluida, las furgonetas eléctricas ya son más baratas en base a TCO en cinco de los seis países tratados  (en seis de seis para todos los grupos de usuarios para 2024).

30Mar.22 Vans GraficaES1

Los usuarios de furgonetas quieren apostar por la electrificación

En diciembre de 2021, T&E encargó a Dataforce que dirigiera una encuesta sobre flotas de furgonetas en los seis países considerados, con el fin de entender sus actitudes hacia las furgonetas eléctricas. De los 745 encuestados, el 84% dijeron que habían considerado apostar por la electrificación: Al menos un tercio tiene una furgoneta eléctrica en su flota (36%), otro tercio planea su compra (32%) y un 16% considera su compra en los próximos cinco años. La encuesta muestra que la adopción de furgonetas eléctricas es más fuerte en Italia, con el 91% y más baja en Alemania, con un 62%

Asimismo, los encuestados fueron preguntados por su comportamiento a la hora de la adquisición, con el fin de indentificar los principales alicientes y barreras para la adopción de furgonetas eléctricas. Los descubrimientos muestran que los principales compradores de furgonetas eléctricas lo hacen debido a razones medioambientales y económicas, mientras que los encuestados que no han adquirido furgonetas eléctricas se justifican con limitaciones operacionales, como la autonomía.

30Mar.22 Vans GraficaES2

Una oferta incrementada en furgonetas eléctricas

En 2022, los compradores de furgonetas eléctricas pueden elegir entre 44 modelos (19 ligeros y 25 pesados), más del doble de los 18 totales en 2019. Ocho nuevos modelos han anunciado su entrada en el mercado en 2025- En 2021, la media de furgonetas eléctricas ligeras podía conducir 192km  en una sola carga en condiciones de conducción reales (255km para modelos de mayor autonomía), mientras que la media de las pesadas tenían 133km de autonomía (hasta 154 para modelos de mayor autonomía). Los nuevos modelos introducidos en 2022 anuncian mayor autonomía oficial (293km para ligeras y 263 para pesadas), mostrando que las limitaciones de autonomía están siendo dirigidas. Respecto al precio medio de compra, hoy en día, una furgoneta eléctrica en el mercado cuesta   34.400€, mientras que una pesada cuesta 52.900€. Aunque estos modelos cuestan un 40%-55% más que sus equivalentes diésel, el coste inicial se ve más que compensado con los menores costes operacionales.

El mercado de furgonetas en la UE está preparado para su electrificación, ¿pero a qué velocidad?

La gran mayoría de usuarios de furgonetas desean hacer el cambio a furgonetas más verdes y baratas, mostrando que las eléctricas ya son una propuesta creíble y fuerte. Basado únicamente en criterios económicos, the cost-optimal trajectory llevaría a la venta del 100% de furgonetas eléctricas en 2025 would lead to 100% electric van sales already in 2025- cuando las furgonetas eléctricas son más baratas en todos los ámbitos, incluso cuando se poseen por menos de cuatro años. Sin embargo, debido a los retos operacionales e industriales, así como por la falta de voluntad política, una trayectoria más realista de adopción de furgonetas eléctricas estaría en línea con el modelo adoptado por BNEF: Un 17% de furgonetas eléctricas en 2025, un 36% en 2026 y 73% en 2030.

La Unión Europea perdería beneficios si hay una adopción de furgonetas eléctricas menor a la óptima

30Mar.22 Vans GraficaES3

Se calcula que objetivos mayores ahorrarían 1.4 millones de toneladas de CO2 en 2025 y 5.6 millones de toneladas en 2027. Este ahorro podría incrementarse hasta 12.8 millones de toneladas en 2030-equivalente a las emisiones de todas las furgonetas alemanas y eslovacas en 2019. También introduciría 4.5 millones de furgonetas eléctricas a las carreteras en 2030, en contraposición a las 2 millones propuestas por la Comisión Europea. Además, reduciría la demanda de petróleo de las furgonetas un 7% en 2027 y un 17% en 2030. También mejoraría la calidad del aire y reduciría los problemas de salud asociados con la contaminación del aire, especialmente en ciudades donde las furgonetas son, a menudo uno de los mayores contribuyentes. Por otra parte, la acopción de la propuesta de la Comisión en vez de los objetivos de T&E, negarían 13.1 mil millones de euros a los usuarios de furgonetas de 2025 a 2030. Como consecuencia, los usuarios de furgonetas y la UE en su conjunto, se perderían numerosos beneficios medioambientales, económicos y de salud, dejando el potencial de las furgonetas eléctricas insatisfecho y permitiendo a los fabricantes vender anticuada tecnología diésel.

30Mar.22 Vans GraficaES4

Se necesitan objetivos de CO2 más fuertes para incrementar el suministro de furgonetas eléctricas

A pesar de que las furgonetas eléctricas sean la mejor decisión desde una perspectiva TCO, sólo el 3% de las furgonetas registradas en la Unión en 2021 fueron de batería eléctrica.  Esto es principal porque los objetivos de CO2 actuales son demasiado débiles para conllevar un suministro suficiente de furgonetas eléctricas. Para coches, los fabricantes demoraron el suministro de vehículos eléctricos hasta que fuesen requeridos por los estándares de CO2 para clean up sus ventas. Entre tanto, los productores de coches promocionaron las ventas de los económicamente beneficiosos y contaminantes SUVs. De forma similar, sin objetivos más fuertes en la década de 2020, es probable que los fabricantes de furgonetas demoren la transición eléctrica hasta después de 2030, cuando los estándares de CO2 sean lo suficientemente severos para requerirles la venta de furgonetas de cero emisiones. Bajo los objetivos de emisiones de CO2 propuestos por la Comisión Europea los de esta década no se verán modificados (-15% de 2025 a 2029), significando que las furgonetas de cero emisiones podrían permanecer debajo del 10% de las nuevas ventas hasta 2029. Esto sería a pesar de que los compradores de furgonetas estarían mejor económicamente si adquirieran furgonetas eléctricas.

Recomendaciones para la revisión de los estándares de CO2

Dada la necesidad de reducir las emisiones climáticas, la utilización del petróleo y el impacto sobre la salud -y permitir a los usuarios de furgonetas recoger mejores beneficios económicos- urgimos a los co-legisladores del Parlamento Europeo y los Estados Miembros de cumplir con estándares más fuertes de CO2 para acelerar la recepción de furgonetas eléctricas en 2020 y a principios de 2030. Las reformas legislativas que se necesitan para la recepción de más furgonetas eléctricas son claras:

  • Aumentar la ambición de los objetivos de reducción de 2025 del 15% al 25%
  • Fijar un objetivo intermedio de -45% en 2027
  • Incrementar el objetivo de 2030 del -50% al -80%
  • Garantizar el objetivo del 100% de reducción de emisiones para 2035

Estas cuestiones son apoyadas por bastantes grupos de interés en una carta publicada en marzo de 2022. Ciudades, transportistas, empresas, organizaciones medioambientales y sanitarias y sociedad civil interpelan a los eurodiputados y los Estados Miembros para que incrementen la ambición de los objetivos de CO2 en la década de 2020 y fijar por ley el 100% de ventas de furgonetas cero emisiones en 2035. Las furgonetas son a menudo el área descuidada de la política de transporte por carretera de la UE, a pesar de su desproporcionado impacto, especialmente en áreas urbanas. La UE puede dirigir el actual agujero legislativo en materia de furgonetas y entregar los beneficios de su electrificación convirtiendo a las furgonetas en una prioridad en su revisión actual de estándares de emisiones de CO2 de coches y furgonetas.

Nota de prensa

Datos España

Informe [EN]

Más información:

Cristian Quílez
Responsable de Proyectos | Project Manager
Área de Politicas Públicas y Gobernanza Climática
cristian.quilez@ecodes.org

Comparte este artículo en redes:
Facebook icon
Twitter icon
LinkedIn icon