Coincidiendo con el Día Mundial de la Salud

Las evidencias científicas son claras: el cambio climático es generalizado, rápido y se está intensificando. Actuar ante esta realidad pasa por una única opción: la implicación de todos los sectores sociales y económicos en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Una meta en la que el sector salud juega un papel fundamental: su huella de carbono equivale al 4,4% de las emisiones globales netas.

El pasado mes de noviembre España se incluyó en el Programa de Salud COP26 comprometiéndose a desarrollar un sistema de salud resiliente frente al cambio climático que, además, contribuya a alcanzar el objetivo cero neto antes de 2050. Por su parte, el Ministerio de Sanidad, en coordinación con el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, ha puesto en marcha el PESMA- Plan Estratégico Salud y Medio Ambiente 2022-2026 para afrontar, desde el punto de vista de la salud humana, los grandes desafíos ambientales de nuestro tiempo.

Así pues, el compromiso institucional parece ser claro. Pero, ¿cómo se materializa? ¿Qué acciones climáticas están desarrollando los principales actores sanitarios del país? ¿Qué herramientas están a su alcance? El pasado 7 de abirl, en el marco del Día Mundial de la Salud, reflexionaremos sobre ello en una sesión impulsada por Sanidad #PorElClima que puedes recordar a continuación:

  

Comparte este artículo en redes:
Facebook icon
Twitter icon
LinkedIn icon