Analiza estas 5 ideas en tus compras para ver cómo comes
  1. Consume alimentos de proximidad y de temporada porque su contribución al cambio climático es mucho menor que la de los alimentos que vienen de lejos.
  1. Asegúrate de que los alimentos que compras han sido producidos por pequeños productores de tu zona, permitiendo una economía viable para todos.
  1. Come legumbre tres veces por semana. Son buenas para tu salud y contribuyen a mantener la biodiversidad y la fertilidad del suelo.
  1. Mantén una dieta basada en abundante consumo de frutas y verduras de temporada.
  1. Introduce en tu dieta alimentos ecológicos que han sido producidos sin tóxicos ni contaminantes físicos, químicos o biológicos.

Y recuerda, una dieta sostenible es aquella que contempla la salud de las personas, de los ecosistemas y mantiene las condiciones para el desarrollo de la producción de alimentos en el futuro.

Comparte este artículo en redes:
Facebook icon
Twitter icon
LinkedIn icon