Laves a mano o utilices un lavavajillas, estos consejos te ayudarán a ahorrar agua, energía y dinero al realizar esta tarea cotidiana

La evolución tecnológica nos ha permitido pasar de dedicar una cantidad de tiempo considerable, además de esfuerzo, en el lavado de los platos después de cada comida a simplemente utilizar unos minutos para cargar un equipo que iba a realizar esa función. Sin embargo, no en todos los hogares se posee un lavavajillas, sino que siguen siendo nuestras manos quienes hacen frente a esta tarea diaria. En cualquier caso, no tener no significa no deber de saber y, por ello, a quienes no dispongan de este tipo de equipos les recomendamos que lean igualmente este articulo porque estamos seguros de que en un momento u otro les va a servir. Y, si no, siempre pueden transmitir estos conocimientos contribuyendo con ello a lograr la eficiencia en los hogares. 

Si tienes lavavajillas.

La mayor parte de la energía que consume un lavavajillas se invierte en calentar el agua de lavado (el 90%), mientras que sólo el 10% restante es la que hace funcionar el motor. 

A la hora de adquirir un lavavajillas nuevo debemos saber que los nuevos modelos que ofrecen los fabricantes han mejorado notablemente la eficacia del lavado y nos permiten ahorrar cantidades importantes de agua, de energía y también de detergente. Optar desde el principio por un lavavajillas de bajo consumo nos permitirá evitar gastos tanto energéticos como económicos innecesarios en el futuro. A continuación, te proporcionamos algunos consejos para su adquisición:

  • Clase energética: recordemos que la clase A+ es la peor del mercado, por lo que recomendamos elegir modelos de clase A+++. Un lavavajillas de clase A+++ consume un 20% menos que un A+.

  • Ahorrar agua permite ahorrar energía: Es conveniente comparar el consumo de agua (dato presente en la etiqueta energética) y escoger un lavavajillas que tenga varios programas de lavado en los que se incluya un ciclo frío y económico (de corta duración) y que permita seleccionar la temperatura del lavado. 

  • Elegir un lavavajillas con la capacidad adecuada a nuestras necesidades; un aparato muy eficiente, pero demasiado grande nos hará malgastar energía, ya que será más difícil utilizarlo a carga completa.

  • Infórmate de si existen líneas de recogida y reciclado para tu viejo lavavajillas cuando te decidas a comprar uno nuevo.

Consejos prácticos para su utilización

  • Procura hacer funcionar el lavavajillas sólo cuando esté completamente lleno. Un lavado a carga completa consume menos agua y energía que dos lavados a media carga.
  • Procura utilizar los programas de lavado económicos y de baja temperatura (ECO).
  • Salvo que la vajilla esté especialmente sucia, evita la función de prelavado, que multiplica el consumo de agua por dos.
  • Limpia con frecuencia el filtro del lavavajillas. Los residuos que se van acumulando obstaculizan la salida de agua y disminuye la eficiencia del lavado, además de forzar el funcionamiento del aparato.
  • No recurras al programa de secado con aire caliente, es un gasto innecesario de energía y de dinero. La propia circulación natural del aire al abrir la puerta tras finalizar el lavado seca la vajilla rápidamente y te permite ahorrar un 45% de energía.
  • Sigue las dosis de detergente aconsejadas por el fabricante. Reducir el consumo de detergente supone ahorrar dinero en su compra y, a su vez, disminuir la contaminación de nuestros ríos y mares.
  • Utiliza el lavavajillas en las horas en las que la energía cuesta menos, generalmente los fines de semana y en la noche. Consulta tu tarifa energética.

Si NO tienes lavavajillas.

  • Intenta reducir el uso de agua caliente. Con usar agua caliente para la vajilla o utensilios más sucios es suficiente, no es necesario para el resto.Para ello, bastará con darle un aclarado rápido a la vajilla justo después de su uso.

  • No abras el grifo, enjabona primero y luego aclara todo seguido. De esta forma evitamos mantener el grifo del agua abierto con el coste que ello conlleva.

Estos son solo algunos de los aspectos esenciales que debemos de conocer para ser más eficientes en nuestro hogar y, con ello, pagar menos en nuestra factura. Además, recuerda que tu grado de implicación contribuye a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y a lucha contra la Emergencia Climática. 

Más información:

Área de Energía y Personas

ODS área de energía y personas

Si tienes dudas o consultas envíanos un mail a ecodes@ecodes.org o llamanos al teléfono 976 29 82 82.

Comparte este artículo en redes:
Facebook icon
Twitter icon
LinkedIn icon