Javier Blanco analiza en un ensayo la relación del turismo con conceptos como la emergencia climática, la justicia social o el desarrollo sostenible

Hace unas semanas he publicado el ensayo "Antes de pulsar el botón de reinicio. Retos de la reconstrucción del turismo global tras la covid-19" (editorial Conciencia). En mi tarea he tenido la enorme satisfacción de contar con el acompañamiento de la fundación Ecología y Desarrollo (ECODES), cuyo trabajo es sencillamente admirable.

En mi libro analizo la relación del turismo con conceptos como la emergencia climática, la justicia social o el desarrollo sostenible, planteando cómo podemos mitigar los impactos ambientales del turismo, qué tipos de turismo ofrecen los mayores beneficios posibles al menor costo o cómo gobernar con justicia y equidad la prosperidad del turismo.

Después de nueve años ininterrumpidos de crecimiento en esta actividad, estamos en un momento crucial para el turismo global, puesto que el parón sin precedentes derivado de la covid-19 es particularmente grave en España por su alto peso en la economia, circunstancia arecentada por las también muy acusadas tasas de turismo internacional. Esta situación está afectando muy duramente al empleo, a la demanda y a la supervivencia de las empresas, es decir, al conjunto del sistema turístico español. Creo que podemos afrimar que estamos ante el mayor desafío para el turismo español a lo largo de su historia.

Si es indudable que se va a perder mucho valor económico, creo que no podremos seguir perdiendo valor público. Parece evidente que a corto plazo se necesitan medidas e instrumentos que detengan las numerosas y profundas hemorragias que son tan visibles en el sector turístico, pero necesitamos repensar de forma abierta y cooperativa el turismo como una actividad de bajos impactos, y trabajar por un Plan de Recuperación del Turismo que ofrezca una nueva hoja de ruta para esta industria tan puntera en España. Resulta esencial restaurar y reconstruir sólidamente los cimientos del edificio que sostienen la industria de los viajes, para dotarle de mayor certidumbre y ofrecer un rumbo más seguro y estable en las próximas décadas. Este Plan de Recuperación debe construirse sobre los pilares de la transición ecológica, la transición digital y la inclusión social. De esta manera, se protegerán y reforzarán los turistas, los ciudadanos y las empresas. No podremos salir de esta crisis desperdiciando la oportunidad de restaurar y sanear nuestras heridas estructurales, ya que estos desequilibrios estaban poniendo en cuestión el propio modelo de crecimiento de la actividad.

Y damos especial énfasis a la transición ecológica como reto y compromiso ineludible del turismo español. El turismo contribuye de manera significativa al cambio climático. Los viajes nacionales e internacionales en el mundo son responsables de cerca del 10% de las emisiones de CO2 del planeta. En España conocemos que el turismo es una actividad particularmente sensible y vulnerable al clima y al cambio climático y a sus impactos sobre los sistemas socioeconómicos, entre estos a la degradación de recursos tan reconocibles para el turismo español como las playas, y el espacio geográfico turístico del litoral, que configura el principal producto turístico español del “sol y playa”. Las alteraciones que pueden producirse en los ecosistemas, ya en condiciones de alta fragilidad, dejarán de reportar los beneficios sociales, económicos y ambientales disfrutados hasta el momento.

Las medidas, actividades y líneas de trabajo para las evaluaciones de impactos, vulnerabilidad y adaptación relativas al sector turístico que se tendrían que haber llevado a cabo en el desarrollo del Plan Nacional de Adaptación a lo largo de estos últimos años, no han sido apenas desarrollados hasta la fecha, salvo la realización de puntuales estudios. Por eso, lograr una reducción rápida de nuestras emisiones y preservar nuestros espacios más frágiles, requerirá reforzar las políticas públicas, con una hoja de ruta que acentúe el foco del conjunto de actores público-privados del turismo español en la transición ecológica, y también en la digital y en la inclusión social para que el turismo español pueda reducir su vulnerabilidad y asegurar su futuro.

La tarea a abordar es tan urgente como compleja. Necesitamos una dirección estable y coherente para las inversiones en este sector, que se dirija hacia una recuperación verde, digital y social, sustentada en financiación a largo plazo para proyectos sólidos, que movilice y atraiga nuevas inversiones. Tenemos que recompensar adecuadamente a quienes estén dispuestos a recorrer este camino, porque no hay otro mejor en el escenario.

Javier Blanco

Más información:

Toda la información sobre el autor, Javier Blanco.

Intervención de Javier Blanco en la Cadena Ser.

Entrevista a Javier Blanco en Infolibre.

Comparte este artículo en redes:
Facebook icon
Twitter icon
LinkedIn icon