La Universidad de Zaragoza con la agenda 2030: “de las intenciones a los hechos”

El 13 de julio de 2018 ECODES presentó el informe La Universidad de Zaragoza con la agenda 2030: “de las intenciones a los hechos” en el que se hacía un primer diagnóstico sobre el Plan de Acción de Sostenibilidad 2011-2030, de la Universidad de Zaragoza desde la perspectiva del cumplimiento de la Agenda 2030.

ECODES ha desarrollado una hoja de trabajo para el campus universitario que le permita alcanzar los ODS. El vicerrector de Vicerrector de Prospectiva, Sostenibilidad e Infraestructura, Francisco Serón, ha resaltado durante la rueda de prensa la importancia de realizar análisis críticos y orientativos y someterse a examen por expertos huyendo de la autocomplacencia.

La integración de la agenda 2030 permite una redefinición del papel de la universidad en el siglo XXI convirtiéndose en una gente de cambio que resuelva los desafíos globales, dando respuesta a las necesidades de la sociedad alineándolas con una misión social. Durante la comparecencia, Serón ha explicado a los medios que alcanzar los objetivos, que tan bien recibidos son por la ciudadanía, no es posible sin la implicación de la sociedad y, en particular, de la comunidad universitaria que debe exigir el cumplimiento y colaborar en su puesta en marcha.

Unizar 2018 2

Cristina Monge, de ECODES, ha resaltado la importancia del momento en el que los 200 estados que ha suscrito el desafío de la ONU y ha detallado las cuatro áreas en las que la Universidad de Zaragoza puede implicarse para alcanzar el Desarrollo Sostenible. En la hoja de ruta que han entregado al campus diferencian en cuatro áreas de contribución. En primer lugar, la investigación que se desarrolla desde el campus, en la que, según ha explicado Monge, habría que comenzar por identificar todo el trabajo que ya se está desarrollando y que está contribuyendo al fin deseado. Pero, desde ECODES, también proponen un paso más y enfocarla desde los ODS por las grandes posibilidades que el desarrollo de nuevas soluciones y la innovación puede aportar.

En el informe realizado se ha podido observar un grado de cumplimiento alto en materia de sostenibilidad ambiental y el la creación de un plan estratégico acorde a la agenda 2030, gracias al trabajo realizado por la universidad de Zaragoza en los últimos años, y a la reciente presentación del plan de acción 2018-2030, presentado hace un mes por el vicerrector de prospectiva sostenibilidad e infraestructuras que anunció que se iban a destinar 800.000€ anuales acciones relacionadas con la sostenibilidad, la movilidad sostenible, la reducción del consumo energético de los edificio, la mejora de la eficiencia energética de las instalaciones, etc…

El ámbito más identificable desde la sociedad en el que el campus puede contribuir, la educación, también precisa del empuje de toda la sociedad. Si bien ya se proponen soluciones formativas para los estudiantes y el vicerrector ha detallado algunas fórmulas, para integrar la educación en sostenibilidad en todos los estudios de forma obligatoria, como propone la ONU, obligaría a un cambio mucho más profundo en los planes de estudio. Francisco Serón iniciará contactos con los responsables educativos en los próximos meses para trasladarles la importancia de estas iniciativas.

Pero la Universidad de Zaragoza también puede contribuir al cambio a través de su propia gestión y gobernanza y desde el ámbito del liderazgo social, erigiéndose como catalizador del diálogo intersectorial y contribuyendo al desarrollo de políticas de desarrollo sostenible.

Unizar 2018

En el acto se ha anunciado la suscripción de la “Declaración de Salamanca” por parte de la Universidad de Zaragoza. Un compromiso que busca la rúbrica de entidades, organismos públicos y personas que

ESte trabajo se lleva a cabo gracias a la colaboración de la Cátedra Brial de energías renovables. Desde 2009 el grupo de empresas familiar aragonés BRIAL mantiene una colaboración con la Universidad de Zaragoza a través de la cátedra que lleva su nombre. Brial, con origen en 1928 en Zaragoza, desarrolla su actividad en los sectores de energías renovables, construcción, promoción inmobiliaria, y establecimientos hoteleros. La Universidad de Zaragoza cuenta actualmente con 64 cátedras, consolidándola como la segunda universidad pública española en este modelo de sinergia con el mundo profesional.

Más información:

Oficina Verde de la Universidad de Zaragoza

más info

Comparte este artículo en redes:
Facebook icon
Twitter icon
LinkedIn icon